Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Resolución del PCE-EPK sobre VI Asamblea de Ezker Batua


Valoración del Partido Comunista de Euskadi-EPK de la VI Asamblea de Ezker Batua


Partido Comunista de Euskadi-Euskadiko Partidu Komunista (PCE-EPK) / Bilbao / 07 jul 04

Tras la celebración de la VI Asamblea de Ezker Batua los días 3 y 4 de julio, desde el Partido Comunista de Euskadi-EPK queremos hacer las siguientes consideraciones:

Los comunistas vascos iniciamos hace meses el proceso asambleario con la voluntad de buscar los más amplios consensos tanto en los aspectos políticos como en los organizativos. Voluntad expresada reiteradamente en los órganos de dirección de Ezker Batua y al propio Coordinador general. La respuesta a esta voluntad de consenso ha sido nula desde el primer momento, impidiendo la participación de un sector importante de la Dirección en la elaboración de los documentos asamblearios.

Consideramos que el balance de gestión presentado a la Asamblea es un balance excesivamente triunfalista, que no refleja de una forma real nuestra situación organizativa ni nuestra implantación social, haciendo escasa autocrítica de la labor realizada en el terreno social e institucional. Se destacan los logros obtenidos a través de la gestión realizada en el seno del Gobierno Vasco y nada se dice de las dificultades, contradicciones e hipotecas que ha supuesto para Ezker Batua y el conjunto de Izquierda Unida el gobernar con una fuerza de derechas, cuya última actuación, a fecha de hoy, ha sido apoyar al Gobierno español en su política de mandar tropas a Afganistán.

Desde el Partido Comunista de Euskadi-EPK no compartimos la separación de Ezker Batua de Izquierda Unida para convertirla en una organización independiente. Manifestamos nuestra voluntad inequívoca de formar parte del Proyecto Federal y consideramos que cualquier cambio orgánico debe contar con el concurso de las demás Federaciones de IU. Por ello abogamos por definir el modelo federal que queremos junto al resto de compañeros y compañeras de todo el Estado, desde el debate y la aportación de nuestras singularidades, pero con una visión colectiva y, fundamentalmente, solidaria.

La VI Asamblea de Ezker Batua profundiza en el retroceso de la democracia interna iniciado en la V Asamblea:

- Se aumenta el número de miembros natos.
- Se establece la elección por separado de las cabeceras de candidaturas de todas las elecciones en contra del criterio de reparto proporcional.
- Se sustrae a las asambleas de base el control de su propia afiliación.
- Se centralizan en el Consejo Político de Euskadi aquellas competencias que hasta la fecha se encontraban repartidas en órganos de base e intermedios.

La actuación de la mayoría de Ezker Batua se ha basado en la marginación de parte de la organización en la elaboración de los documentos, en el aumento artificial y abusivo de los censos de afiliación con la consiguiente falta de transparencia, así como diferentes maniobras orientadas a laminar cualquier disidencia interna.

A pesar de todo ello, la mayoría articulada en torno a la candidatura de Javier Madrazo ha obtenido un ajustado 58,2 % de los votos de la Asamblea. Un resultado ciertamente escaso que refleja con nitidez la fractura que sigue instalada en el seno de Ezker Batua y la incapacidad de su Coordinador General de buscar acuerdos que aglutinen de una forma mayoritaria al conjunto de la organización.

Un reflejo de esta situación es que aparece una nueva lista que se aglutina en torno al Area de Juventud y que obtiene el 15,9 % de apoyos de la Asamblea. Estos compañeros y compañeras se articulan sobre la base de recuperar la democracia y la convivencia interna desde diagnósticos y exigencias similares a las nuestras.

Por último, la candidatura apoyada por el PCE-EPK que encabezó la compañera Amaia Matínez obtuvo un 25 % de los votos. Porcentaje sensiblemente inferior al obtenido en la V Asamblea y que pone de manifiesto el desgaste producido por las diferencias mantenidas en torno a cuestiones políticas y también a la constante persecución, marginación y aumento artificial de los censos de afiliación.

Desde el Partido Comunista de Euskadi vemos con preocupación la trayectoria de Ezker Batua, cada día más alejada de su ideario político y de los principios básicos de convivencia interna, como son la pluralidad, el consenso y la transparencia. No renunciamos, sin embargo, a seguir trabajando en la recuperación de las señas de identidad y principios que han de caracterizar a IU en el conjunto del Estado como un movimiento político y social de la izquierda transformadora.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles