Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Empleo


El Partido Comunista de Salamanca PCE, denuncia que los accidentes laborales han aumentado en Salamanca un 9,48% en los últimos cuatro años


Grupo de Trabajo de Empleo, Partido Comunista de Salamanca / 25 abr 08

A pesar de la diversa y múltiple legislación que, tanto desde el ámbito estatal como autonómico se ha elaborado en relación a la prevención de riesgos laborales en los últimos años, esta no ha servido para que en Salamanca se hayan reducido los accidentes laborales desede el año 2003. Así, según los datos de la Oficina Territorial de Trabajo de Salamanca de la Junta de Castilla y Leon. del año 2003 al 2007, los accidentes de trabajo en Salamanca han aumentado un 9,48%, lo cual pone en evidencia que dicha normativa no está siendo puesta en práctica por los empresarios de Salamanca.

Según los datos de la Oficina Territorial de Trabajo de Salamanca de la Junta de Castilla y León, el año 2003 finalizó con 4.915 accidentes laborales en la provincia de Salamanca. Por su parte, finalizado el año 2007, el número de accidentes de trabajo sufridos por los trabajadores se elevó hasta 5.441, es decir en cuatro años el aumento ha sido de un 9,48%.

Para el Partido Comunista de Salamanca (PCE), los mencionados datos ponen en evidencia el hecho de que la legislación en materia de salud laboral, por si misma no reduce el riesgo de los trabajadores a sufrir un accidente desarrollando en su actividad laboral, sino que es necesario, incluso imprescidible, una labor de control e inspección que obligue a los empresarios a cumplir con las medidas de seguridad y prevención establecidos en la normativa laboral.

Por sectores, el Alimentario es el sector en el que mas han aumentado los accidentes laborales en estos últimos cuatro años. Así del 2003 al 2007, los accidentes laborales han aumentado un 29,22%, lo cual pone en evidencia que el aumento de producción que este sector ha experimentado en los últimos años, especialmente en la zona de Guijuelo, Bejar y La Alberca, no ha ido parejo a un aumento en medidas de seguridad y prevención de riesgos laborales. Jornadas excesivas y ritmos de producción por encima de lo establecido legalmente son, en opinión del Partido Comunista de Salamanca (PCE) los causantes de este alto índice de accidentes laborales, junto la escasa actualización en las medidas de seguridad emprendidas en los últimos años en este sector, así como el deseo de los empresarios del sector en aumentar sus beneficios sin invertir en la seguridad de sus trabajadores. En ese mismo sentido, los trabajadores de este sector son los que mas padecen enfermedades profesionales como consecuencia de esta actividad.

Además del mencionado, otros sectores que han tenido un importante aumento en la siniestrabilidad laboral de los trabajadores en la provincia de Salamanca en los últimos cuatro años, según los propios datos de la Oficina de Trabajo de la Junta de Castilla y León han sido el agrícola con un aumento del 26,22%, Hostelería con un aumento del 29,22%, Construcción con un 14,25%, el de madera con un 13,95% de aumento.

En opinión del Partido Comunista de Salamanca (PCE), se hace imprescindible, para que el derecho a salud y a la integridad física sean reales en los centros de trabajo, una actuación mas decidida por la Inspección de Trabajo en el control de las medidas de seguridad de los trabajadores en estos sectores, actuación que debe ser de oficio por parte de la Inspección, ya que los trabajadores no se atreven a denunciar a sus empresas por miedo a ser despedidos, situación que se incrementará en los próximos años como concuencia del previsible aumentó de las tasas de paro.

Para el Partido Comunista de Salamanca (PCE) se hace imprescindible una actuación decidida del Ministerio de Trabajo y de la Junta de castilla y León en el conjunto de los sectores de la provinia de Salamanca, pero muy especialmente en el Agroalimentario, Construcción y Hostelería, por ser los sectores donde mas ha aumentado la siniestrabiliadad en los últimos años, actuación que debe ir encaminada en obligar a los empresarios a adoptar las medidas de seguridad necesarias y en su defecto a sancionar a aquellas empresas que no pongan en practica dicha medidas de seguridad.

Las administraciones no pueden esperar que sean los trabajadores los que individualmente denuncien las falta de medidas de seguridad en sus centros de trabajo, ya que temen que los empresarios adopten medidas represivas contra ellos. Son las propias administraciones, como garantes de la aplicación de las leyes, las que deben controlar de oficio el cumplimiento de la ley; de lo contrario estas se convierten en complices de la perdida de derechos de los trabajadores en el trabajo.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles