Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Resolución Comité Federal PCE 22 abr 06


Apuesto por IU desde mi militancia comunista



Comité Federal del PCE / 22 abr 06

Aprobada por 91 votos a favor, ninguno en contra y 5 abstenciones

En estos días se cumplen 20 años desde que nació Izquierda Unida, creada por el PCE junto con otras organizaciones y personas. Esta creación fue el resultado de la aplicación de la política de convergencia puesta en marcha tras el XI Congreso y de las experiencias unitarias desarrolladas en Convocatoria por Andalucía y en la campaña por el No en el referéndum sobre la OTAN

IU nació como una respuesta necesaria desde la izquierda al gran fraude a las expectativas de cambio que llevaron al triunfo electoral a Felipe González en 1982. En unos momentos en los que se gestaban las grandes transformaciones que iban a afectar gravemente a la izquierda en todo el mundo y de las que la conversión del PSOE en un partido social-liberal no era más que uno de los síntomas

A partir de la histórica experiencia unitaria del PCE, nacida con el Frente Popular de 1936 y recreada en los duros años de la lucha contra la dictadura, y de la convergencia con las nuevas expresiones de la izquierda de finales del siglo XX, IU alumbró innovaciones políticas que ahora son señas de identidad de cualquier proyecto transformador: la pluralidad, la participación, el valor del programa, las nuevas formas de hacer política

Desde esta nueva plataforma IU lanzó un discurso y una propuesta política – la sociedad del pleno empleo, el desarrollo sostenible, la reforma del Estado,... – que ilusionó a muchísimos miles de personas que se movilizaron con ella y le dieron su apoyo electoral. El PCE se siente partícipe de ese acierto y se enorgullece de la generosa contribución individual y colectiva de las comunistas y los comunistas a estos avances.

Pero IU y todos sus componentes, el PCE entre ellos, no escaparon a la grave crisis que sacudió a la izquierda en todas partes durante los años 90. En la medida en que el proyecto de IU tuvo éxito fue ferozmente atacado desde los poderes existentes. De la misma forma que primero la socialdemocracia y luego secciones enteras de la izquierda asumieron el discurso del “fin de la historia”, en el propio PCE y, por ende en IU, se entabló un conflicto político entre quienes buscaban reconstruir la opción anticapitalista y quienes buscaban un acomodo para la izquierda en un mundo sin alternativas, apoyados sin rebozo desde los poderes mediáticos e institucionales vinculados al PSOE.

Las desgarradoras crisis internas provocadas por este conflicto posibilitaron que, cuando el gobierno de Felipe González cayó víctima de sus propias contradicciones, una IU electoralmente más fuerte que nunca fuera incapaz de mantenerse como el referente alternativo que había empezado a ser en los años anteriores

La apuesta por la apertura y la unidad de 1986 permitió que IU se alimentara de la experiencia de los sectores que se oponían a las políticas de derechas de entonces para constituirse en un referente programático y político alternativo. La reducción al terreno mediático y la desconexión de la realidad social de la IU de hoy, la convierten en un partido anodino y sin programa más allá de ciertos elementos decorativos

Ocho años de gobierno del PP han hecho mella tanto en lo político como en lo ideológico y la situación de la izquierda en general es mucho más difícil. Pero la movilización social se ha seguido produciendo; contra el decretazo y las cumbres europeas, por el Prestige, contra la guerra de Irak, ... Es más, hemos vivido la eclosión del movimiento contra la globalización capitalista, en tantas cosas coincidente con los planteamientos instituyentes de IU. La diferencia con 1986 es que IU no estaba. Sí han estado los militantes pero no el sujeto político colectivo. No ha habido un esfuerzo organizado y consciente por integrarse, contaminarse, intercambiar con el movimiento social. Algo que sí hubo en los años 80 y 90.

El PCE no es ajeno a esa impotencia. En el XVII Congreso valoramos autocríticamente los errores cometidos al permitir que la construcción de IU se hiciera a costa del funcionamiento del propio partido como tal. No sólo nos debilitamos en el proceso, sino que eso mismo fue lo que permitió que IU, desmintiendo en la práctica su definición como movimiento político participativo, plural y abierto, adoptara las formas de un partido de fracciones cupulares, rígido, burocratizado y electoralista. Y al habernos volcado en el conflicto interno de IU hemos también contribuido a su desconexión de lo social. Las responsabilidades de esta evolución también están en el PCE.

El PCE tiene experiencia histórica e inteligencia colectiva suficiente para funcionar a la vez como colectivo en una instancia unitaria y dar rienda suelta a la creatividad y capacidad de sus militantes para ir construyendo soluciones concretas.

Por todas estas razones, porque sentimos orgullo de lo bueno que hizo IU y porque nos sentimos responsables de su penosa situación actual, queremos aprovechar este vigésimo aniversario para reiterar nuestro compromiso y nuestra voluntad por volver a hacer de IU lo que fue: una convergencia democrática, plural y participativa de la izquierda capaz de convertirse en el referente de las personas y de los colectivos que en España creen que otro mundo es posible y se puede construir

Es por ello que el Comité Federal del PCE llama a todas las organizaciones y militantes del partido a volcarse en la recuperación de IU y a asumir todo el protagonismo en esa recuperación:

· Preparando las próximas elecciones municipales y autonómicas mediante procesos participativos y programáticos. Los y las comunistas debemos ser los mejores garantes del compromiso con ese programa participativo, antes y después de las elecciones, dentro y fuera de las listas electorales.

· Participando y animando a la participación de IU en los distintos llamamientos tanto globales como en las luchas locales y concretas. Los y las comunistas debemos asumir como tarea propia la presencia de IU en el movimiento social.

· Trabajando dentro de los órganos e instancias de IU por la democracia interna, la elaboración colectiva y la apertura constante de IU a la sociedad. Las comunistas y los comunistas debemos dar ejemplo de lo que es una IU como movimiento político y social abierto, plural y participativo

· Revitalizando las Áreas de Elaboración Colectiva como elemento decisivo para el fortalecimiento y la conexión de IU, potenciando así el referente que nos da la unidad: EL PROGRAMA

· Situando el debate y el acuerdo en el partido sobre la mejora manera de llevar adelante todas estas tareas en IU por encima de cualquier otra consideración personal o circunstancial. Si compartimos la gravedad de la situación, es evidente que la recuperación de IU y de sus señas de identidad y características entre dentro de las tareas en las que la cohesión del partido es inexcusable.

Al igual que hace 20 años, podemos y debemos esforzarnos en relanzar una política de convergencia plural del bloque social crítico y alternativo, para lo que la recuperación de IU es una necesidad.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles