Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Resolución de la Agrupación del PCE de Arganzuela


Debate de la situación de nuestro proyecto estratégico


Agrupación de Arganzuela del Partido Comunista de Madrid / 27 mar 08

La Agrupación del PCM de Arganzuela reunida el día 27 de marzo de 2007, adopta la siguiente resolución para su traslado al conjunto del Partido (órganos regionales y federales) y para abrir una reflexión abierta al conjunto de la militancia del Partido Comunista de España, que de abajo a arriba nos permita, sin apriorismos, debatir la situación de nuestro proyecto estratégico, las características de una necesaria reestructuración del Partido y la recomposición política, ideológica y organizativa del Partido para volver a conectar con los movimientos sociales y ser un partido de activistas y de lucha en la calle.

El escenario político en España nos aboca a un sistema de partido único, o siendo más precisos, a la alternancia por agotamiento de dos partidos políticos -ahormados por las presiones de la burguesía nacionalista vasca y catalana- que representan en lo económico al neoliberalismo, monárquicos e imperialistas. Los resultados electorales de Izquierda Unida son la “crónica de una muerte anunciada”. El positivo análisis realizado por la dirección federal de las anteriores elecciones municipales y autonómicas, fue un error más. Pero la reflexión sobre esta derrota no puede quedarse tan solo en un puñado de nombres. El proyecto de una fuerza política a la izquierda del social-liberalismo, cuya práctica está totalmente alejada de los conflictos sociales, es lo que en estas elecciones ha quedado cuestionado: la cercanía al PSOE ha acabado asfixiando a IU hasta el punto de convertirla en una fuerza casi extraparlamentaria.

Algunos/as camaradas, no obstante, consideran necesario seguir apostando por Izquierda Unida como proyecto estratégico del PCE. En su defensa, argumentan varios postulados: que los errores de IU son también los errores de los comunistas, que si IU no funciona es porque el PCE tampoco lo hace, que reproducimos los mismos métodos y estructuras de funcionamiento en el Partido y en IU, que los personalismos se han enquistado, con personas y grupos de poder que han ido desmotivando a la militancia… Este es un botón de muestra que este es un debate de calado y profundidad que debe realizarse de forma urgente en el seno del PCE.

Los y las comunistas debemos afrontar ese debate de manera serena, sin prisa, pero sin pausa. Para nosotros/as es imprescindible que el PCE articule un proceso democrático de discusión, de abajo a arriba, para que las decisiones que adopte sean legítimas. Todas las reflexiones para intentar solventar la crisis merece la pena que sean consideradas.

Algunas de las preguntas que debemos formularnos para este debate son: ¿Hay espacio político para la existencia de Izquierda Unida? ¿El frente que se constituyó con IU al calor de la lucha contra la OTAN, sigue siendo válido? ¿No nos está haciendo perder tiempo en la lucha por reconstruir el Partido el mantenimiento de este proyecto estratégico?

A lo que aspiramos es a recomponer la influencia del Partido entre la clase trabajadora, y recuperar la capacidad intelectual para dar un salto adelante y enganchar con las generaciones que se incorporan. El esfuerzo es recomponer el Partido, así como la recomposición del bloque comunista. El PCE no se va a reorganizar sólo con un trabajo teórico. El Partido debe participar en los movimientos sociales para crearle una mínima reputación entre las nuevas generaciones militantes. Nos tienen que volver a ver, y con posiciones claras en temas clave.

La reorganización del Partido debe basarse en la recuperación de una organización disciplinada y leninista, basada en el centralismo democrático (crítica y autocrítica, unidad de acción, rendimiento de cuentas, etc), en la formación como instrumento fundamental, en una estructura organizativa por centros de trabajo o frentes de lucha (células), no territorial, porque los distritos no son el reflejo de donde estamos en la sociedad y en la recuperación de la calle; hay que recuperar la implantación en todo lo que se mueve en la sociedad.

La primera pregunta a la que debemos dar respuesta es si queremos un partido de lucha o una maquinaria electoral, si priorizamos lo institucional o la lucha en la calle. Si la respuesta es la segunda, debemos adaptar a ello la estructura del Partido, con los mimbres expuestos en el punto anterior, y considerar las instituciones como altavoz de nuestras propuestas revolucionarias, no como instrumentos de la gestión de un sistema que pretendemos superar.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles