Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

PCE-EPK


Informe al Comité Nacional del PCE-EPK


Comité Nacional del PCE-EPK / 07 feb 04

El cuarto Foro Social Mundial celebrado en la India, el pasado mes de enero ha vuelto a clamar contra la guerra y la ocupación en Irak. Miles de participantes procedentes de todos los rincones del planeta han debatido en multitud de charlas, foros y talleres las alternativas a los problemas más acuciantes de la humanidad: hambre, miseria, militarismo, crisis ecológica, discriminación y marginación.

El movimiento antiglobalización sigue afianzándose como un elemento decisivo contra la estrategia depredadora del capitalismo mundial, pone a la defensiva a las fuerzas neoliberales y gana nuevos adeptos y nuevas simpatías por la construcción de un mundo mejor.

Esta nueva edición del Foro Social Mundial se reafirma en la necesidad de seguir luchando contra las tremendas injusticias sociales y económicas de la globalización neoliberal y hace un llamamiento a la ciudadanía mundial a secundar la convocatoria internacional de protesta contra la guerra y la ocupación de Irak el próximo día 20 de marzo, aniversario del inicio de los bombardeos. También llama a una jornada internacional de movilización a favor del pueblo Palestino, Día de la Tierra en Palestina, que demandará la paralización de los ataques israelíes, el derecho del pueblo Palestino a decidir su futuro, así como la paralización y destrucción del vergonzoso muro.

El Foro ha denunciado con contundencia el imperialismo americano que sigue de forma imparable su carrera bélica y de recorte de derechos sociales y libertades. La utilización abusiva del miedo al terrorismo entre la población y la alarma social permanente es una estrategia perfectamente diseñada por la administración Bush que persigue mantener a la población temerosa y domesticada y por tanto poco proclive a la resistencia frente a toda aplicación de medidas excepcionales que chocan frontalmente con los más elementales derechos humanos.

Los ejemplos, desgraciadamente, son múltiples y van desde la puesta en marcha de una vasta red de espionaje de las comunicaciones privadas, pasando por Guantánamo y las detenciones masivas e indiscriminadas sin ningún tipo de garantías, hasta los fichajes en las aduanas con la consiguiente catalogación por colores de las personas en función de su peligrosidad para el sistema.

Hemos venido denunciando en anteriores reuniones del Comité Nacional las mentiras esgrimidas por los EE UU y sus aliados para atacar y ocupar Irak, así como las verdaderas razones de índole económico y dominación de la zona. El tiempo ha ido poniendo al descubierto el gran montaje mediático y falso construido en torno a la guerra, cada día es más evidente para el mundo entero la no existencia de armas de destrucción masiva en Irak ni las conexiones con el terrorismo internacional.

Mientras la situación para la población iraquí se deteriora día a día, la administración Bush reparte el botín de la guerra entre sus grandes empresas privadas que como aves de rapiña se lanzan sobre su presa para expoliar y sacar el máximo beneficio económico. Estados Unidos ha empezado por apropiarse del control del Programa Petróleo por Alimentos, controlar los pozos petrolíferos y la reconstrucción de carreteras, edificios, comunicaciones, etc., todo atado y bien atado por el capital norteamericano. En definitiva, una autentica invasión colonial bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo.

El pueblo iraquí se resiste a esta situación y rechaza claramente al ocupante norteamericano. Los atentados, las manifestaciones y el caos se suceden sin parar. La resistencia se organiza y demanda la convocatoria de elecciones para la elección de un gobierno frente a los intentos de EE UU de nombrar un gobierno títere a su servicio.

La otra guerra que está librando Sharon contra el pueblo Palestino enmascarada, también, de lucha antiterrorista persigue la derrota del pueblo palestino y su renuncia a la aspiración de un Estado propio. Sharon sigue de forma implacable su estrategia de exterminio y de hacer irreversible por la vía de los hechos, la proclamación del Estado palestino, con la política de asentamientos judíos en Gaza y Cisjordania, así como con la construcción del muro que bajo la excusa de la seguridad persigue dividir a Palestina en verdaderos guetos rodeados por las fuerzas armadas de Israel.

En el terreno Europeo, desde el PCE siempre hemos defendido la necesidad de redactar una Constitución que garantizase la construcción de una Europa más social, más democrática, defensora de los derechos humanos y de la paz. Sin embargo, el borrador de Constitución que se pretende aprobar no responde a este modelo social. El proyecto de texto constitucional consagra el modelo neoliberal, basado en la lógica del mercado y del capital en busca del máximo beneficio y por tanto destructor de los derechos sociales, los servicios públicos y del equilibrio ecológico.

En la línea de lo aprobado por el PCE en su última reunión del Comité Federal sobre la apertura de un gran debate interno en torno a la Constitución, desde el EPK manifestamos nuestro apoyo y participación en dicho debate, al mismo tiempo que hacemos un llamamiento a nuestra militancia para que se implique en la movilización europea del 9 de mayo, convocada por el Foro Social Europeo en defensa de una Europa con derechos sociales y ciudadanos

El pasado mes de enero se aprobó en Berlín el denominado “Llamamiento común” para construir un Partido Europeo de Izquierdas que se hará efectivo en el mes de abril. En este proceso constituyente participaron once formaciones políticas de izquierdas de diferentes países de Europa con el objetivo de formar un Partido de ámbito europeo cuyas señas de identidad sean la construcción de una Europa más social, democrática, ecológica, feminista y pacifista.

Esta iniciativa que saludamos desde el EPK se ha venido gestando a través de reuniones y contactos múltiples en los que el Partido Comunista de España ha participado activamente. Cuando el capital rompe fronteras buscando la mayor rentabilidad y pisoteando aquellos logros sociales que con muchos sacrificios han sido conquistados por los trabajadores, se hace más urgente y necesario coordinar políticas y esfuerzos más allá de nuestros países, en el objetivo común de construir una Europa más social.

Más urgente aún, si cabe, cuando vemos con preocupación y con absoluto rechazo como la derecha europea muestra, sin complejos, su rostro más totalitario. Así se ha puesto de manifiesto en el recientemente celebrado Congreso del Partido Popular Europeo con la aprobación de una resolución de condena al comunismo, en un intento claro de evitar la presencia de ex comunistas en futuros cargos de la Unión Europea. Esto no se puede calificar más que como un autentico insulto a la memoria de miles y miles de comunistas que estuvieron en primera fila luchando, consecuentemente y hasta el final, contra el fascismo y por la conquista de las libertades democráticas.

Terminamos un año y también una legislatura de gobierno con mayoría absoluta del Partido Popular que ha resultado nefasta para los derechos sociales y las libertades. El balance es desolador se mire por donde se mire y abarca desde el terreno internacional con su aportación entusiasta al fortalecimiento del unilateralismo de EE UU y la liquidación de las organizaciones y el derecho internacional, hasta la aplicación de políticas centralistas y negadoras de la plurinacionalidad de España que le ha llevado a mantener las peores relaciones institucionales entre el Estado y las Comunidades Autónomas.

En cuanto al empleo, seguimos manteniendo las tasas más bajas de la Unión Europea agudizado con índices de precariedad y temporalidad muy altos que afectan, de forma especial, a jóvenes y a mujeres. El Partido Popular no ha mostrado ningún interés en la aplicación de políticas económicas orientadas a mejorar la calidad del empleo destinando gran parte de los recursos de las políticas activas a bonificaciones empresariales.

La política social se ha caracterizado por un recorte continuo de las gastos en sanidad, educación, pensiones, paro, etc. acompañado de una reforma fiscal que beneficia a las rentas del capital y carga sobre las rentas del trabajo, con el objetivo de ir adelgazando el Estado en lo relativo a los gastos sociales y potenciar un Estado policíaco y represor al servicio de las grandes fortunas. Mientras tanto, un gran número de familias tienen dificultades económicas para llegar a final de mes y la vivienda alcanza precios desorbitados que hipoteca gran parte de los ingresos.

La política del PP en materia de libertades y derechos fundamentales ha sido retrograda con aprobación de leyes restrictivas en materia de inmigración, cierre de periódicos, ley de partidos, endurecimiento de penas, penalización de ideas políticas, etc. El PP ha amordazado las ideas y las palabras bajo el pretexto de la lucha antiterrorista y en defensa de una concepción falsa y rígida de seguridad que tiene muchos rasgos totalitarios.

La derecha más retrograda cabalga desbocada y se afianza, consigue hacer creer a la población que todo va bien, que esto es lo realmente posible. En momentos de crisis puntual no duda en utilizar el terrorismo como arma arrojadiza contra sus rivales políticos, pretendiendo erigirse como los más firmes en la lucha contra el terrorismo.

La gestión de Aznar al frente del Gobierno Central se ha caracterizado por la utilización de un talante autoritario, criminalizador de las ideas de los demás, por una concepción rancia y confesional de España, autoproclamándose el único y más firme defensor de una Constitución que antes rechazó y por la aplicación de las recetas más neoliberales en materia económica y social.

En este contexto tan negativo se ha constituido el gobierno de izquierdas en Cataluña entre el Partido Socialista de Catalunya (PSC), Ezquerra Republicana (ERC) e Iniciativa per Catalunya-Els Verds-Ezquerra Unida i Alternativa (IC/V-EUiA) que como primer elemento positivo a valorar es el desalojo de CiU de la Generalitat que durante 23 años ha utilizado de forma interesada, clientelar, de derechas y favorecedora del capital catalán. La conformación del gobierno ha creado grandes expectativas por el cambio y la renovación y por el impulso de políticas sociales y de desarrollo de las autonomías hacia la creación de un Estado Federal.

Lamentablemente, el episodio protagonizado por Carod-Rovira con el encuentro ETA ha convulsionado la vida política y ha puesto en peligro la continuidad del gobierno catalán. La actuación de Carod-Rovira ha sido de una gran irresponsabilidad política y un acto de deslealtad hacia el tripartito. Acto inoportuno teniendo en cuenta su condición de Conseller en cap y la situación de debilidad de ETA que con esto consigue situarse en el centro del debate. Ofrece, por otra parte, una oportunidad de oro al Partido Popular para la actuación más demagoga y difamatoria.

El PP no ha dejado pasar esta oportunidad y, una vez más, ha sacado toda su artillería mediática para derribar al gobierno de la Generalitat y dañar la imagen de los partidos políticos del tripartito de cara a las próximas elecciones generales. No ha dudado, de nuevo, en utilizar el terrorismo para sacar el máximo beneficio partidario, aún a costa de aumentar la tensión y el enfrentamiento.

Con ello pretende tapar también el gran escándalo que supone la utilización del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para espiar y perseguir a los partidos políticos. Un auténtico bochorno para un estado que se dice de derecho y democrático. La actuación de linchamiento, mentiras y calumnias ha sido una constante en este conflicto por parte del Partido Popular.

Este último año se ha cerrado con un balance aterrador de mujeres asesinadas a manos de su pareja. El avance en la igualdad entre hombres y mujeres sigue siendo lento, tanto en lo político como en lo social. El acceso de la mujer al empleo digno y de calidad es una utopía y la violencia de todo tipo, no sólo la llamada con intención de minimizarla como doméstica, se da en todos los ámbitos: medios de comunicación, escuelas, trabajo, etc. Aunque la “Orden de protección para víctimas de la violencia doméstica” aprobada recientemente supone un avance, hay que seguir trabajando desde todos los ámbitos institucionales y sociales, es necesario impulsar medidas de protección, de eliminación de cualquier tipo de discriminación, promoviendo valores basados en el respeto mutuo y la igualdad.



Situación en la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra

La situación en Euskadi no ha variado sustancialmente. Las posiciones de bloqueo y enroque del Partido Nacionalista Vasco y del Partido Popular, acompañados del resto de fuerzas políticas que se sitúan a un lado y otro de los bloques enfrentados, EA, EB-IU y PSE-EE, siguen provocando episodios rocambolescos en la vida política y en la actividad Parlamentaria, más preocupados por la utilización del voto de Sozialista Abertzaleak como arma arrojadiza que por hacer un debate de fondo de los temas que se abordan en la Cámara Vasca.

Recientemente se ha procedido a la discusión y la no aprobación de los Presupuestos Generales del 2004 para la CAPV que han vuelto a poner de manifiesto dos cosas: en primer lugar, la precaria situación parlamentaria del gobierno Ibarretxe caracterizada por la incapacidad de buscar acuerdos más allá de sus propias filas, obligándole, un año más, a la prórroga de las cuentas públicas, así como por la actitud del Partido Popular y del Partido Socialista de Euskadi que se muestran más interesados en el bloqueo constante de la actividad parlamentaria. Y en segundo lugar, que el monotema de las identidades nacionales lo sigue tapando todo.

Incluso éste que debería ser el debate económico y social por excelencia se convierte en un rifirrafe entre los partidos en torno, fundamentalmente, a si son más o menos nacionalistas por apoyar en menor o mayor medida el Plan Ibarretxe, sin entrar a analizar el fondo de las demás cuestiones, cómo se gasta el dinero público y con ello la orientación social del gobierno.

Un análisis de los presupuestos nos señala con claridad que la orientación del gasto presentado por el tripartito no difiere sustancialmente de la orientación neoliberal aplicada por el gobierno central. Con un gasto social en la CAPV muy por debajo (7%) de la media de la Unión Europea, el Gobierno Vasco presenta unos presupuestos que siguen la línea descendente en estos capítulos. Se sigue manteniendo el déficit cero, en concordancia con las orientaciones más regresivas y antisociales de la U.E. Nuestra apuesta pasa por un déficit público moderado que sirva para activar la economía y el gasto social.

Las centrales sindicales CCOO y ELA se han posicionado en contra de los Presupuestos por sus contenidos antisociales. Desde el EPK no admitimos tampoco el recorte en el gasto social y la política de inversiones que viene siendo habitual en los gobiernos del PNV y por ello no compartimos el apoyo que Ezker Batua-IU ha brindado a los mismos.

Otro de los últimos episodios ocurridos en el Parlamento Vasco que nos muestran, de nuevo, el espectáculo circense que hemos señalado anteriormente se ha desarrollado en el proceso de discusión de la Ley Vasca de Universidades. En lugar de entrar a debatir qué modelo de Universidad se pretende potenciar, éste debate queda limitado únicamente a la discusión en torno al papel que juega Sozialista Abertzaleak.

El Gobierno vasco invierte en la Universidad Vasca menos dinero que la media de las comunidades autónomas del Estado. Esta media se sitúa en torno a los 100 euros por persona, cuando en la CAPV nos situamos en torno a los 80 euros. En la lista de gasto universitario entre todas las Comunidades, esto nos coloca en la posición número 10.

Así la participación de la Universidad en los proyectos de I+D es muy escasa, ya que el Gobierno vasco considera que la mejor investigación es la que se hace desde la iniciativa privada y en consecuencia con ello se ha dedicado a promocionar las empresas y centros tecnológicos privados mantenidos con financiación pública.

En este contexto, se ha presentado por el tripartido vasco el anteproyecto de la Ley Vasca de Universidades que pretende canalizar recursos públicos hacia las universidades privadas y aumentar el control del nacionalismo vasco sobre la actividad universitaria. La aprobación de esta Ley reducirá la calidad de la investigación y la docencia y pondrá en peligro la consideración de la Universidad como un bien público al servicio de la sociedad para convertirse en un instrumento en manos del Gobierno para reproducir sus intereses políticos.

Ya hemos venido manifestando con claridad nuestro rechazo al Plan Ibarretxe en diferentes reuniones del Comité Nacional. Este rechazo se sustenta tanto en razones de oportunidad y viabilidad como en los contenidos del texto articulado presentado en el Parlamento Vasco.

La reciente celebrada VII Asamblea de Izquierda Unida ha señalado con absoluta nitidez el rechazo de nuestra organización a este proyecto y la apuesta por un modelo de Estado Federal y solidario que gira en torno a cuatro ejes: la culminación del proceso de transferencias de las competencias a las comunidades, el desarrollo federalizante de la Constitución, una organización territorial que garantice las cotas más elevadas de autogobierno y participación democrática, la creación de un fondo de solidaridad y un incremento del gasto social.

Para el debate en la Cámara Vasca del Plan Ibarretxe, EB/IU ha presentado en forma de enmiendas parciales la propuesta de Federalismo de Libre Adhesión (FLA). Este nuevo estatuto presentado por Ezker Batua en formato de texto articulado, ha generado un intenso debate en el seno de la organización con rechazo de un sector importante (44%) de los órganos de dirección.

Tras un análisis detallado del texto se desprende que el FLA no se ajusta al modelo de Estado federal aprobado por Izquierda Unida. Así, mientras la propuesta federal de IU plantea que el proceso deberá apoyarse en el impulso autonómico y en el desarrollo federalizante de la Constitución española, proponiendo para ello medidas concretas (reforma de algunos títulos de la Constitución, reforma del Senado, participación de las Comunidades Autónomas en los órganos del Estado, etc), el texto de Ezker Batua plantea un proceso constituyente nuevo y de ruptura con la situación actual.

Desde el PCE-EPK vemos con preocupación las importantes diferencias que existen entre la propuesta Federal y el texto articulado del FLA y así se ha trasladado a la Dirección de IU Federal para que se analicen y se armonicen los contenidos de los documentos que aprobamos desde los diferentes ámbitos de IU.

En el terreno sindical la división entre los sindicatos ELA-LAB y CCOO-UGT se acentúa por la actuación de los sindicatos nacionalistas, más interesados en condicionar el rumbo político del país que en la defensa de los trabajadores y trabajadoras.

El efecto principal de la actuación sindical de ELA y LAB se ha puesto de manifiesto en el balance de la negociación colectiva del año 2003 cerrándose con un resultado muy negativo, más de 200.000 trabajadores vascos se han quedado sin renovar sus convenios, registrándose un aumento del 15% de convenios no cerrados con respecto al año anterior. La negociación ha estado marcada por la confrontación intersindical dejando a muchos trabajadores desprotegidos frente a la patronal. La estrategia de los sindicatos nacionalistas de eliminar los convenios sectoriales para llevar la negociación a las empresas ha contribuido de forma decisiva a esta situación.

Detrás de este cambio de modelo de negociación sindical subyace la voluntad de ELA y LAB de eliminar o reducir a la mínima expresión todo aquel sindicalismo que no comparta su modelo de construcción nacional. La apuesta es de fondo y decidida poniendo en peligro el modelo de negociación actual que se enfrenta con más fuerza y solidaridad a los empresarios. Esta estrategia de los sindicatos nacionalistas converge, peligrosamente, con los intereses de la patronal y del Partido Popular por desregular la negociación colectiva llevando el conjunto de materias negociables a los pactos de empresa.

Los avances laborales conquistados en los pactos de empresa son sustancialmente inferiores a los conseguidos en los pactos sectoriales en materias económicas, jornada y otras mejoras sociales. Al tiempo que se pierde fuerza colectiva y supone un gran retroceso de la solidaridad entre los trabajadores. La ausencia de un paraguas colectivo condena a miles de trabajadores y trabajadoras de la pequeña y mediana empresa a no mejorar sus condiciones laborales

En cuanto a Navarra, UPN y CDN hacen la misma política que el PP en el resto del Estado, retrograda y basada en el nacionalismo español, que da bazas a la propia UPN y a la izquierda abertzale. La coalición electoral nacionalista creada para presentarse a las próximas elecciones generales por los partidos EA, PNV, Aralar y Batzarre tiene su fuerza en la unión de todos los partidos nacionalistas, pero también ahí radica su debilidad, ya que no es una plataforma dirigida a todas y todos los navarros de izquierdas, sólo está dirigida a los nacionalistas, tanto de derechas como de izquierdas, ocupando las reivindicaciones sociales un segundo plano.

En el plano sindical la situación es similar a la CAV, quizá más radical la postura de ELA y LAB, favorecida por CC.OO. que ha sufrido una importante derechización, apareciendo continuamente con UPN en todo tipo de acto y desactivando la movilización social, actitud que puede conducir a una división inevitable en el próximo Congreso. Desde el Partido estamos trabajando y participando en este proceso congresual intentando en todo momento que se produzca un cambio en la nueva dirección que haga posible recuperar el papel de sindicato de clase.



Balance VII Asamblea de IU

En la última reunión del Comité Nacional del EPK acordamos, en la línea de lo aprobado por el PCE, abordar el proceso de la VII Asamblea con espíritu unitario que nos situase en un proyecto fortalecido en sus políticas y en su organización, con una mejor y mayor implantación social y con una mayor compromiso de unidad de acción.

Iniciamos inmediatamente el trabajo en Euskadi cuyos resultados culminaron en un proceso asambleario unitario y satisfactorio, haciendo un esfuerzo importante por parte de los y las camaradas en el seno de Ezker Batua.

En cuanto a los resultados de la VII Asamblea hay que concluir que éstos han sido positivos si nos atenemos al cierre con un amplio acuerdo en torno a una nueva dirección y en torno al candidato a las elecciones generales, trasladando una imagen de entendimiento y amplio consenso.

El debate, sin embargo, ha resultado escaso debido a desajustes organizativos, amplios descontentos con las propuestas de documentos y a la falta de tiempo provocando todo ello la convocatoria de sendas Conferencias para abordar los documentos organizativos y de estatutos.

El reto que tenemos por delante en IU será el de trasladar a la práctica política diaria la participación, la pluralidad y la integración para fortalecer el proyecto, con fuerte implicación de la militancia y de todas las federaciones de IU. La reflexión que tenemos que hacer después de la VII Asamblea gira en torno a desterrar aquellas políticas de imagen que no están sustentadas en una base real. La publicidad y la imagen serán más creíbles si responden realmente a un trabajo colectivo, de expresión política unida y unitaria, de hombres y mujeres convencidos y armados de argumentos.



Elecciones generales del 14 de marzo

La tarea más importante para el Partido e Izquierda Unida en los próximos días será abordar la campaña electoral como una gran movilización social que nos permita dar a conocer a amplios sectores de la población nuestras propuestas programáticas.

Es necesario derrotar al Partido Popular. Desde IU tenemos que contribuir al cambio de gobierno que haga posible que nuestras propuestas avancen, recuperando terreno perdido. Sabemos que la situación no es la mejor, el bipartidismo está perfectamente instalado y el PSOE lanza mensajes al voto útil y al voto de la izquierda por un lado mientras que por el otro hace guiños a los empresarios y al capital con su programa económico.

Hay que explicar con claridad que al PP se le derrota con el fortalecimiento de Izquierda Unida y para ello es necesario trabajar estrechamente con los sectores sociales codo a codo en la solución de los problemas reales y con propuestas positivas y creíbles.



Retos del EPK para la próxima etapa:

1.- Necesidad de movilizar al partido de cara a las elecciones generales de marzo.- En sintonía con lo aprobado por el PCE en su último Comité Federal hay que impulsar el trabajo militante. Cada agrupación deberá preparar un plan de actuación de cara a la campaña que nos permita llegar al máximo de sectores explicando nuestras propuestas y pidiendo el voto para IU

2.- Impulso del trabajo de las Secretarias que deberá concretarse en el diseño concreto de actividades a desarrollar en los próximos meses y que permitan que el Partido salga a la calle con sus propuestas.

3.- Preparación de las movilizaciones convocadas por los diferentes Foros Sociales:

.- Llamamiento a movilizarnos el 8 de marzo, Día internacional de la Mujer.
.- Llamamiento a movilizarnos el 20 de marzo, jornada internacional contra la guerra y la ocupación de Irak.
.- Llamamiento a movilizarnos el 30 de marzo, día de la Tierra Palestina, a favor del derecho de los refugiados al retorno y en contra de la construcción del muro.
.- Llamamiento a movilizarnos el 1 de mayo, Día internacional del trabajo.
.- Llamamiento a movilizarnos el 9 de Mayo, a favor de una Europa con derechos sociales y ciudadanos.

PARTIDO COMUNISTA DE EUSKADI
EUSKADIKO PARTIDU KOMUNISTA
Comité Nacional, 7 de febrero de 2004

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles