Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Euskadi


El Partido Comunista de Euskadi-EPK alerta sobre el inicio de un nuevo ciclo de crispación política y social en Euskadi tras la propuesta del Lehendakari


Partido Comunista de Euskadi-Euskadiko Partidu Komunista / 30 sep 07

Bilbao - Conocida la propuesta presentada por el Lehendakari Ibarretxe el pasado 28 de septiembre ante el Parlamento Vasco, el PCE.EPK alerta sobre la peligrosa vía que abre dicha propuesta, abocando a la sociedad vasca a un nuevo escenario de bloques enfrentados en torno al eje identitario.

Tras el Acuerdo de Lizarra en el año 1998, Euskadi vivió un período de crispación política e institucional que llegó a hacerse patente en el ámbito laboral y social y que culminó con el frustrado Plan Ibarretxe. Dicho Plan llevó a los partidos políticos que formaban el Gobierno Vasco (Partido Nacionalista Vasco, Eusko Alkartasuna y Ezker Batua) a cosechar un significativo retroceso electoral en los comicios autonómicos de 2005 tras su pretensión de presentar dichas elecciones como un plebiscito. Los resultados electorales acabaron con la andadura del Plan Ibarretxe y sentaron las bases para la superación de los bloques y de la fractura social en torno a una agenda nacionalista.

La política de bloques enfrentados, entre nacionalistas y no nacionalistas, ya se mostró entonces estéril e inútil para la resolución de conflicto alguno, profundizó la crispación y puso en peligro la convivencia en el seno de la sociedad vasca, enfrentando legítimos sentimientos de pertenencia y negando la realidad identitaria plural y mestiza de Euskadi.

Esta nueva propuesta viene a retrotraernos a aquellos escenarios políticos y sociales de crispación que hoy empezaban ya a encontrarse en vías de superación, conteniendo, además, elementos contradictorios, imprecisiones y vaguedades que hacen dudar de su utilidad y también de su viabilidad. Así, la propuesta:

.- Resulta laberíntica en su desarrollo temporal que va fijando actuaciones varias que dependerán de multitud de factores y circunstancias difíciles de predecir y necesitadas al mismo tiempo de voluntades y acuerdos ajenos al propio Lehendakari Ibarretxe y a su Gobierno.

.- Resulta confusa con respecto al contenido mismo de la consulta. Mientras, por un lado, se anuncia con claridad que la consulta servirá para que la ciudadanía vasca apruebe dos mandatos: uno hacia ETA y el Gobierno de España para negociar el fin de la violencia; y otro hacia todos los partidos políticos para que inicien una negociación política. Por otro lado, se introduce elementos que acotan el terreno de la negociación política, cuales son, el derecho a decidir y la territorialidad.

.- Resulta escasa en su espíritu consensuador al formularse como un ultimatum para el resto de los interlocutores políticos. Teniendo en cuenta, además, que el Gobierno Vasco representa sólo el 42% del Parlamento Vasco, hubiera sido deseable antes de lanzar una propuesta que a buen seguro estará abocada al fracaso con un coste social imprevisible, que se hubiera hecho algún esfuerzo previo de entendimiento y acercamiento con otras fuerzas políticas y sociales.

.- Resulta contradictoria en si misma cuando anuncia, primero, la necesidad de no mezclar el proceso de paz y el proceso de normalización política y a continuación propone una consulta que relaciona directamente aspectos importantes de estos dos procesos.

Por todo ello, el Partido Comunista de Euskadi-EPK rechaza la propuesta presentada por el Lehendakari Ibarretxe que, a buen seguro, iniciará una nueva escalada de crispación y fractura social en torno al tema nacional, invadiendo y acaparando totalmente el debate político de los próximos meses y dejando en el olvido las necesidades más sentidas por la ciudadanía vasca, cuales son, el precio de la vivienda, de las hipotecas, la dificultad de las familias para llegar a fin de mes, el empleo precario, la atención sanitaria, la educación...

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles