Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Elecciones 9-M en Andalucía


Una Valoración de los resultados de IULV-CA en Andalucía


José L. Centella Gómez, Secretario General del PCA / 24 mar 08

Todavía hay quien no se explica cómo Izquierda Unida Los Verdes-Convocatoria por Andalucía ha conseguido mantener sus 6 diputados en las elecciones del 9 de marzo y trata de buscar justificaciones tan intencionadas, o mejor dicho tan mal-intencionadas, como que el voto útil afectó a las Elecciones Generales, pero pasó de largo en las Elecciones Autonómicas.

Pues bien, justificar los resultados andaluces por la ausencia de voto útil choca con la realidad del hundimiento, hasta la desaparición del Parlamento del Partido Andalucista (pasa de 5 a 0 diputados) en función de este voto útil, nadie puede creer que el voto útil afecte a una fuerza andalucista que tiene sus elecciones más favorables en las autonómicas y no afecta a IULV-CA, también choca este argumento con una campaña en la que en Andalucía no solo asistimos a los dos debates Zapatero-Rajoy, sino que tuvimos que asistir a otro debate más entre Chaves y Arenas.

Por lo tanto las razones debemos buscarlas en argumentos más “propios”:

-Mantenimiento por parte de IULV-CA, en toda la legislatura, de un perfil propio que conjugó una oposición nítida al Gobierno del PSOE, no sólo en el Parlamento, oponiéndonos a cada Presupuesto, confrontando proyectos en cada debate de la Comunidad, sino también con nuestra presencia en movilizaciones como la marcha a Rota, a la vez que hemos sabido aprovechar la oportunidad de ser determinantes en la aprobación de un Estatuto para Andalucía claramente avanzado, y también hemos alcanzado acuerdos tras las elecciones municipales para frenar al PP en el Gobierno de los Ayuntamientos y conseguir para IULV-CA alcaldías tan importantes como la de Córdoba, Puente Genil o Puerto Real. En definitiva que nos confrontamos con la derecha del PP y también con el Gobierno del PSOE.
- Resolución de las candidaturas desde el acuerdo. En la Asamblea de Matalascañas la mayoría de IULV-CA buscó el acuerdo por encima de las mayorías matemáticas, ya que siendo posible aprobar de forma estatutaria y democráticamente con el 70% de los votos unas candidaturas de confrontación, se decidió buscar el acuerdo y la ejecutiva andaluza nominó para ello a una Comisión que aceptó la propuesta de Diego Valderas de encabezar la candidatura de Huelva para poder integrar en las candidaturas a todas las sensibilidades, siendo también de resaltar la generosidad del PCA que renunció a ejercer su mayoría para propiciar un acuerdo que pasaba por la renuncia del Presidente del PCE a encabezar la Candidatura al Congreso por Sevilla.

No podemos olvidar que a los cuatro días de la Asamblea de Matalascañas esta voluntad de acuerdo fue contestado desde la dirección federal con la expulsión de la Permanente de tres compañeros andaluces (W. Meller, M. Monereo y el propio Felipe Alcaraz que había trabajado para el acuerdo en Andalucía), de esta manera lo que se ha llamado el “espíritu de Matalascañas” no es otra cosa que buscar el acuerdo por encima de las mayorías matemáticas para que la gran mayoría pueda verse reflejada en el proyecto, la realidad es que en Matalascañas sólo quedaron “cabreados” por el acuerdo alcanzado quienes habían puesto sus esperanzas en una Asamblea de ruptura como paso previo al estallido de la organización.

Pero también la Asamblea de Matalascañas significó la aprobación de un programa elaborado de forma participativa, porque frente a las convenciones programáticas que sólo sirven para aplaudir documentos elaborados por los gabinetes de expertos, en Andalucía alguien se empeñó en defender la realización de un programa lo más participativo posible.Con todas las limitaciones que han existido fruto de nuestra propia realidad interna y externa, podemos decir que el Programa que presentamos a las elecciones del 9 de marzo fue fruto de más de 160 reuniones locales, más de 40 encuentros sectoriales, que al documento presentado a debate se presentaron 352 enmiendas que fueron discutidas en una Asamblea de 500 delegados/as de toda Andalucía. Por lo tanto de Matalascañas no sólo salimos con un acuerdo en las candidaturas, sino con un programa que empezaba a recuperar la elaboración colectiva como seña de identidad de nuestra formación.

Pero ni una actuación política correcta, ni una Asamblea resuelta con acuerdo hubieran sido suficientes para hacer frente a la campaña más polarizada de la historia sin contar con una organización de más de 400 asambleas locales, 1.100 concejales/as y 89 alcaldes/as que salvo algunas señaladas excepciones han trabajado en la campaña con ilusión, siendo de resaltar que tanto la CUT, como el PCA, han puesto sus organizaciones al servicio de la campaña. Por poner solo un ejemplo señalar que en la larga precampaña y campaña, que se inició con la Asamblea de Matalascañas, el PCA ha celebrado sus anuales entregas de carnet con más de 100 actos abiertos en toda Andalucía, en los que junto con la renovación del carnet se hacia campaña electoral. La realidad es que los distintos candidatos han sido quienes más carnet han repartido este año. Pongo este ejemplo para que los que afirman que el PCE es un lastre para IU se empiecen a buscar otros agurmentos para justificar sus propios errores.

Dichos estos argumentos para poner en valor los elementos propios que han contribuido al resultado electoral de IULV-CA, también tenemos que afirmar que no podemos ser conformistas y olvidar que no todo ha sido positivo, que no todos los problemas se han resuelto en positivo, porque es una realidad que la situación de Jaén ha repercutido en la pérdida del diputado de esta provincia porque algunos compañeros/as no sólo no han querido participar en la campaña sino que incluso han realizado contra-campaña, como también es verdad que algunos compañeros no entendieron la apuesta de integración que se hizo en Matalascañas, ni el trabajo por la política de ampliación de la mayoría que planteó el PCA en el Comité Central ampliado celebrado en Benalmádena, en julio pasado.

En conclusión, unos resultados que no son fruto, ni del bipartidismo, ni del azar, sino consecuencia de una forma de haber entendido tanto la actuación política, como la forma de resolver los conflictos y del papel que el Partido Comunista y la CUT pueden desarrollar en el seno de IU.

Unos resultados que no pueden tapar la realidad interna que debemos mejorar, en el sentido que hace más de tres años ya planteamos en Andalucía, reconstruyendo o refundando IU para que sea más Movimiento Político y Social Organizado, en el que la Izquierda Alternativa confluya en torno a un programa elaborado de forma participativa y menos Partido en el sentido clásico del termino.

Por lo tanto, desde estos resultados que nos dan cierta tranquilidad, debemos afrontar el debate para reconstruir o refundar la organización que la Izquierda Alternativa necesita en Andalucía y en España, porque estamos convencidos de que existe espacio para la esperanza, que existen argumentos para la ilusión y sobre todo que tenemos mimbres para hacer un buen cesto. Se trata de que lo hagamos desde la reflexión colectiva y desde la voluntad de alcanzar la síntesis entre las distintas formas de ver la organización, en lo que me puede corresponder estoy convencido de que el PCA estará como en otras ocasiones, a la altura de nuestra responsabilidad y dispuestos a jugárnosla por el futuro de la unidad de la izquierda, desde el orgullo de ser comunistas.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles