Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Elecciones 27 mayo


Valoración de las elecciones en la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra


Euskadiko Partidu Komunista-EPK, Comisión Permanente Ejecutiva / 01 jun 07

Bilbao - El PCE-EPK ante los resultados de las elecciones municipales, forales y autonómicas celebradas el pasado 27 de mayo en la Comunidad Autónoma Vasca (CAPV) y Navarra hace la siguiente valoración:

1º.- La alta abstención registrada en estos comicios resulta más preocupante, si cabe, por tratarse de elecciones municipales, las más cercanas a la ciudadanía. Se ha dado una mayor abstención en la CAPV, un 39% (9 puntos más que en 2003) que refleja la falta de interés de una ciudadanía absolutamente perpleja ante el rifirrafe político y la gran confrontación mediática en torno al proceso de paz, el terrorismo y la unidad de España. El divorcio entre la actividad política y las preocupaciones más inmediatas de la gente viene siendo una constante que desemboca en el desinterés y la indiferencia hacia la gestión pública que pasa a ser desempeñada por especialistas o profesionales de la política. La mediocridad y superficialidad de la política general donde prima el discurso tremendista y la falta de rigor lo invade todo sin dejar espacio para el debate de aquellos otros problemas que afectan de una forma directa a las gentes: vivienda, calidad del empleo, de la enseñanza o la sanidad, carestía de la vida, etc.

2º- La campaña electoral ha sido fiel reflejo de la situación política, donde las propuestas locales han sido tapadas por la estridencia del debate de política general. El falso y burdo mensaje trasladado a la ciudadanía por UPN (Unión del Pueblo Navarro) sobre el dramático futuro que le espera a Navarra si es gobernada por otras fuerzas políticas no ha sido respaldado en las urnas por los navarros y las navarras que han conseguido arrebatar la mayoría absoluta a la derecha (UPN + CDN).

Batasuna ha tenido una presencia continua y desmesurada en los medios de comunicacion por la cuestión de la legalización/ilegalización de sus listas. Bajo la cobertura de las siglas de Acción Nacionalista Vasca (ANV) consigue presentar la mitad de las candidaturas, burlando en parte la Ley de Partidos. Una Ley que, de nuevo, cercena el derecho de miles de personas a las que se les ha impedido elegir y ser elegidos para el gobierno de sus instituciones.

La violencia callejera procedente del entorno de Batasuna ha tenido una presencia brutal en toda la campaña. La amenaza, el insulto y la violencia física hacia los candidatos y candidatas del resto de formaciones políticas, el ataque a las sedes de los partidos y a sus actos electorales y las acciones vandálicas destruyendo todo tipo de mobiliario urbano han sido constantes. Nada hemos oído de Batasuna en contra de estos actos violentos, confirmando una vez más la hipocresía de aquellos que reclaman derechos para si y los niegan para los demás.

Los actos electorales han resultado lejanos a la ciudadanía, con montajes que rozan el esperpento y que tienen como único objetivo aparecer en los medios de comunicación. La imagen de los candidatos y las candidatas besando niños, regalando cosas, prometiendo de todo, descalificando a otros o intentando arrancar un voto aún a costa del engaño o la promesa fácil, degrada la actividad política y aleja a la gente.

3.- El Partido Nacionalista Vasco pierde votos, baja en porcentaje y ve reducidos sus cargos públicos en prácticamente todos los ayuntamientos de la CAPV. Pasa de ser la primera a ser la segunda fuerza en las Juntas Generales de Gipuzkoa y pierde la mayoría absoluta en Bizkaia. El no presentarse junto a Eusko Alkartasuna (EA) como lo hizo en anteriores comicios puede ser una explicación, pero sin duda, también le ha pasado factura los casos de fraude en la Hacienda de Irún que saltaron a la opinión pública en plena campaña electoral, así como la renuncia de su primer candidato tras ser acusado de ocultar patrimonio a la Hacienda Foral gipuzkoana. EA se beneficia de esta pérdida tan significativa en Gipuzkoa recogiendo parte del voto nacionalista que, a pesar de ello, consigue menos representación institucional que la que obtuvo al presentarse coaligada al PNV.

El Partido Socialista de Euskadi (PSE) es el único partido que, a pesar de la alta abstención en la CAPV, consigue aumentar ligeramente el número de votos, aumentar el porcentaje (+4,82%) y un mayor número de cargos públicos. Pasa a ser la fuerza más votada en Gipuzkoa y arrebata al PP el primer puesto en Vitoria. La gestión de los temas relacionados con Euskadi por parte del Gobierno Zapatero, así como su desmarque de la línea política del PP en este tema, han sido valoradas de forma positiva por el electorado. En Navarra consigue mejorar ligeramente sus resultados con un escaño más en el Parlamento, pero pasa de ser la segunda a ser la tercera fuerza política en número de votos, por detrás de Nafarroa Bai.

El Partido Popular retrocede en votos, en porcentaje (-2,49%) y en número de cargos públicos. Sigue siendo la fuerza más votada en Alava, a muy poca distancia del PSE y pierde Vitoria. La utilización partidista y descarada del terrorismo y de las víctimas, así como su concepción centralista de España no son avaladas en las urnas. En Navarra, Unión del Pueblo Navarro (UPN) pierde un escaño en el Parlamento, aunque gana en número de votos y también en porcentaje (+0,7%). El debate en torno a la relación Navarra-Comunidad Autónoma Vasca ha movilizado a la ciudadanía, registrándose una participación (73,8%) superior en 3 puntos con respecto a 2003. La pérdida de un escaño de UPN junto a la pérdida de 2 escaños de CDN, que gobernaban en coalición, hace que no alcancen la mayoría absoluta en el Parlamento Navarro.

Acción Nacionalista Vasca (ANV), la marca encubierta de Batasuna, consigue buenos resultados (28.189 votos en la CAPV y 21.374 en Navarra) y recupera muchas Alcaldías de poblaciones que ya tuvo con anterioridad. Consigue también un elevado número de apoyos a través del voto nulo (134.829 votos en la CAPV y 18.096 en Navarra) que viene a demostrar que sigue manteniendo un electorado fiel a pesar de las ilegalizaciones y del mantenimiento de la violencia.

Nafarroa Bai (NaBai) coalición compuesta por EA, PNV y Aralar se presenta en Navarra y cosecha unos buenos resultados, aumentando el número de votos, el porcentaje (+5,8%) y el número de escaños en el Parlamento Navarro (+4), arrebatando al Partido Socialista de Navarra el segundo puesto. Es la fuerza que más ha aumentado en Navarra recogiendo en mayor medida el rechazo a las políticas de UPN.

Ezker Batua que se ha presentado en coalición electoral con Aralar en la CAPV, no cubre las expectativas depositadas en esta apuesta. Disminuye el número de votos obtenidos (-39.179) y también disminuye el porcentaje global (-2%), sin embargo consigue un número superior de cargos públicos (+14 concejales y pérdida de 1 juntero) y estar presente en mayor número de ayuntamientos. La coalición ha obtenidos buenos resultados en Gipuzkoa, una provincia con fuerte componente nacionalista en el voto, pero retrocede de forma significativa en Bizkaia y en Alava. El discurso y la actuación de EB centrados en aspectos identitarios que se ven reforzados con la propia coalición de Aralar, recoge voto en zonas nacionalistas, pero retrocede en zonas de tradición obrera, más proclives a un discurso social y federal.

No se ha entendido, por otra parte, el hecho de que la coalición Ezker Batua-Aralar sólo se presentase en la CAPV y no en Navarra, siendo Aralar en esa Comunidad una fuerza política adversaria a IUN-NEB, en clara contradicción con el carácter federal de EB. Ha creado también mucha confusión que la coalición se presentará en unas localidades y en otras no dentro de la propia Comunidad Autónoma Vasca.

Los resultados han demostrado que en muchas localidades no guardan relación alguna con la existencia o no de asambleas locales, así, se ha perdido representación en poblaciones donde existen asambleas locales y se ha avanzado en dónde no existe organización de base y resultó harto difícil elaborar la candidatura municipal. Los datos demuestran, por tanto, que el voto no se asienta, en general, sobre una base electoral y social consolidada y organizada, respondiendo a otras motivaciones de tipo general, ajenas a la política municipal. A esto hay que añadir la influencia negativa que ha tenido la manipulación y el aumento artificial de censos en algunas asambleas de base por parte de la mayoría de EB para cambiar correlaciones de fuerza e imponer candidaturas afines y ajenas a la propia localidad.

Ezker Batua por tanto deberá reflexionar sobre estos resultados y trabajar para consolidar los frutos obtenidos en las nuevas zonas, recuperando al mismo tiempo el voto perdido en las zonas donde tiene mayor implantación, basculando su discurso hacia temas sociales y dedicando mayores recursos materiales y humanos a revitalizar la organización de base, desde el respeto, el apoyo y la observancia de la democracia interna.

En Navarra, IUN-NEB ha tenido un retroceso significativo, tanto en número de votos (-12.625), como en porcentaje (-4,5%) y en número de cargos públicos (-2 escaños en el Parlamento Vasco y -22 concejales). Sin duda, el debate en torno al futuro de Navarra que ha invadido toda la agenda política ha tenido una influencia fundamental en el resultado, sin que el electorado viera en IUN-NEB una alternativa real a UPN.

4.- Así pues y dado que UPN y CDN no alcanzan la mayoría absoluta en el Parlamento Navarro, será necesario, como primera condición para constituir gobierno, desalojar a UPN del Gobierno para entrar, como segunda condición, a la negociación de un programa de progreso para Navarra.

En la CAPV el resultado ha abierto la posibilidad de pactar mayorías de gobierno muy variadas dado que no existe ninguna fuerza hegemónica en los tres territorios y sobre todo, va a posibilitar la ruptura definitiva de los bloques enfrentados en torno a las políticas identitarias. Por ello, la fuerza institucional de EB-Aralar deberá servir para asegurar gobiernos de progreso allí donde sea necesario elaborando programas municipales con un fuerte componente social y participativo que impulse desde las instituciones la intervención directa de la gente en los asuntos públicos.

Euskadiko Partidu Komunista-EPK
C. Permanente Ejecutiva, 1 de junio de 2007

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles