Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Izquierda Unida


Mis discrepancias con Izquierda Unida de Asturias


José Maria Laso Prieto / 24 oct 07

La entrevista que la periodista Lucia Naveros me publicó en LA NUEVA ESPAÑA, causó una gran conmoción política. Ese mismo día me hicieron llegar su solidaridad los profesores Gustavo Bueno Martinez, Gustavo Bueno Sánchez, Benjamín Rivaya y los fundadores de Tribuna Ciudadana, Juan Benito Argüelles y Lola Fernández Lucio, Asimismo el profesor Germán Ojeda, y el el expresidente del Consejo de la Universidad José Ramón Herrero Merediz, y Eladia Gonález , directiva de Tribuna Ciudadana y otros directivos de la misma. Posteriormente he recibido las de Francisco de Asis, su esposa Flor y, Roberto Sánchez Ramos y la de las del presidente de la Fundación de Investigaciones Marxistas, Javier Navascués, las de la Federación de IU. de Francia, Ramón Santamaria. Asimismo he recibido un Comunicado del Comité Federal del PCE , firmado por Francisco Frutos, Felipe Alcaraz y Fernando Sánchez.

Por parte de Rubén Fernández, asturiano de la Dirección Federal de I.U., ha llegado a mi conocimiento que hizo una crítica a la decisión de I.U. de Asurias de borrarme del Censo de militantes, calificándola de estúpida. Por su parte Alejandro Suárez, candidato de IU. De Oviedo, que fracasó en su intento de sustituir a Roberto Sánchez Ramos como concejal de Oviedo, en unas declaraciones recientes llega a decir que” I.U admitirá de nuevo a “hisóricos “ como Laso y Nebot, pero “si lo piden voluntariamente” Este chantaje es inadmisible, y no puedo aceptarlo. Soy miembro fundador de I.U. y debo figurar en su Censo por derecho propio. Tampoco se puede admitir que se diga falazmente que se decidiese partir de cero en el Censo. Por su parte, en un artículo de Angel González, secretario de organización de I,U. de Asturias, sostiene que “José Maria Laso es parte esencial de la historia del PCE y por tanto de la de I.U. de Asturias y de Oviedo. Es parte de nuestro ADN y su trayectoria personal, contribuyó a forjar lo mejor de nuestra organización”. El resto de su argumentación resulta muy poco convincente.

He sido, durante muchos años, un militante del PCA totalmente disciplinado. Mi primera discrepancia la manifesté en una reunión del Comité Central del PCA, debido a que la Dirección de Asturias no trataba de que se aplicasen las resoluciones del XVII Congreso del Partido Comunista de España. Después discrepé cada vez más al observar su creciente socialdemocratización y su caida en una nacionalismo estrecho y banal. Los comunistas siempre seremos inernacionalistas y nunca caeremos en el nacionalismo.. Estas son las causas fundamentales de nuestra discrepancia. No he querido nunca utilizar argumentos “pro domo sua”. Pero coviene que se conozca que desde hace años vengo sufriendo una descalificación por parte de la actual Dirección de I.U. de Asturias. Y ello a pesar de que en su dia publiqué en LA NUEVA ESPAÑA tres artículos defendiendo la candidatura de Gaspar Llamazares para coordinador General de I.U. por considerarle el más idóneo para tal cargo mientras estimaba a Francisco Frutos el más adecuado para desempeñar la Secretaria General del PCE. Lo primero que hicieron contra mi personalidad política, fue sustituirme como responsable de formación del PCA tanto internamente como en su proyección en la Escuela de Verano del PCE. Mi sustituto Manuel Garcia Fonseca “El Polesu”, fue totalmente ineficaz. Después se planteó la decisión de arrinconar a la Fundación Isidoro Acevedo, a la que yo habia prestigiado durante muchos años, para sustituirla por la Fundación Horacio Fernández Inguanzo. Y ello a pesar de que su viuda, esclareció que la fundación que llevaba el nombre de su marido no debía de relegar el nombre de Isidoro Acevedo que había sido el cuadro principal del movimiento obrero de Asturias. Por otra parte,cuando se fundó la Fundación Horacio Fernández Inguanzo, a pesar de que estatutariamente la presidencia le correspondía a Gaspar Llamazares, éste por no poder atenderla me nombro a mi presidente. Después de dos años, la actual dirección de I.U. de Asturias me cesó sin proporcionar la menor explicación. Incluso siendo miembro del Patronato de la misma, se me dejó de convocar a sus reuniones. Otro caso ya inadmisible de presión hacia mi por parte de la Dirección de I.U. de Asturias fue cuando se me trató de suprimir la retribución de 300 euros mensuales que me había otorgado Gaspar Llamazares como consecuencia de mis tareas en la Dirección de La Fundación Isidoro Acevedo. Habia que tener en cuenta que no sólo era el militante que en mis articulos periodisticos defendia nuestra linea política sino el hecho de que habia donado a la Fundación Horacio Fernandez Inguanzo una Biblioteca de 2O.000 volumeness que el profesor David Ruiz, considera la mejor Biblioteca marxista de España y que ha sido valorada en varios millones de euros. A pesar de todo ellnno, los sucesivoa secretarios de organización de I.U. de Asturias, sostuvieron con inusitada energia que tenían derecho a suprimime tal retribución. La maniobra fracasó en una reunión del Comité Central del PCA, donde debido al apoyo que recibí de los militantes de la organización de Oviedo, se decidió mantener mi retribución de la cual abona el 50% el Comité Federal y el otro 50% el PCA. Durante toda esta etapa ha sido la organización del PCA de Oviedo la que más me ha ayudado, incluso proporcionándome el mejor ordenador de la Casa, cuando la Dirección de I.U. de Asturias me había proporcionado el peor ordenador de la Casa.

Me han dejado muy perplejo las declaraciones que formula mi buen amigo Juan Fernandez Ania en LA NUEVA ESPAÑA del dia 21 de Octubre, al manifestar que “la cúpula del PCA de Oviedo trata de manipular a Laso”. Las razones de nuestra profunda amistad se basan en que durante once años compartimos un trabajo común ya que mientras yo desempeñaba la secretaria política del PCA en Oviedo el era su secretario de organización. Mi amigo Juan Fernández Ania sabe muy bien que yo jamás me he dejado manipular por nadie. Incluso la esposa de Juan Fernández Ania, Mina, me ha dicho muchas veces que era inadmisible lo mal que me trataba la entonces Dirección del PCA y de I.U. de Asturias.

Después de esta amplia exposición del proceso de hechos que he sufrido durante los últimos años ,espero que nadie tratará de nuevo de poner en duda mi ortodoxia como militante. Recuerdo que una vez el filósofo Javier Sádaba dijo “Laso es un ortodoxo no dogmático”.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles