Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Sede de Asturias


Resolución de la agrupación del PCM de Leganés en apoyo de nuestros camaradas asturianos


Agrupación del PCM en Leganés / 04 jun 07

El pleno de la agrupación del PCM de Leganés, reunido el pasado lunes 4 de junio, ha decidido manifestar su apoyo a las camaradas y los camaradas del Partido Comunista de Asturias frente al cúmulo de indecentes agresiones a que vienen siendo sometidos a instancias de la dirección de Izquierda Unida de Asturias.

Lo que se viene sufriendo desde hace bastante tiempo en Asturias en el seno de IU puede calificarse sin exagerar de una verdadera caza de brujas, que responde a una estrategia política general de arrinconar primero y expulsar de la organización después el menor atisbo de movimiento revolucionario, cualquier sombra de comunismo y de contestación a la deriva derechista de IU. Es una estrategia alumbrada y dirigida sin pudor por el sector político que respalda a Gaspar Llamazares y que conduce desde hace tiempo a toda IU en el conjunto del Estado a una existencia implorante ante la socialdemocracia, sorda a la sociedad, dependiente de grupos nacionalistas de la pequeña burguesía reformista cuando no de la derecha en la periferia y hueca de todo contenido político.

En otros muchos lugares de España tal orientación política se intenta imponer de manera autoritaria frente a la oposición de los comunistas o de sectores críticos en general. Pero en Asturias la lucha ha alcanzado necesariamente las cotas más altas de tensión y crudeza.

Ello es debido, por un lado, a que en Asturias es donde Gaspar Llamazares ha intentado experimentar con mayor ahínco su formato de organización mercantilizada, de sedicente ecologismo y de la que se haya extirpado de raíz toda composición y objetivos de clase. Por otro lado, también en Asturias se ha conseguido poner en pie la más decidida resistencia comunista a semejante vulneración del espíritu fundacional de IU y de la izquierda alternativa.

Es en este entorno general en el que puede entenderse el delirante y hasta ridículo comportamiento de la dirección de IU de Asturias, encabezada por Noemí Ruiz y siempre bendecida por el grupo de Llamazares de la dirección federal. Pasos cruciales de su estrategia fueron tanto la organización de un congreso del partido sin las más elementales garantías democráticas como el boicot al posterior congreso celebrado corrigiendo las irregularidades del primero y la purga de todas y todos los comunistas que participaron en tal congreso. Dentro de la campaña represora revistió especial infamia la disolución de la asamblea de IU de Oviedo, una de las organizaciones de IU de mayor prestigio social de toda España, así como la anulación de la lista electoral que la asamblea había elegido por unanimidad. El hecho de que la candidatura que formaron los expulsados de Oviedo obtuviera un concejal y rozara el logro del segundo edil y el desplome de la improvisada candidatura impuesta por la dirección regional de IU demostraron fehacientemente quién representa de verdad en Oviedo a la izquierda alternativa.

Y ello no fue otra cosa que la constatación final de que el proyecto anticomunista de Llamazares en Asturias, su más querido campo de operaciones, se ha estrellado de manera irremisible. Pero, en lugar de reflexionar fríamente sobre las razones de su fracaso, se han precipitado en la histeria y han querido rescatar las viejas y siniestras costumbres del carrillismo de hostigamiento y apropiación ilegítima del patrimonio del partido. El recurso a una empresa privada de seguridad para impedir la entrada de los comunistas a su sede y el violento asalto de la misma han rebasado todas las fronteras aceptables en la disputa política entre compañeros, si es que tal cosa no había sucedido mucho antes, y emparienta en talla moral a los dirigentes que han promovido tales actos con grupos que nada tuvieron que ver jamás con la izquierda. Se ha cruzado una línea de no retorno.

En este punto, es vital para la supervivencia del comunismo y el movimiento obrero asturianos, de tan digna historia, que la estrategia reaccionaria del hostigamiento sea derrotada. Es vital para la pervivencia de nuestro proyecto revolucionario en toda España que en Asturias el comunismo supere esta campaña de agresiones indecentes y salga reforzado.

Para lograrlo, las comunistas y los comunistas de Leganés estamos dispuestos a ofrecer nuestros brazos, nuestra inteligencia y nuestra voluntad. Porque la lucha del comunismo es la misma en todas partes.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles