Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Informe del Comité Nacional del PCE-EPK


Extracto del Informe Político aprobado en el Comité Nacional del EPK


Comité Nacional del PCE-EPK / 07 jun 03

- Situación en Euskadi

A lo largo de estos meses han pasado muchas cosas en Euskadi que han seguido convulsionando a la sociedad vasca en el camino de ir tensionándola más y más. La manifestación convocada por el Lehendakari Ibarretxe el pasado 22 de diciembre con el lema “ETA kanpora” fue apoyada por el Partido y valorada de la siguiente forma: “puede representar un punto de inflexión para la política vasca …. esta manifestación puede abrir el camino a un espacio de encuentro que no debe condicionarse a contenido político alguno y que tiene que tener como único objetivo acabar con la banda terrorista ETA”

Hoy podemos afirmar con total rotundidad que no se ha producido el anhelado punto de inflexión en la política vasca que entonces esperábamos, más bien al contrario. El asesinato de Joseba Pagazaurtundua, Jefe de la Policía municipal de Andoain, puso de manifiesto el profundo abismo que separa a los partidos encuadrados en los dos bloques. Los insultos, calumnias y descalificaciones mutuas fueron una constante, alentando toda clase de resentimientos.

A ello siguió el cierre cautelar de Egunkaria, cierre que ha supuesto propinar un duro golpe a la libre expresión e información y que representa una medida muy grave en un Estado que se llama de derecho que debería ser el primer interesado en proteger, como uno de sus pilares básicos, la libertad de prensa. La incriminación judicial de los directivos de la publicación no debe conllevar, necesariamente, el cierre cautelar de la misma, siendo totalmente inadmisible que se prolongue indefinidamente.

Esta drástica medida tomada por el juez provocó gran alarma social que además de afectar a la libertad de expresión e información, ha vulnerado el derecho de sus lectores y suscriptores y ha debilitado la presencia de la lengua vasca en la sociedad. Asimismo y tras la denuncia de torturas por parte de algunos directivos de Egunkaria, resulta totalmente bochornoso para un estado democrático que en lugar de esclarecer los hechos denunciados, se pretenda arremeter contra los denunciantes

No podemos, por otra parte, dejar de mostrar nuestra más profunda preocupación por el creciente intento de manipulación del euskera y la cultura vasca presentándolas como patrimonio exclusivo de la comunidad nacionalista y enarbolándolas como el gran signo distintivo del rupturismo social. Así mismo, rechazamos de igual forma el intento que hace el PP de criminalizar todo lo vasco, relacionando intencionadamente el euskera y la cultura vasca con el terrorismo.

En este periodo, también, se ha procedido a la ilegalización de Batasuna como consecuencia de la aplicación de la Ley de Partidos. Una Ley que ya fue criticada por el EPK por suponer un recorte a las libertades, al derecho de asociación y de expresión, debilitando aún más el frágil sistema democrático. La ilegalización se produce, pues, en el marco de la ofensiva conservadora y autoritaria que viene practicando el Partido Popular, bajo la supuesta excusa de combatir el terrorismo.

No obstante ello, hay que señalar con claridad que las actuaciones de Batasuna referidas a la cobertura social que dan a ETA, así como a la falta de credibilidad y ética en torno a la defensa de las libertades individuales y colectivas, hace que no encuentren apoyos más allá de sus propias filas.

El Aberri Eguna ha sido la culminación de la exaltación de la patria vasca por parte del PNV, con una declaración que pretende afianzar su identidad nacional recurriendo a las descalificaciones y juicios de intenciones, haciendo un llamamiento a las esencias del pueblo ancestral y elegido, monopolizando lo vasco y excluyendo a todo aquel que no se identifica con su ideología. En definitiva, una suma de despropósitos e irresponsabilidad mostrada por el partido que nos gobierna, que induce, peligrosamente, al rompimiento de la sociedad y a sembrar la intolerancia entre sus miembros.

En el ámbito laboral, las cosas no están mejor. Tanto la declaración conjunta de ELA y LAB ante el Aberri Eguna, las convocatorias contra la guerra realizadas en diferentes días a las establecidas a nivel europeo, como el documento de unidad de acción para la negociación de los convenios del presente año, profundizan aún más la división sindical, basando la unidad de acción con otras fuerzas sindicales en la obligatoria adhesión a sus postulados nacionalistas, pretendiendo con ello la consecución de una hegemonía sindical abertzale, excluyente y negadora de la pluralidad existente en la sociedad vasca. ELA y LAB vienen poniendo el acento en marcar diferencias con el movimiento sindical estatal y europeo. Elorrieta lo ha dejado bien claro: “la mayoría sindical vasca va a seguir tomando iniciativas en planos distintos, incluido el de la guerra, y lo va a hacer desde su propia autonomía y desde su propio diagnóstico de la situación y oportunidad del tipo de respuestas que haya que dar”.

Estos días pasado, ETA ha vuelto a matar. Esta vez ha sido en Sangüesa, a dos policías nacionales. Las gastadas palabras de condena y repulsa de este nuevo atentado nos resultan ya insuficientes para expresar nuestro rechazo a tanta barbarie. Nos encontramos en una situación de verdadera emergencia, no estamos hablando de un problema más entre muchos, sino el problema que condiciona de una forma determinante toda la política vasca y española. Lo hemos dicho muchas veces, el terrorismo es la cortina de humo que tapa otras realidades. Es necesario ante esta situación que venimos sufriendo el encuentro y la colaboración entre los partidos políticos en torno a un solo objetivo, la desaparición de ETA sin condiciones políticas de ningún tipo.

- Elecciones municipales y autonómicas. España

Tras las grandes movilizaciones y manifestaciones que han marcado la actualidad política en España en esta última etapa en contra del Decretazo, el desastre del Prestige y en contra del apoyo del PP a la guerra, las elecciones municipales y autonómicas se han presentado como un plebiscito en torno al apoyo o rechazo a estos grandes temas. Una campaña alejada de los problemas más cercanos a la ciudadanía, de las reivindicaciones de su entorno y de las relacionadas con sus necesidades económicas y sociales.

La pérdida de votos sufrida por el PP no se corresponde con el alto nivel de movilizaciones alcanzado, ni supone, por otra parte, un desgaste considerable después de la aplicación de políticas regresivas y antisociales. El Partido Popular ha remontado los pronósticos más pesimistas de hace unos meses, influyendo en ello la terminación de la guerra, la campaña electoral basada en la presencia masiva y casi en exclusiva del Presidente Aznar, la utilización abusiva de los medios de comunicación a su servicio, la utilización del tema vasco, los temas de seguridad e inmigración y la recuperación de los viejos fantasmas del comunismo y de la España rota.

A pesar de todo ello, lo cierto es que el PP pierde votos y se sitúa casi un punto por detrás del Partido Socialista. Si lo comparamos con las elecciones generales del año 2000 en las que el PP aventajaba en 10 puntos al PSOE, podemos concluir que, efectivamente, el PP retrocede. Estos resultados pueden representar un punto de inflexión, el inicio de un nuevo ciclo político donde las políticas de derecha vayan perdiendo fuerza, hasta conseguir desalojar al PP del poder. Esto, evidentemente, no sólo dependerá de nuestro trabajo en las instituciones y movimientos sociales, sino también de las actuaciones futuras de todo el abanico social y político de la izquierda.

El PSOE ha vuelto a caer en un enfrentamiento con el PP que puede haberse visto de forma oportunista por parte de sectores potenciales de voto, especialmente en asuntos como el Prestige. No ha tenido el crecimiento esperado, aunque ha aguantado bien la ofensiva del PP manteniendo, en lo fundamental, una posición correcta en todos los asuntos en los que ha participado unitariamente en las movilizaciones, especialmente en la guerra contra Iraq. Será necesario, por tanto, que elabore una estrategia para hacer frente a una nueva situación en la que van a tener más valor político las propuestas convincentes que haga en todos los terrenos que la descalificación de las políticas del PP.

Los resultados de IU se pueden calificar de modestos, no llegando a colmar las expectativas creadas por la organización tras la implicación y el trabajo realizado en las movilizaciones sociales. Hemos desaparecido de algunos parlamentos y también de algunos municipios y, en general, hemos visto disminuir el número de cargos públicos. Si bien en algunas zonas hemos tenido avances significativos (Euskadi, Catalunya y Cordoba) que pueden compensar las pérdidas de otros lugares, lo cierto es que la distribución actual es menos favorable a nuestra organización, ya que estamos presentes en menos instituciones.

Habrá que analizar con profundidad cuáles son las razones que impiden que arranquemos de una vez. Muchas serán, sin duda, las causas que influyen en los resultados electorales, además de las estrictamente organizativas. Nuestra posición en las últimas movilizaciones sociales ha sido acertada y nuestro trabajo e implicación ha mejorado significativamente. Sin embargo y a pesar de ello, pensamos que el conflicto vasco sigue lastrando a IU federal. Mantener posiciones diferentes en Euskadi y el Estado sobre temas concretos que tienen una repercusión mediática grande, así como la incomprensión de parte de nuestra organización y de nuestro electorado, en el conjunto del Estado, de las posiciones que se mantienen en torno al nacionalismo vasco y a Batasuna, hacen que el gran esfuerzo que realizamos en el terreno social, quede tapado y seriamente contrarestado. Todo ello, además, favorecido por la campaña brutal de los medios de comunicación que sumisos a las políticas reaccionarias del PP dimensionan, tergiversan y manipulan todo lo relacionado con lo vasco.

No obstante todo esto y tomando como referencia los últimos resultados obtenidos en las generales del 2000 y la tendencia a la baja en la que estábamos instalados, podemos concluir que éste puede ser nuestro punto de inflexión y que será necesario seguir invirtiendo en trabajo social e institucional, corregir el rumbo de la política en Euskadi, así como consolidar nuestra organización de base para que la tendencia al alza sea una realidad.

- Elecciones municipales en la Comunidad Autónoma Vasca.

En el ámbito de la Comunidad Autónoma Vasca, las municipales también se han celebrado en un contexto caracterizado por la disyuntiva entre nacionalistas y no nacionalistas, dejando al margen otros problemas de carácter social, económico y municipal.

Se han desarrollado, una vez más, en unas condiciones realmente dramáticas por la amenaza de muerte que pesa sobre los candidatos y candidatas del Partido Socialista y del Partido Popular. A ello, se ha unido la ilegalización de las candidaturas presentadas por AuB y por las Plataformas municipales independientes. Ilegalización que bordea la legalidad, de dudosa constitucionalidad por no garantizarse, entre otras cosas, el derecho a una defensa adecuada.

Estos condicionantes han influido de forma notable en los resultados electorales recogidos por las diferentes formaciones políticas.

Sigue siendo preocupante el avance imparable del PNV que aumenta el número de votos y también el número de escaños, resultando ser la fuerza más beneficiada por la ilegalización de AuB y por la aplicación de la Ley D’Hont. No podemos olvidar que la gran tapadera del denominado conflicto vasco le permite al PNV, sin apenas desgaste electoral ni oposición política ni social, practicar una política social y económica regresiva y de constantes recortes sociales.

El Partido Popular, a pesar de subir ligeramente con respecto a las elecciones municipales de 1999, sufre una pérdida paulatina y pronunciada de votos desde las generales de 2000, demostrando con ello el fracaso sonoro de las políticas de tensionamiento, crispación social y fortalecimiento de bloques enfrentados que practica.

Así mismo el fracaso de la estrategia del voto nulo lanzada por la ilegalizada AuB, que pierde 100.000 votos con respecto a las anteriores municipales, ponen también de manifiesto el rechazo de la ciudadanía vasca a su política de confrontación y apoyo al terrorismo.. Hay que decir, no obstante, que los 127.000 votos recogidos por AuB, que en Gipúzkoa alcanzan un porcentaje del 15%, supone mantener prácticamente los mismos resultados que los obtenidos en las elecciones al Parlamento vasco del año 2001, demostrando con ello que la estrategia de ilegalización del PP y del PSOE ha provocado un cierre de filas en ese mundo.

El PSE obtiene una subida ligera de votos que se sitúa en un 3% con respecto a las anteriores elecciones municipales y en un 4% con respecto a las Autonómicas de 2001, aunque retrocede en los municipios de la margen izquierda, su feudo tradicional, por su práctica política y discurso alejado de la aplicación de medidas sociales, por formar equipos de gobierno con el Partido Popular y por no marcar distancias con las políticas centralistas del PP.

A grandes rasgos, se puede decir que el mapa sociológico de Euskadi ha variado poco y las grandes tendencias se siguen manteniendo. Sin embargo, los resultados siguen poniendo de manifiesto el rechazo de la ciudadanía vasca al terrorismo y a aquellos que lo apoyan, así como la voluntad por buscar vías para el diálogo y la normalización política, frente a aquella otras posturas que ahonda más y más en la confrontación política y social.

También estas elecciones han dejado claro que la dialéctica izquierda-derecha en Euskadi sigue debilitándose, situándose casi al borde de su extinción y que, por tanto, el predominio en la sociedad vasca del único tema, la construcción nacional, beneficia en gran medida al Partido Nacionalista Vasco que se erige como único referente de esa construcción y en cuya onda se sitúa Ezker Batua, sin que nadie entre a considerar sus aspectos sociales.

Los resultados obtenidos por Ezker Batua-IU han sido realmente favorables. Hemos doblado el número de votos hasta alcanzar los 90.000 y triplicado el número de cargos públicos hasta alcanzar los 77 concejales y 9 junteros. Estos resultados suponen, prácticamente, igualar los resultados obtenidos en las elecciones municipales de 1995 y recuperar los votos que hemos ido perdiendo a lo largo de estos años.

A nuestro entender, estos buenos resultados son una continuación de la tendencia alcista iniciada en las elecciones al Parlamento Vasco y se deben a los siguientes motivos: en primer lugar, a que Ezker Batua lanza un discurso y una practica centrada, mayoritariamente, en la idea de la construcción nacional (el monotema), sin poner seriamente el acento en los contenidos sociales de esa construcción nacional (ya que esto supondría poner en entredicho nuestro acuerdo de gobierno con el PNV); se debe también al discurso sobre la necesidad de tender puentes para romper el frentismo político que amenaza con una fractura social en Euskadi; a nuestra propuesta de modelo de Estado Federal y a la correcta utilización de los espacios de difusión, tanto en la televisión vasca como en otros medios de comunicación, que EB/IU disfruta como consecuencia de gestionar la Consejería de Vivienda y Servicios Sociales del Gobierno Vasco.

Sin embargo, vemos con preocupación el camino que sigue Ezker Batua-IU tanto en su discurso político basado casi exclusivamente en los temas nacionales, como en una excesiva dependencia de los compañeros y compañeras liberadas para desarrollar las actividades políticas, un debilitamiento del trabajo militante, de las actividades de la asamblea de base y un alejamiento de los movimientos sociales. Todo esto en la práctica se intenta compensar, únicamente, con presencia a través de los medios de comunicación. Este funcionamiento que ha sido la práctica habitual en nuestra organización, tiene también sus excepciones en Asambleas que han desarrollado una buena labor en los cuatro años de gestión municipal y en la campaña electoral, cosechando muy buenos resultados.

Los excelentes resultados obtenidos deben servir para fomentar el trabajo institucional y militante, la organización de base, así como nuestro trabajo en los movimientos sociales. Confiar nuestro futuro, solamente, a la gestión institucional y a su consiguiente proyección medíática sin crear fuertes estructuras de base, nos expone a desaparecer políticamente al menor contratiempo. Es el momento también para que desde el EPK nos fijemos como meta fortalecer las agrupaciones, ya que ello redundará en el fortalecimiento de Ezker Batua. Es necesario en esta nueva etapa atender desde la Dirección del Partido las necesidades de las agrupaciones, impulsando y mejorando su funcionamiento.

La política de pactos municipales que, a nuestro entender, se debe practicar por parte de Ezker Batua estará orientada a romper el frentismo político existente. En este sentido, la primera condición que deberemos presentar al resto de fuerzas políticas será la constitución de gobiernos municipales plurales, entre nacionalistas y no nacionalistas, es decir, PNV, PSE y EB/IU. Cuando se cumpla esta circunstancia, EB/IU estará en condiciones de abordar los contenidos programáticos del acuerdo municipal. Es necesario que en coherencia con nuestro discurso de tender puentes para romper los bloques que amenazan con una profunda fractura social, utilicemos la fuerza que nos da ser clave de gobernabilidad para la constitución de gobiernos plurales. Ezker Batua no debe ceder a la estrategia de bloques y confrontación, pasando a trabajar en la oposición municipal en el supuesto de que no haya voluntad por parte del PNV y del PSE de constituir gobiernos plurales y de contenido social.


- Elecciones municipales y autonómicas en Navarra

IUNEB es la fuerza política navarra que más sube, a excepción claro está, de aquellas formaciones que se han presentado por primera vez. IU de Navarra ha avanzado en más de 6.000 votos, un 30%. Hemos recuperado prácticamente el espacio del año 1995 y hemos conseguido 4 escaños en el Parlamento Navarro quedando a muy pocos votos de obtener el quinto. Nos hemos convertido en la tercera fuerza política de Navarra, doblando en representación en casi todas las grandes localidades, convirtiéndonos en clave de gobernabilidad.

La diferencia de apoyos electorales entre un modelo de derechas y un modelo progresista era muy poca antes de las elecciones, manteniéndose casi en los mismos porcentajes en la actualidad.

Es preocupante el afianzamiento de la derecha en Navarra que ha mantenido el tipo en estas elecciones. A pesar de ser muy malas la expectativas electorales de CDN ha conseguido ganar un escaño. Lo mismo ha ocurrido con UPN que gana otro escaño a pesar del desgaste de gobernar sin presupuestos, su posición ante el Euskera, la guerra, etc. No debemos, por tanto, minimizar el poder mediático de quien está gobernando y a una parte importante de nuestra sociedad que lo sustenta, siendo fundamental acercarnos a la ciudadanía con propuestas claras, precisas y de izquierdas que den solución a lo concreto para distinguirnos de la política depredadora de la derecha.

El mapa político institucional navarro está condicionado por los acuerdos alcanzados entre UPN y CDN. Desde el Partido consideramos que los acuerdos municipales deben contar con la presencia del PSN y de Batzarre y que fuerzas como EA-PNV pueden ser un apoyo, nunca la base de un acuerdo. En cuanto a Aralar está por ver que camino escoge, si el de la campaña en clave exclusivamente nacionalista o se lanza a dar alternativas a los problemas sociales, como sería deseable. El cambio, a nuestro entender, debe empezar desde abajo, desde el ámbito más cercano, el municipal.

En otro orden de cosas, también se ha de valorar como un sonoro fracaso el voto recibido por AuB a través del voto nulo que, de no haber sido ilegalizada, hubiera obtenido dos escaños.

Dado que nuestro trabajo será desde la oposición en el Parlamento Navarro, debemos plantearnos como prioridad el trabajo organizativo de extensión y con las asambleas locales que nos permita crear tejido social que es lo único que nos garantiza ir transformando la sociedad y futuros votos.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles