Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Comité Nacional del PCE-EPK


Informe Político. Elecciones al Parlamento Vasco


PCE-EPK / 14 mar 09

(aprobado por unanimidad)

Los resultados electorales de los comicios celebrados el pasado 1 de marzo en Euskadi, han terminado con el Gobierno Tripartito al dejar en la mínima expresión (1 escaño) a Eusko Alkaltasuna (EA) y a Ezker Batua (EB), socios minoritarios del Partido Nacionalista Vasco (PNV) en las dos últimas legislaturas. Con ello termina un gobierno en minoría conocido por sus polémicas propuestas como el Plan Ibarretxe y la consulta popular y por fomentar el enfrentamiento en torno a una agenda nacionalista, con un balance en gasto social negativo y privatizador de servicios.

Abren, por otra parte, la posibilidad de que la Lehendakaritza sea ocupada, por primera vez, por el Partido Socialista de Euskadi (PSE) con el apoyo del Partido Popular (PP), a falta de saber si este apoyo será puntual o con pacto de gobierno. Ambas fuerzas políticas situadas hasta ahora en la oposición parlamentaria durante la última legislatura se han enfrentado a aquellas políticas nacionalistas del Tripartito aunque el PSE ha venido votando, año tras año, a favor de todos los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma.

A falta de conocer las condiciones que impondrá el PP para votar la investidura de Patxi López, se vislumbra ya un posible escenario de confrontación política en torno a las identidades, así como el riesgo de que la sociedad vasca se vea abocada, de nuevo, a un escenario de bloques enfrentados y de crispación social en torno a una agenda nacionalista.

A nivel general, las elecciones vuelven a poner de manifiesto que el eje derecha-izquierda sigue casi desaparecido del debate social y electoral, tapado, en esta ocasión, por la posibilidad de cambio en Ajuria Enea, en torno a la lógica lehendakari vasco-lehendakari español. De estos comicios sale reforzada la derecha económica ocupando mayor espacio en el Parlamento Vasco. El acuerdo PSE-PP, por otra parte, augura un fututo de recortes laborales y sociales para hacer frente a la crisis en Euskadi.

El PNV gana las elecciones consiguiendo 30 escaños y el 38,56% de votos. Suma 1 escaño más superando con ello el resultado obtenido en 2005 cuando se presentó coaligado con EA y consigue arrebatarle casi todos sus votos. Aunque parte de la última etapa del Gobierno Vasco se ha caracterizado por colocar en el centro de su política la consulta, lo cierto es que durante la campaña se ha presentado con un discurso moderado, con escasas menciones a la misma, aunque tensionando a su electorado con el miedo a la victoria del PSE.

El PSE crece de forma considerable aunque no se cumplen sus expectativas de ganar o quedar empatado con el PVN. Consigue 25 escaños y el 30,71%. Su discurso durante estos años se ha caracterizado por hacer bandera de políticas transversales en los asuntos identitarios y por su apoyo a las políticas fiscales regresivas junto al PNV, EA y el PP.

El PP pese a la crisis sufrida con la dimisión de María San Gil y los actuales escándalos de espionaje y corrupción en Madrid, consigue mantener casi todo su espacio, 13 escaños (pierde 2), el 14,09%. Su discurso se ha centrado en un ataque frontal al PSE acusándole de acercamiento al nacionalismo vasco y queriendo mantener la crispación y la política de bloques enfrentados. Con toda probabilidad parte de su pérdida de voto se ha dirigido a UPyD.

Aralar crece de forma considerable pasando de 1 a 4 escaños, con el 6,05% de votos. Obtiene representación en las tres provincias lanzando un discurso de izquierdas, independentista y contrario a la violencia de ETA. Pone de manifiesto con estos resultados que hay una parte de Batasuna que se suma a sus posiciones de izquierda abertzale distanciándose de la violencia de ETA y de la consigna del voto nulo de D3M.

EA cosecha un fuerte retroceso y se queda con 1 sólo escaño en la Cámara Vasca de los 7 que obtuvo en 2005, en coalición con el PNV. Tras ser el socio del Tripartito y presentarse la mayoría de las veces coaligado con el PNV, decide ir en solitario en estas elecciones lanzando un discurso radicalmente nacionalista, reivindicando la acumulación de fuerzas para un polo soberanista, con ataques feroces contra su reciente socio de gobierno. Este cambio tan brusco de discurso no ha sido creíble ni respaldado por la ciudadanía, además de sufrir el voto útil hacia la formación del PNV ante la posibilidad de perder la Lehendakaritza.

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) irrumpe por primera vez en el Parlamento Vasco con un parlamentario por Alava con un discurso radical de nacionalismo español. Las fuentes de su voto pueden provenir de la totalidad del voto perdido por el PP y de voto del PSE.

El voto nulo se ha situado en torno a 100.000 votos, en representación de la Plataforma electoral D3M, candidatura oculta de Batasuna que fue ilegalizada en aplicación de la Ley de Partidos Políticos y, probablemente, de los cálculos electorales interesados del PSOE. Si bien han perdido 50.000 votos en relación a los obtenidos por EHAK en 2005, consiguen mantener un importante número de voto consolidado.

Ezker Batua.- Sufre una pérdida de votos considerable (-28.889, el 44%) y de 2 parlamentarios, el de Bizkaia y el de Alava, hasta alcanzar un porcentaje del 3,5% de los votos. Los resultados continúan la tendencia descendente iniciada en las elecciones al Parlamento Vasco de 2005. Este gran retroceso en el terreno electoral obliga a una profunda reflexión sobre las causas del mismo más allá de las puramente coyunturales para entrar a valorar la política practicada por EB durante estos últimos años.

Entre las causas de tipo coyuntural, cabe destacar:

Bipartidismo.- La gran polarización entre los candidatos del PNV y del PSE en torno a la posibilidad de un cambio en la Lehendakaritza apoyada por los medios de comunicación, ha perjudicado con seguridad a EB ya que potenciales votantes han optado por el voto útil cerrando filas en torno a uno de los grandes partidos, priorizando en cada caso la continuidad o el cambio como elementos fundamentales.

Contenidos de la campaña.- A pesar de diseñarse una campaña muy enfocado en el eje derecha-izquierda, con propuestas concretos ante la actual situación de crisis económica, así como con mensajes muy claros en contra de los nacionalismos, lo cierto es que ha supuesto un cambio muy radical de discurso con respecto a la trayectoria más reciente, con riesgo de que no fuera entendido o no fuera creíble por la ciudadanía.

Crisis interna.- La imagen de crisis interna proyectada a través de los medios de comunicación desde la VII Asamblea con apariciones periódicas y con abandonos de militancia acompañados de descalificaciones y fuertes críticas a la organización, sin duda han causado un gran daño y desgaste.

Falta de rentabilidad de los logros obtenidos en la gestión de EB en el Gobierno Vasco.- Tanto la gestión realizada como los logros obtenidos en los ámbitos de la vivienda, suelo, cooperación, servicios sociales, etc. no han sido rentabilizados socialmente. Han pesado más las hipotecas del apoyo de EB a un gobierno del PNV que la gestión realizada.

Causas estructurales y de orientación política.-

Con estas elecciones se cierra, a nuestro entender, una etapa o fase del desarrollo de Ezker Batua que fue iniciada con el acuerdo de Lizarra-Garazi en 1998 y que supuso un cambio de orientación política hacia postulados nacionalistas en detrimento de su vertiente social. Este cambio de orientación vino determinado por multitud de hitos a lo largo de esa etapa: acuerdo de Lizarra, pactos de gobierno con el PNV, apoyo al plan Ibarretxe, al dictamen de autogobierno, apoyo a la consulta, cambio de siglas y de denominación, independencia de EB con respecto a IU, acuerdo con Aralar, etc.

Hemos venido analizando en muchas ocasiones que la subordinación de EB a las políticas nacionalistas del PNV han ido desdibujando durante años, su papel transversal como fuerza defensora de la pluralidad de identidades y de un modelo federal de Estado. También se han ido desdibujando las propuestas de contenido social y el carácter transformador de EB que ha visto condicionado su discurso transformador por las hipotecas del pacto de gobierno tripartito, debilitando el papel que le correspondía jugar como fuerza comprometida con la justicia social y la participación de las gentes en los asuntos públicos.

Paralelamente, se fue instalando una organización asentada casi en exclusiva en la labor de los compañeros y compañeras liberadas para desarrollar las actividades políticas en detrimento del trabajo militante y de las actividades de las asambleas de base, así como de hacer del trabajo institucional el frente casi único de atención.

EB fue perdiendo peso electoral de forma paulatina en aquellas zonas de influencia tradicionales (Bizkaia y Alava) más proclives a un discurso social y federal, para ir ganando influencia en zonas blancas (Gipuzkoa). El Partido ha venido señalando ante dicha evolución, la necesidad de reflexionar sobre estos resultados y trabajar para consolidar los frutos obtenidos en las nuevas zonas, recuperando al mismo tiempo el voto perdido en las zonas de mayor implantación, vasculando el discurso de EB hacia temas sociales y dedicando mayores recursos materiales y humanos a revitalizar la organización de base.

Ya en el año 2003, tras los excelentes resultados de las elecciones municipales de EB, apuntábamos la necesidad de fomentar junto al trabajo institucional, el trabajo militante, la organización de base y el trabajo en los movimientos sociales. Advertíamos que confiar el futuro solamente a la gestión institucional y a su consiguiente proyección mediática sin crear fuertes estructuras de base, nos exponía a desaparecer políticamente al menor contratiempo.

Y casi así ha ocurrido. Los malos resultados obtenidos obligan a EB a abrir un proceso de reflexión sobre su actuación política pasada para fijar con claridad la estrategia futura a seguir. Este proceso deberá realizarse en el marco de la refundación de IU federal y deberá contener, necesariamente, un análisis de los errores cometidos, los cambios en el programa y sus prácticas cotidianas, sus alianzas, la recuperación de sectores que han abandonado a EB como referente político, sus estructuras organizativas, su implicación militante y social, qué hacer para recuperar el voto perdido, etc.

En Euskadi hay espacio político para una fuerza de izquierdas, de carácter transformador y anticapitalista con vinculación federal. Por tanto y desde esa óptica seguiremos apostando por fortalecer Ezker Batua en coherencia con nuestra trayectoria histórica y con la apuesta que hicimos en la VII Asamblea de Euskadi.

El Consejo Político de EB reunido en el día de ayer analizó las causas coyunturales del retroceso electoral, entre las que se señalan, el voto útil, las hipotecas derivadas de la participación en el gobierno vasco, la incapacidad de trasladar los logros obtenidos en la gestión de las Areas de gobierno de EB y la crisis interna. Reconoce, al mismo tiempo, otras causas que se han ido gestando a lo largo de los últimos años y acuerda, a propuesta del partido, la puesta en marcha de un extenso y profundo debate entre la militancia, sus organizaciones de base y sus áreas. Este debate culminará con la celebración de una Conferencia Política en próximas fechas. La Presidencia se encargará de fijar el calendario, los ritmos, las actuaciones concretas, los contenidos, etc. Al mismo tiempo, se acordó la necesidad de que este proceso de reflexión conectase con el proceso de refundación aprobado en la última Asamblea de IU.

Tras la dimisión del Coordinador General de EB, el Consejo Político eligió al compañero Mikel Arana para dicho cargo. Desde el partido manifestamos nuestra voluntad de iniciar una nueva etapa, de salir hacia el exterior fortalecidos con un apoyo mayoritario al nuevo coordinador, de respetar los acuerdos, pluralidades y correlaciones de fuerza emanados de la VII Asamblea y la necesidad de dar nuestro voto de confianza al nuevo coordinador ligado al cumplimiento de los acuerdos alcanzados en el propio Consejo.

TAREAS A DESARROLLAR PROXIMAMENTE:

.- Debate de los acuerdos del Comité Nacional en las agrupaciones
.- Celebración de las jornadas habituales: 14 de abril, 1 de mayo
.- Plan de trabajo contra la crisis
.- Entrega del nuevo carnet del Partido
.- Elecciones al Parlamento europeo
.- Conferencia Política de Ezker Batua

PCE-EPK
Comité Nacional

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles