Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Informe del Comité Federal del PCE


Texto completo del Informe



Comité Federal del Partido Comunista de España / 21 oct 00

1.Los datos y la realidad política.

a) Palestina.-

- Una historia de usurpación de una tierra. De división y enfrentamiento de un único pueblo: el semita.

- Una decisión moderna: la declaración Balfour (1917) y la decisión de 1948 de la creación del Estado de Israel, no como un marco de convivencia plural, sino expulsando a los otros inquilinos del solar patrio.

- Varias guerras. Muchas decisiones de las Naciones Unidas incumplidas. Y la OTAN no se enteró, y los Estados Unidos no se enteraron. Y la CEE (entonces) no se enteró.

- Largo y trabajoso acuerdo de paz. Puesta en marcha del mismo. Asesinato de Isaac Rabín. Triunfo electoral del ultraconservador Netanyahu. Parón radical del proceso de paz. Proceso que ya era contestado por "palestinos" e "israelíes".

Triunfo electoral de Barak. Tortuoso camino para conseguir avanzar. Jerusalén, representa el símbolo que debería ser unitario y es enfrentamiento. Visita de Ariel Sharon a la explanada de las mezquitas. Es una provocación fascista. Se le contesta con una intifada, fundamentalmente de piedras, que es reprimida a tiro limpio.

Revoloteo occidental de cancillerías que se mueven mucho, sin aparentes avances. Como siempre. Acuerdo limitado y frágil.

Aquí ha habido manifestaciones y concentraciones (pocas y no muy numerosas). Es preciso organizar toda una respuesta con dos objetivos: Impedir más asesinatos de la población (imágenes que hablan por sí solas) y culminación del proceso de paz con la proclamación de un Estado Palestino, con sede en Jerusalén Este.

b) Yugoslavia.-

- Posición correcta del PCE e IU antes, durante y después de la guerra de la OTAN contra Yugoslavia.

- La consigna "ni OTAN ni Milosevic" era una consigna política errónea. Milosevic, Tudjman, Itzevegovic... forman parte de un problema: la ruptura de Yugoslavia y los enfrentamientos bélicos posteriores, en los cuales occidente y, especialmente, Alemania tienen una gran responsabilidad. Milosevic forma parte destacada de este proceso con su actitud nacionalista, no más que la de los otros, pero con una responsabilidad específica por la importancia de Serbia y por su carácter teórico de dirigente de izquierdas que no contempla el problema desde una perspectiva social, o de clase, sino con una visión nacionalista, que no duda en eliminar conquistas autogestionarias de los trabajadores serbios o en potenciar y tolerar economías irregulares.

La OTAN, no pintaba ni pinta nada. Bombardeó y destruyó con objetivos que no tienen nada que ver con sentimientos humanitarios y democráticos. Impuso un orden, vulnerado por todo tipo de persecuciones étnicas y por las mafias. Los Balcanes es un sitio del cual la convivencia y el impulso democrático transformador han desaparecido por mucho tiempo. Las generaciones que han perdido la vida, la convivencia, el trabajo y la dignidad tardarán en recuperarlo.

Las elecciones convocadas por el Presidente Milosevic, según las leyes democráticas del país, tuvieron un ganador plural, que se personaliza en Kostunica. El no reconocimiento inmediato creó una situación explosiva durante cuatro días, que, finalmente, se subsanó con el reconocimiento de la victoria del bloque opositor, lo cual demuestra que los pueblos no necesitan bombardeos criminales para conseguir sus objetivos.

Es preciso, aunque parezca complicado y a alguno le tiemblen las piernas, decir que han habido presiones intolerables, injerencias y chantajes por parte de la OTAN, Estados Unidos y la Unión Europea que, como siempre hasta el momento, han actuado con la doble moral y la indignidad política, según se trate de Yugoslavia, de Israel o de Turquía, para poner solo los ejemplos más cercanos.

Ahora es necesario apoyar, a través de la relación con los interlocutores yugoslavos, una normalización democrática que evite más violencia y deterioro y que abra una nueva fase en Yugoslavia y en el conjunto de los Balcanes, basada en el diálogo, la convivencia, la paz y el desarrollo económico y social.

Defendemos una RFY democrática, soberana, pacifista y no alineada con ningún bloque militar, en la cual Kosovo, territorio de la OTAN en el cual existe violencia, expulsión étnica, asesinatos y todo tipo de arbitrariedades, conozca una solución democrática que no alimente ningún miserable expansionismo.

c) En América Latina se producen rebeliones espontáneas en el tiempo y espacio, que tienen un denominador común: la lucha contra la explotación y la opresión y sufrir "democracias" incapaces de desarrollar todos los derechos humanos porque están enfeudadas a los intereses de los oligarcas y villanos locales y a las empresas y grupos de intereses capitalistas occidentales, especialmente los norteamericanos.

En los últimos dos años, desde la crisis financiera de 1998, los niveles de vida han empeorado. Ecuador, Bolivia, Brasil, de forma especial Colombia, y, en general, el conjunto de América Latina, sufren las consecuencias concretas de las políticas neoliberales y regresivas socialmente. Los grandes intereses financieros y económicos se recomponen de las crisis pero los derechos sociales, ya escasos, retroceden.

Dentro de lo posible vamos a potenciar la relación con las organizaciones de la izquierda latinoamericana, intentando que cada proceso de rebelión o movimiento de cambio sea correspondido aquí por una movilización coincidente, coordinada y organizada.

d) Reiteramos la necesidad de una política de la Unión Europea hacia Africa con un programa a medio y largo plazo que abarque, como mínimo, los siguientes asuntos:

- Programa de desarrollo, dotado de ayudas técnicas y financieras suficientes, que permita que cada país disponga de los recursos alimentarios y materiales suficientes con el desarrollo de su agricultura, recursos naturales e infraestructuras.

- Programa de salud, coordinado política y técnicamente desde la Unión Europea, con los interlocutores de cada país, que utilice todos los recursos disponibles para hacer retroceder y eliminar las principales epidemias (SIDA, enfermedades derivadas de la desnutrición, falta de agua potable, falta de información y medicamentos básicos...).

- Programa educativo básico y de formación profesional y técnica que, a partir de la propia cultura y experiencia de cada lugar, articule los elementos comunes que conforman el instrumental para un desarrollo económico y social básico.

- Labor política sistemática de la Unión Europea en cada país y de forma común para encontrar bases de relación e intercambio entre todos los países, que atiendan las necesidades del conjunto a partir de las condiciones hoy existentes en cada lugar.

La venta de armas debe ser totalmente prohibida. Se debe perseguir a los traficantes y se debe articular un marco de relación política estable, que disponga de la fuerza de coerción suficiente para impedir masacres y desastres humanos y sociales como los producidos en los últimos años en diversos países del Africa central subsahariana.

En la línea con todo lo expuesto y sin pretender agotar los asuntos de la realidad exterior, continuamos exigiendo el inmediato cese de los bombardeos norteamericanos y británicos contra Irak y el fin del bloqueo. Reiteramos nuestra solidaridad con el pueblo de Cuba y la exigencia del fin del bloqueo, así como el referéndum por la autodeterminación del pueblo saharaui. Pleno apoyo a las conversaciones de paz en Colombia y rechazo total al belicista Plan Colombia, al cual la Unión Europea no debe prestar ninguna colaboración. Participación e impulso en la Marcha Mundial de las Mujeres 2000 contra la pobreza y la violencia.



2. En España son varios los elementos a tener en cuenta:

a) Coincidiendo con las movilizaciones de Praga contra la globalización, ha habido manifestaciones en Madrid y Sevilla, bastante más importantes de lo que hacía prever la falta de impulso y de organización que caracteriza el trabajo de la izquierda en el último período. Es alentador y un camino a perseverar.

b) El conjunto de protestas contra la subida de carburantes ha tenido un eco importante, que ha empezado a colocar piedras contradictorias al hasta anteayer triunfalismo desbordante del PP. Nuestra posición debe ser equilibrada y no caer en falsas alternativas como puede ser una bajada de impuestos indiscriminada, que puede beneficiar a los que más tienen en recursos, si no se matiza.

No es lo mismo un camionero autónomo que una empresa con una flota de camiones y una alta cuota de mercado, lo mismo se puede decir de un taxista autónomo y de una empresa con muchos taxis; o de los campesinos poseedores de una propiedad familiar agraria que gastan un porcentaje muy alto de carburantes y reciben pocas ayudas de la Unión Europea, frente a los importantes propietarios agrarios que tienen capacidad técnica y recursos y, además, disponen de recursos sustantivos de la Unión Europea. Los pescadores son otro gran sector, en el cual el precio de los carburantes se alía con otros problemas derivados del paro biológico...

Si el gobierno no tiene recursos derivados del conjunto de los impuestos para hacer frente a las contingencias del aumento de precios de los carburantes, la discriminación contra sectores de autónomos asalariados o asalariados autonomizados, continuará. Por eso debemos continuar defendiendo una política económica y social matizada y positiva hacia el conjunto de gentes que viven de su trabajo en los sectores citados, sin disponer de importantes capitales y sobreexplotándose individualmente en muchos casos.

c) Los PGE 2001 van en un sentido contrario ya que profundizan en la línea conservadora (o neoliberal) que caracteriza la política económica en los últimos años: son ineficaces para la creación de empleo estable y de calidad, profundizan un sistema fiscal más injusto y regresivo aumentando los impuestos individuales y reduciendo los directos y no avanzan en reducir las diferencias sociales con la Unión Europea. Además son increíbles: Nadie se cree lo de una inflación para el 2001 del 2%, pero si servirá para indiciar a los trabajadores de la Administración pública.

Por ese lado no podemos expresar un cambio de tendencia y será necesario participar en las acciones sindicales y sociales contra los efectos de esta política, impulsando al propio tiempo las propias iniciativas, en la línea de las 35 horas.

Nos solidarizamos y apoyamos las movilizaciones sindicales de los trabajadores de Sintel en toda España, que llevan cuatro meses sin cobrar su salario, y con los del Metal de Huelva que están en huelga desde hace 22 días, exigiendo un convenio colectivo unificado de metal y automoción, con el reconocimiento de la antigüedad.

Estas acciones no deben quedar aisladas. Deben ser apoyadas para que alcancen sus objetivos, al tiempo que se contribuye a impulsar luchas sociales necesarias. La actitud de Telefónica con Sintel, a la que debe 5.000 millones de pesetas por los servicios prestados, continúa la actuación mafiosa de Telefónica y de la familia Mas Canosa. Los trabajadores de Sintel necesitan nuestra solidaridad y apoyo.

d) Euskadi.-

Las mociones de censura al gobierno vasco vienen en un momento de fuerte tensión política por la continuación de los asesinatos de ETA. Todo lo que ocurre en Euskadi atañe al conjunto del PCE y de IU. No es un problema exclusivamente vasco. Lo sería si en circunstancias normales la dialéctica política interna vasca no tuviera ninguna connotación terrorista ni afectara al marco de relación política que define la Constitución, reformable pero existente.

Ante la moción del PP la respuesta era negativa: era una moción de carácter electoral. Ante la moción del PSOE debería haberse producido un voto afirmativo o una abstención, por la sencilla razón de que planteaba algunos elementos para una acción de gobierno, insistía en el diálogo por la paz y no discriminada al PNV.

De la misma manera era necesario asistir a la manifestación de San Sebastián el 23 de septiembre y a la del sábado 21 de octubre. Son complementarias y no contradictorias ya que el elemento central de las dos es la denuncia del terrorismo y de ETA y las exigencias de paz. No se puede descalificar la del 23 de septiembre alegando que es sesgada por hablar de la Constitución y del Estatuto cuando, reiteradamente, hemos subido a todas las tribunas defendiendo Constitución (reformable) y Estatuto.

Ahora, es preciso continuar con nuestra propuesta de diálogo y unidad democrática, con nuestra personalidad y sin subordinarnos a las estrategias del PNV o del PP, ambas alimentadoras de una escalada de la tensión de la que solo se beneficia ETA, si tenemos en cuenta los intereses y derechos de la gente: la que es asesinada, amenazada, extorsionada y privada de libertad y la gran mayoría obligada a vivir en la tensión y agresividad permanentes.

Nosotros no somos equidistantes de unos y otros en el asunto del terrorismo, pero tenemos nuestra propia política. Coincidimos con pocas cosas del PNV y, especialmente, de sus dirigentes más sectarios, pero consideramos un grave error político, que puede tener malas consecuencias, marginar al PNV del proceso de diálogo, aunque haya contribuido a generar la actual situación.

e) Ley de Extranjería.-

Es preciso continuar las movilizaciones, presionar, trabajar unitariamente con todas las organizaciones humanistas, religiosas, sociales y políticas que, al igual que nosotros, defienden una verdadera ley de derechos y obligaciones de los inmigrantes, que sitúe el sentido humanista y solidario al mismo nivel que las necesidades de mano de obra y de infraestructura (vivienda, educación, salud...) para una satisfactoria integración social.

Estas son, en síntesis, las cuestiones más actuales, algunas de ellas perennes, tratadas más ampliamente en el discurso de la Fiesta. Queda la importancia de la VIª Asamblea.

3.- VIª Asamblea de IU.-

Deberíamos evitar que saliera como el rosario de la aurora.

Deberíamos intentar que en ella se avanzara en la clarificación de la política general de Izquierda Unida, sin ambigüedades y dobles mensajes.

No es suficiente con tener proyecto y programa. Se necesita discurso político coherente. No se puede hacer un día una cosa y otro día otra en asuntos clave, ni decir una cosa en un sitio y lo contrario en otro.

En la política de la izquierda tan malo como ser sectario o dogmático es ser oportunista o ecléctico.

Hay cuestiones en las que Izquierda Unida debe tener una sola política, aplicada matizadamente según el sitio y la realidad pero no variada. Políticas de derechos laborales y sociales, políticas referentes a la seguridad social o a las pensiones, políticas sobre el agua como patrimonio común (Plan Hidrológico Nacional), políticas referentes a una concepción del Estado federal, de la paz en Euskadi y del desarrollo de sus libertades son, en conjunto, de toda Izquierda Unida, no de cada federación, según el grado de vivencia real.

Todo esto debe quedar claro.

Muchos/as militantes de Izquierda Unida están desmotivados/as. La pérdida de votos en varias elecciones ha sido precedida de una pérdida de influencia social, a consecuencia de realidades externas basadas en las fuertes corrientes conservadoras de la época y de responsabilidades propias. Luchar contra las externas será más fácil si somos capaces de acertar en el diagnóstico y alternativas para las propias, las que producen políticas erráticas en temas importantes con mucha repercusión social (alianzas, terrorismo, crisis internas...), las que emiten mensajes confusos y contradictorios de nuestra política, las que tienen una actitud lejana de la gente, tanto en el trabajo cotidiano como en las propuestas, las que reflejan una interiorización capaz de analizar los problemas de la gente en abstracto e incapaz de ofrecer alternativas concretas y entendibles; las que derivan de un profundo grado de burocratización y de la ineptitud de personas incapaces de hacer política, las que no dan muestras de la utilidad del voto a Izquierda Unida para girar el espectro del país un poco más hacia la izquierda en el desarrollo de políticas concretas al tiempo que mantiene un impulso moral de carácter transformador.

Izquierda Unida necesita una pasada por la izquierda en su trabajo y en su propuesta concreta, no en sus textos. Y esto solo puede realizarse con un discurso político claro, con una dirección colectiva unitaria e integradora, que funcione de la forma más colegiada posible y con planes de relanzamiento y desarrollo de Izquierda Unida realizados por cada organización, mirando el mapa de influencias y buscando la participación con responsabilidades para todos/as los/as activistas. Todo esto exige convicciones sólidas, que no dogmáticas, actuar sin complejos y sin triunfalismos y con una política unitaria.

Estamos estancados en la solución del problema. Izquierda Unida debe tener una solución que contemple el medio plazo, no la lucha por un cargo de coordinador.

El PCE ha sido un elemento de conflicto, obviado9 cuando no interesa y glosado en tribunas para el consumo interno. Debe ser un elemento de equilibrio por el bien de Izquierda Unida y del PCE.

Este Comité Federal está convocado para ello. No se trata de decir quién es el coordinador, sino de aproximarse a una solución en la que nos sintamos mínimamente cómodos todos/as. Al coordinador/a lo/a elige el Consejo Político que acuerda la Asamblea, no el Comité Federal del PCE.

El PCE, en lo que a mi respecta, no va a ser marginado, ni convidado de piedra en ningún evento. Ni tampoco causa de crisis. Pero se acabará esta situación en la que todo el mundo tiene derecho a opinar, aunque sean cuatro, menos el PCE, aunque haya puesto todo su potencial humano, material y organizativo al servicio de Izquierda Unida.

Falta una semana para la Asamblea. El proceso que nos ha conducido aquí lo sabéis, se analizó los pasados julio y septiembre. No sirvió. Hoy debemos hacer el esfuerzo para contribuir a encontrar una solución política y organizativa.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles