Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Informe del Comité Federal del PCE


Texto completo del Informe



Comité Federal del Partido Comunista de España / 30 jun 01

1.- Los 150 días de gobierno Bush son un regreso al túnel del tiempo que protagonizaron Reagan, Thatcher y Bush padre.

En la etapa de los últimos 20 años se han producido dos hechos relacionados: el derrumbe de la parte fundamental del socialismo real y una regresión profunda en la realidad laboral, social y política en el mundo. El desmantelamiento de la URSS ha significado un desastre económico y social para los pueblos que la componían y la carta blanca que esperaba el neoliberalismo para intentar imponer su programa a fondo, sin contrapoderes de ningún tipo. George Bush va en un mismo sentido que los que le precedieron pero ahora más confiado en su fuerza económica, política y militar, confianza que no viene avalada por la realidad demográfica, económica, política y militar, a largo plazo.

Bush ha sido nombrado presidente después de un proceso electoral trucado, con irregularidades y fraudes de todo tipo, que desmiente radicalmente la pretendida modernidad democrática de EE.UU.

EE.UU. tiene un sistema electoral y democrático que margina conscientemente a una parte importante de la población. Su sistema judicial está gangrenado. Es un sistema judicial de clase pero, además, degradado hasta tal punto que incluso viola sus propias reglas de forma sistemática.

E.UU. no son el ejemplo de democracia, tan cacareado por sus apologistas de la derecha y del centro, sino uno de los lugares del mundo en el que los derechos humanos son sistemáticamente violados y en el que la pena de muerte se aplica muchas veces con crueldades añadidas a la del propio castigo.

Los EE.UU. de Bush profundizan aquello que ya hicieron otros gobiernos, ahora casi en la impunidad absoluta, que es ciscarse en todo tipo de acuerdos, incluidos aquellos en los que se comprometió el gobierno anterior de Clinton-Gore. No hacemos aquí ninguna glosa de estas dos personalidades pero la llegada de Bush nos dice claramente que todo puede empeorar: que un reaccionario, sin excesivas luces, es todavía más peligroso y se expresa en decisiones y políticas reaccionarias, puestas en marcha con toda celeridad.

Un balance por encima nos indica:

a)Que sobre la cumbre de Kyoto y la reducción de gases a la atmósfera, los intereses económicos de EE.UU. no admiten recortes en sus beneficios ni en su expansión. No solamente se niegan a cumplir lo firmado, sino que plantean que científicos y técnicos más afines al poder económico de EE.UU. contrarresten las conclusiones de los 1000 científicos de las Naciones Unidas que han alertado sobre el grave calentamiento de la atmósfera y la urgencia de las medidas a tomar. Y, junto a ello, la explotación de los recursos energéticos de Alaska, territorio hasta ahora a preservar de la degradación; la puesta en marcha de un montón de nuevas centrales nucleares, etc.... Todo un programa que va en sentido contrario a la inteligencia y al sentido común de la humanidad, que ha entendido los límites del crecimiento destructivo y defiende un desarrollo sostenible, basado en las necesidades materiales y espirituales reales de la gente.

Esta política ha generado ya fuertes protestas en sectores sociales, culturales y por parte de gobiernos que firmaron los acuerdos de Kyoto. Es necesario impulsar la movilización y su coordinación desde la realidad de cada sitio.

b)El enfrentamiento con Rusia por la puesta en marcha del escudo antimisiles y con China por la provocadora continuación del espionaje sobre sus costas merece una aclaración. El escudo no va contra Irak, Libia, Corea del Norte, que, realmente, tienen poca capacidad ofensiva, sino contra Rusia y China, que son los reales, y potenciales, enemigos. Es un aviso, también, a la UE de quien manda.

Rusia ya fue definida como “amenaza” para EE.UU. por Condolezza Rice, Consejera de Bush para la seguridad, el pasado 13 de febrero. El espionaje contra China es arrogarse el “derecho” imperialista al espionaje contra todo y todos en sus propias narices y es parte indisoluble de la vieja política de las cañoneras, de la intervención militar, como la interpretación fascista de Clausewitz.

c)En un mismo sentido imperialista deben interpretarse las amenazas contra Cuba, liquidando un atenuado e indirecto diálogo que había por parte de la administración Clinton. Se trata de recrear los más rancios fantasmas de la política intervencionista de siempre, acentuando la presión.

d)Dejar que el gobierno de Israel, dirigido por un fascista blanqueado por los poderes dominantes, responsable de asesinatos y culpable del último enfrentamiento sangriento por sus provocaciones, liquide los acuerdos de Oslo y continúe despreciando las resoluciones de las NN.UU. y las exigencias de una serie de países, es una actitud criminal. Por cierto, esperamos que la diligente lacaya de la OTAN, Carla di Ponte, fiscal del Tribunal Internacional sobre crímenes de guerra, procese moralmente a Sharon y a algunos más por las razones que esgrime para Milosevic, no para otros responsables políticos de la zona yugoslava.

EE.UU. apoya, y por ello interviene, para crear otra realidad frente a los acuerdos de Oslo y frente a las resoluciones de unas NN.UU. en rebajas de saldo.

e)Los EE.UU., Japón y los países europeos, unos con entusiasmo y otros con consentimiento acaban de imponer un dictado imperialista a Yugoslavia: la entrega de Milosevic al Tribunal Internacional de la Haya. Este tribunal, y su fiscal Carla de Ponte, despreciaron la exigencia de Amnistía Internacional de juzgar a la OTAN por los bombardeos de la primavera de 1999. No han movido un dedo para conocer el por qué de la exigencia de juzgar a la OTAN, o a Solana, como Secretario General. Ni tampoco han tenido tiempo de saber si Sharon es responsable o no de crímenes. Ni tan siquiera, y estando tan cerca, han visto más responsables del desastre balcánico. La historia la hacen los ganadores. Por eso no sabremos la responsabilidad alemana y europea, hasta que la historia recupere su ritmo real. Será tarde para saber que, además de responsabilidades políticas graves, de Milosevic, de Tudjman, y de otros están las responsabilidades superiores de los que por intereses contribuyeron –desde fuera- a dinamitar la región. Yugoslavia recibirá 250.000 millones de pesetas, pero una acción indigna y repugnante nunca encuentra acomodo fácil. La guerra de Macedonia, ejecutada por el mismo ejército mafioso que armó, y arma, occidente es una especie de preludio del futuro. La compra del gobierno yugoslavo por 1300 millones de dólares solo es comparable en bajeza moral a la miseria servil de los que se venden.

f)En el plano interno, la administración Bush se propone intensificar sus políticas neoliberales en trabajo, salarios, servicios sociales, privatizaciones, desfiscalización a favor de los que más tienen... Con todas estas políticas, que luego los alumnos aplicados de la Comisión Europea intentarán importar rápidamente, será aún más difícil hacer frente, si es que se pretendiera, a la degradación acelerada de infraestructuras de todo tipo, en comunicaciones, servicios civiles y sociales. El ejemplo más conocido de esta degradación, pero no único, es la grave crisis energética de California, el territorio más desarrollado económica y técnicamente de Estados Unidos y del mundo.

Lo de los Estados Unidos es, en términos sociológicos y políticos, un avance hacia el fascismo blando en la situación económico-social, laboral, institucional, y de aplicación de la justicia interna y, en la externa, la imposición de decisiones que vulneran las ya relajadas normas de convivencia democrática internacional. De nuevo queda patente que crecimiento capitalista y armamento son, en momentos de estancamiento o recesión económica, dos elementos inseparables. El escudo anti-misiles está ligado al relanzamiento del crecimiento económico. De nuevo, la investigación y producción militar son la tabla de salvación para los beneficios de las factorías de la guerra. Como si en el mundo no hubiera verdaderas necesidades sociales a cubrir por una industria civil fundamentada en el desarrollo sostenible de todos los pueblos. Era aquello que decían estaba al alcance de la mano con la fin de la guerra fría y que se ha descubierto como una falaz mentira.

El conjunto de las políticas actuales de EE.UU. ha producido el abandono de un senador del partido republicano, con lo cual este partido queda en minoría en el Senado. Si esto abre perspectivas menos sombrías en lo social, impuestos, acuerdos de Kyoto, armamentismo, actitudes imperialistas, será algo que se verá en el futuro si Bush no es capaz de aplicar todos sus planes. A veces, algo tan insignificante, aparentemente, como perder un senador, puede producir una situación mejor si realmente las fuerzas internas y externas democráticas son capaces de denunciar y de movilizarse social y culturalmente contra las políticas que preconiza la actual administración de EE.UU. Como siempre, se pueden evitar las tropelías si una parte importante de gente se lo propone, como se ha puesto de relieve en todas las manifestaciones contra la OMC, BM y FMI y, especialmente, con la suspensión de la cumbre de Barcelona.

2.Pero, ¿y Europa qué? Diversos gobiernos y políticos de los 15 se han mostrado contrarios a la “guerra de las galaxias”, a los bombardeos de Irak por EE.UU. y Gran Bretaña, al desprecio de Bush por los acuerdos de Kyoto, a la continuidad de la pena de muerte. Pero esta actitud no se ha concretado en una clara posición política colectiva de la mayoría de países de la UE por:

  • Intereses económicos y comerciales compartidos y subordinación frente al resto del mundo. Por el predominio de las necesidades del mercado frente a la decisión política.
  • La existencia del caballo de Troya británico, siempre más proamericano que proeuropeo y, hasta ahora, poco entusiasmado por la construcción política y económica radicalmente europea.
  • El pánico a dirigir desde la política propia, sin tener que apoyarse en la decisión política y militar de EE.UU.
  • Persistir en el error de buscar chivos expiatorios en algo que la UE tiene gran responsabilidad: guerras de Irak (Irak-Iran), Yugoslavia...

George Bush se ha paseado a los dirigentes europeos, siendo Nicole Fontaine la única que ha defendido una actitud más valiente, al menos en el asunto de la pena de muerte, denunciando la complacencia del resto.

Gran Bretaña, la Italia de Berlusconi y la España de Aznar han sido la quinta columna de Bush en la Cumbre de Gotemburgo. Hay momento, a veces breves, en los que un gesto vale por mil discursos. A Aznar y a Piqué, con esta visita, se les ha caído del todo el barniz centrista que tan trabajosamente se dieron hace tiempo. El servilismo ha sido patético, tanto como el de los más diversos medios de comunicación, ensalzando unos el papel que a España nos conceden los EE.UU. y criticando otros la superficie del hecho pero no entrando en enjuiciar la gravedad de las políticas de Bush.

Si a todo ello añadimos el creciente fanatismo de la Comisión Europea por la competitividad, por la desregulación y la flexibilidad y por la privatización enmascarada de liberalización de mercados, nos encontramos con un cuadro en el que se va conformando una UE con tendencias cada vez más conservadoras.

A la UE, la actual, le falta voltaje e impulso político común. Le falta el coraje y la ambición política para construir una nueva realidad colectiva en el mundo actual. Ello se expresa de diversas formas: desde el predominio de los intereses de los diversos grupos económicos y de empresas transnacionales (incapacidad para desarrollar proyectos de aviación civil comunes, venta de Santa Bárbara a General Dynamics...) hasta en los últimos resultados electorales en Italia, Gran Bretaña y antes Francia, donde se expresan tendencias a la derechización, sea por los resultados electorales o por los contenidos programáticos de las tendencias ganadoras. En Italia, las políticas de la tercera vía y del Olivo (en privatizaciones, ley electoral...) han dado el triunfo en bandeja a Berlusconi.

El PCE tiene una coincidencia fundamental con los análisis y posiciones de Refundazione Comunista y se solidariza con Fausto Bertinotti ante la campaña de difamación y sectarismo propiciada por sectores intelectuales y culturales próximos al Olivo.

En política debe defenderse y apoyar lo más cercano, o menos lejano. Así lo hizo Refundazione Comunista hasta que el gobierno de “centro-izquierda” dejó de cumplir los compromisos relacionados con los presupuestos, y se echó al monte con una ley electoral cada vez menos democrática. Ahí están las claves del triunfo de Berlusconi, junto a las tres televisiones privadas que en su momento le concedió Bertino Craxi. La concentración de poder económico, político y comunicacional acaba con la democracia representativa.

En Gran Bretaña no se ha votado lo que crea un nuevo impulso social y cultural de avance hacia una sociedad más libre y justa, y lo que se plantea reconstruir urgentemente los servicios públicos (especialmente sanidad, transportes y educación) degradados profundamente por el thatcherismo, o lo que contribuya a que el potente movimiento sindical y obrero, diezmado por la Thatcher, sea un elemento esencial en el acuerdo para avanzar en una política profundamente democrática y de izquierdas. No, en Gran Bretaña se vota lo menos malo, para ver si en un segundo mandato, el “nuevo laborismo” de Blair es capaz de corregir algunas de las tropelías sociales y materiales de la era conservadora.

En Francia, nuestros camaradas del PCF, que son la izquierda unitaria, no tienen bien resuelta la tensión dialéctica gobierno-lucha social, algo no sencillo pero en lo que deberán avanzar para no dejar espacios propios a otras fuerzas con menos entidad histórica y con menos proyecto de futuro de izquierda.

Seguramente el panorama pintado no da un tono optimista para la izquierda europea, para una Europa de los pueblos y derechos y no sólo de los mercados. Nada más lejos del catastrofismo. Se trata de apostar por la construcción política de Europa desde la izquierda y con vocación de cambios profundos.

La actual UE es la realmente existente. De nada sirve la más acerada crítica contra su realidad, si no va acompañada de propuestas para combatir y vencer, en un proceso, al actual conservadurismo. Elementos de movilización y lucha, incluso conquistas parciales, en asuntos importantes, los ha habido. Frente a los que tratan de hacer irreversible el modelo neoliberal e imponerlo en cada país por la fuerza del mercado y las leyes europeas y de cada país, debemos defender una coherencia y principio de unidad de clase, por encima de fronteras, en una doble vertiente:

Una: CON LA LUCHA DE CLASES: que no tiene una vertiente sólo obrera, o laboral, sino valores. Por cierto, valores ampliamente valorados en Francia en los últimos años, que predisponen a una parte importante de la sociedad contra la globalización capitalista.

Dos: CON LA LUCHA POLITICA:

  • Europa es políticamente independiente o no será otra cosa que una servil alcahueta de EE.UU.
  • Europa debe construir su personalidad política europea (de conjunto, colectiva...) en los grandes asuntos internos y externos.
  • Lo que no anula las diversas personalidades nacionales (E-N).
  • Es más, la nueva personalidad colectiva debe hacerse desde el reforzamiento democrático de cada realidad, porque es en el estado-nación actual donde se han conquistado y desarrollado derechos universales, con la lucha del movimiento obrero y la izquierda, y porque es ahí donde se debe democratizar todo el proceso de construcción europea: acabar con el fácil recurso de echar las culpas al de arriba, cuando se exigen alternativas desde los parlamentos nacionales.
  • Es exactamente lo que defendemos en la propuesta federal para España. En Europa es más complejo el proceso federal que nosotros defendemos, partiendo de la realidad actual: una realidad casi unitaria en mercado, finanzas, moneda, y heterogénea en impuestos, derechos sociales, seguridad y defensa, instituciones democráticas (que no deciden) y presupuesto.

¿QUÉ DEBEMOS DEFENDER?

1.CONSTITUCION: contenidos económicos, sociales, fiscales, institucionales, seguridad y defensa. CARTA SOCIAL con derechos y deberes y participación. Una constitución que recoja lo que son las competencias exclusivas (federales en nuestra propuesta) pero no las de los estados, ya que, si bien no debe haber contradicciones de fondo, entre unas y otras, tampoco uniformidad para realidades diferentes.

2.DEFENSA DE LOS ESPACIOS DE MAS FACIL LUCHA SOCIAL Y DEMOCRATICA. Las instituciones deben ser fuertes y las potencialidades de sus políticas reales. Esto exige un PARLAMENTO con capacidad de decisión sobre todos los contenidos de la Constitución (que es la única forma de democratización real) y PRESUPUESTO con una aportación de los estados sobre bases objetivas, que tengan en cuenta la convergencia real.

3.El proceso debe ser gradual y partir de la realidad actual: estados-nación muy diferentes todos ellos, no sólo Alemania y Francia. Los nórdicos, daneses, o griegos para ver una vertiente, o España, Francia y Alemania. No digamos las nuevas entradas que se avecinan. Es preciso hablar de las propuestas que han hecho estados fundamentales para la construcción europea. Son estados conformados territorialmente e institucionalmente de forma diferente, pero, en la práctica, por razones de desarrollo económico y social, tienen funcionamientos con resultados parecidos cuando se trata de decidir las cosas que afectan al conjunto de los habitantes de uno u otro país. Vaya, que Marx continúa teniendo razón en una serie de cosas y, en concreto, en el desarrollo capitalista y sus consecuencias.

4.Intereses diferentes y contradictorios entre los diversos países también los hay, aunque en la propuesta informal de Alemania y de Francia hay más coincidencias que divergencias en el proceso a continuar. Cada uno piensa en su “espacio vital” (Lebensraum) por una serie de razones de territorio, vecindad, historia, economía, intercambio e inversión actual. Es decir, su modelo de estado e institucional son diferentes, y esto genera contradicciones, pero los intereses que hay detrás de cada propuesta parten de realidades también diferentes, pero de formas de influencia política y económica parecidas.

5.Los departamentos, los Länder, las CC.AA, las regiones italianas, etc. deben ver reconocida su personalidad y tener capacidad de expresión y propuesta. En nuestro caso las CC.AA. deben tener espacios de participación. Se debe avanzar del actual espacio español a espacios superiores, no fragmentar más lo que hay, ya que no sería ni más democrático ni más eficaz, ni más proclive a la transformación social. Las CC.AA. deben intervenir en la política europea a través de un Senado reformado y por otras vías de participación de los parlamentos autonómicos en la elaboración de directivas y, modificando su actual modelo, a través del Comité de las Regiones. Sería un grave error desregular los mecanismos públicos de intervención democrática de la sociedad, ya sean los estados nacionales u otros. Las luchas sociales no deben perder el terreno y marcos de acción para mejorar las condiciones de vida y de trabajo y la universalización, para todas las personas, de lo que antes eran privilegios y ahora son derechos universales en los países desarrollados económicamente y que aún continúan siendo privilegios para pocos de los seis mil millones de personas del planeta.

6.Resumiendo, construir gradualmente una nueva personalidad exige avanzar en constitucionalidad, institucionalidad democrática (Parlamento, Gobierno, materias a decidir) y Presupuesto. El teórico 1.27 (1.1. real) del PIB es claramente insuficiente, por no decir ridículo.

7.Jospin ha propuesto una serie de cosas que se aproximan más a la idea esbozada hasta aquí: gobierno económico (que comparten todos con matices), tratado social (participación de las empresas, derecho al despido), constitución, defensa común, etc. y defiende competencias actuales de la Comisión Europea (PAC, regiones). La posición alemana, con la cual también hay coincidencias, tiene contradicciones notables con la francesa (su federalismo de los Länder) en función de los intereses propios: “Los estados deben recuperar competencias comunitarias básicas (política agraria y regional) porque se lo exigen los Länder”. Nos encontraríamos con un retroceso europeo importante ya que, de nuevo, serían los estados los que organizasen su propio desarrollo regional y su política agraria, pero no a favor del conjunto y, especialmente, de las áreas más deprimidas, sino al contrario. Esto que puede tener algunas ventajas, proximidad y presión hacia los gobiernos, potenciaría, de inmediato, las tendencias proteccionistas, e incluso una cierta autarquía. Son inconvenientes para la construcción de una realidad económica y política europea, que, además de estar en marcha en un sentido irreversible, es algo que esperan en muchas partes del mundo para que sea un polo de diversificación frente a los EE.UU. y el dólar. Cuanto antes haya una realidad en cosas básicas, mejor. Es un momento de decidir si nuestra posición avanza en lo federal o se queda en lo actual, o incluso retrocede. La UE se construirá igual. Debemos ver y buscar un equilibrio entre la tensión de un proyecto transformador y anticapitalista como el que defendemos, y la realidad.

3.LA SITUACION EN ESPAÑA.

a) En el próximo mes de octubre se celebrarán las elecciones gallegas. El hecho en sí es políticamente importante, ya que expresa la oportunidad de defender posiciones e ideas y hacer crecer y asentar a IU-EU. Todas las organizaciones con capacidad política, organizativa y económica deberían ofrecer su contribución al trabajo de precampaña, especialmente, y de campaña. Después de las vascas, las gallegas tienen un significado especial para IU.

b) Las elecciones vascas pueden haber representado el final de una etapa y el inicio de otra si todos los protagonistas esenciales son capaces de entenderlo.

  • ETA y EH han sido derrotadas. Han perdido la mitad de escaños y más 80.000 votos. El pueblo vasco se ha pronunciado claramente contra el terrorismo y la violencia, y ETA y EH no pueden pretender ser los representantes exclusivos de la voluntad popular. El 90% de la ciudadanía se la ha negado. Inicialmente, la reacción de ETA ha sido de continuar con el crimen. Esperemos que el tiempo introduzca elementos de reflexión a un mundo tan falto de ellos, en el cual ya se están produciendo importantes fracturas.
  • El PNV-EA ha ganado con un discurso electoral que ha dejado en el armario los elementos más conflictivos de las propuestas del sector más radical. Los contenidos y los tonos de Ibarretxe en la campaña han expresado su línea política desde el respeto, la prudencia y el diálogo. Este discurso ha continuado posteriormente, descartando la colaboración con EH mientras no condene y se separe del terrorismo, lo cual abre una vía de reconstrucción de un acuerdo democrático fuerte que acabe con los enfrentamientos de los últimos años. Hay otros dirigentes del PNV, algunos de ellos antes en la diana de ETA, que proponen otras cosas, como mínimo ambiguas.
  • El PP, a pesar de obtener más votos y un escaño más, ha fracasado en su intento de construir una alternativa al PNV, poniéndose de relieve lo erróneo de una campaña en la que parecía que el principal enemigo era el PNV y no el terrorismo. Puede estarse de acuerdo o no con una política, lo que no se puede hacer es criminalizarla como base de apoyo al terrorismo. Esto, además de ser falso políticamente, potencia y fortalece a los sectores del nacionalismo vasco más contrarios a acuerdos con las fuerzas implantadas en todo el Estado y potencia nuevas concepciones centralistas.
  • El PSOE ha buscado un lugar propio durante el último período, intentando propiciar además de la lucha contra el terrorismo y por la libertad, propuestas de carácter social que, como sucede en Euskadi hace mucho tiempo, quedan enterradas en los montones de papel e imágenes derivadas del terrorismo y la violencia. Ha mantenido y aumentado sus votos, a pesar de haber perdido un escaño. Se ha visto demasiado escorado hacia el PP, y aunque pueda entenderse la reacción de gentes que sufren directamente en sus carnes el terrorismo (el PP y PSOE especialmente) en política se debe actuar con la objetividad, frialdad y prudencia necesarias.
  • EB-IU ha subido 8.000 votos, un escaño y, sobre todo, ha mejorado su presencia en Euskadi en un momento difícil. Esto ha tenido un impacto positivo para toda IU ya que frente a los augures sobre su desaparición está presente con una perspectiva de futuro que deberá afianzarse con el trabajo.

IU ha tenido un fuerte y conflictivo debate sobre la paz y la política en Euskadi, debate que fue saldado bien con un documento válido para toda IU, cuyas líneas maestras se han defendido en todo el proceso posterior a su aprobación hasta las elecciones. Se mantuvo una presencia política con un discurso que condenaba el terrorismo y la violencia sin ningún tipo de duda, que no aceptaba la división entre “nacionalistas” y “constitucionalistas”, y que quería reconstruir el diálogo con todas las fuerzas democráticas, con la única condición de condenar el terrorismo. IU y EB defendieron una posición clara y contundente contra el frentismo. Los resultados electorales permiten trabajar en un sentido adecuado. ¿Qué hacer ahora?

Defender a fondo las propuestas realizadas hasta hoy, sin entrar en contradicciones con nuestra línea política, ni en el plano de la lucha por la paz y la libertad a través del diálogo y acuerdo político para la erradicación de la violencia y el terrorismo, ni en el plano económico, social, laboral o ecológico, para citar aspectos importantes de un programa de gobierno.

c)El debate sobre el Estado de la Nación ha puesto de relieve que IU continúa siendo la real oposición desde la izquierda. Las propuestas de IU son las únicas, o casi únicas, que han roto el consenso sobre lo fundamental y el disenso sobre lo secundario. En un debate político lo que vale son las propuestas que se hacen y la razón con que se defienden desde el convencimiento de que son las mejores para defender un proyecto de izquierdas, constitucional, pero alternativo, razonable y necesario, aunque a contracorriente del pensamiento único y la globalización capitalista.

Del debate y en torno al debate vamos a destacar varios cosasde nuestra posición: las políticas socio-económicas y laborales, incluidas la defensa de las 35 horas y la solidaridad con SINTEL, las propuestas de democratización de la vida pública, la defensa de los derechos humanos de todos/as (ley de Extranjería), la lucha contra la degradación ambiental, defendiendo, como mínimo, los acuerdos de Kyoto y la denuncia de la corrupción, pidiendo la renuncia o el cese de personas implicadas en posibles tropelías económicas o de compra de votos.

Se ha impuesto, de nuevo, el rodillo PP-CiU-CC, pero nuestras propuestas siguen ahí para un trabajo pertinaz e inteligente a todos los niveles.

Y se ponen de relieve dos cosas que nos hablan de la doble moral: Piqué no se puede dividir entre el hombre civil y el público. Si cometió irregularidades o corrupción, las cometió él. Es esto lo que se debe valorar políticamente, judicialmente ya se está haciendo. Es lo que decía el PP hace años, antes de ser gobierno. El intento de entrada de más de 1000 personas sin papeles el mismo día del debate (26.6.01) demuestra la falacia de los argumentos contra la Ley 4/2000 y la imposición de la 8/2000. Hace un año era motivo de escándalo para el PP la entrada de 200 personas sin papeles, cargando las culpas a la Ley de Extranjería en vigor pero no aplicada. Ahora 1000 en un solo día con una ley más cerrada y represiva demuestra de nuevo que la gente viene porque huye de sus realidades y porque aquí se les reclama para un mercado de trabajo barato. La ley 8/2000 está hecha para la entrada de un millón sin derechos.

En otro orden de cosas queda claro, y no sólo por el debate, que el crecimiento es menor, la inflación mayor, y el conjunto de leyes laborales y de pensiones no apuntan hacia un cambio de políticas. Están contentos con las suyas y no quieren saber nada de las otras, a pesar de los evidentes fracasos sociales que las suyas están cosechando en el primer mundo, en el segundo y en el tercero.

d)Dentro del debate y al margen del mismo, las políticas del PP y socios demuestran la cada vez mayor distancia entre la propaganda y la realidad, tanto en la situación laboral como en la social, sin olvidar el debate de fondo en torno a la educación y sanidad públicas, que son, con las pensiones, los próximos objetivos a privatizar, eso sí con gradualidad consentida, después de la práctica liquidación del sector público empresarial.

e)Un elemento de fondo planea, asimismo, sobre una concepción económica, social y cultural y es la dependencia cada vez más acusada del modelo y políticas neoliberales, que simbolizan preferentemente EE.UU. Neoliberalismo, desregulación social, anulación de la cultura crítica (que de hecho es la única realmente existente), estilo de vida. Frente a todo ello, el rearme “nacional”, de rancio sabor autárquico, ni sirve ni es adecuado. Frente a globalización capitalista, capitaneada por EE.UU., sólo cabe internacionalización solidaria y programa inteligente y viable, por necesario, para hacer frente a las actuales realidades. Lo que se ha hecho ya en diversas manifestaciones contra la globalización, la última en Barcelona, en la que el gobierno actuó con malas formas en la utilización de la policía, criminalizando y reprimiendo a todo un movimiento que intenta ofrecer un mundo posible, en el que se respeten todos los derechos humanos para todas las personas.

4. ¿CÓMO ACTUA LA IZQUIERDA, ENTENDIDA ÉSTA EN UN SENTIDO MUY AMPLIO?

  • A nivel político, el PSOE, que coincide con IU y otras pequeñas formaciones en muchas cuestiones de carácter legislativo, compite con el PP con propuestas dirigidas al centro, como la del IRPF con tarifa única o casi única, lo cual ha producido la bienvenida del PP al PSOE al club de los rebajadores de impuestos y la perplejidad y contradicción en sus propias filas. Los mismos autores de la propuesta saben y dicen que se reducirá la recaudación y buscan fórmulas diferentes para compensar la pérdida. La propuesta del PSOE parte de una realidad, la de que la carga principal del IRPF es salarial pero olvida que la reducción de tramos es la forma de favorecer los ingresos más altos frente a otras formas de reducir los impuestos más bajos y no recargar los indirectos.A nivel sindical, se adecua el discurso y la práctica a un tipo de trabajador estable, con derechos y sindicado. Es necesario volver a reconstruir todo el cuadro de la clase obrera y trabajadora actual para contemplar la realidad en toda su complejidad. Debemos contribuir a reforzar la movilización en torno a los asuntos más candentes.
    En este sentido damos un saludo de lucha a los/as trabajadores/as de Galicia por la huelga realizada en defensa de reivindicaciones justas y contra las políticas del PP. Lamentamos que la huelga no haya sido plenamente unitaria con la participación de todos los sindicatos, y especialmente de CC.OO. Esperamos que la realidad haga que en el futuro la unidad sea plena y consciente. Nosotros/as, desde la militancia y las relaciones institucionales con los sindicatos saludamos a los/as trabajadores/as de SINTEL que continúan manteniendo su dignidad y combatividad en la defensa de sus puestos de trabajo y salarios.

    Un saludo especial a la gran movilización de Barcelona, que concreta en la práctica las políticas contra la globalización capitalista y el pensamiento único. Barcelona es un ejemplo a potenciar y seguir.

    Todas estas luchas reflejan que, a pesar de su fuerza, el neoliberalismo no “ganará” la batalla a las fuerzas que simbolizan un presente y un futuro de libertad y de justicia social, que solo podrá ser democrático y socialista.

    En resumen, es necesario criticar las políticas del PP pero no es suficiente. Es preciso organizar y movilizar las alternativas concretas. Solo la fuerza social puede contrarrestar las políticas conservadoras de las mayorías absolutas, la comunicación casi única y la marginación de las propuestas de izquierda.

    IU tiene propuesta política. Tiene poca cancha salvo para cosas conflictivas internas, o, en determinados medios, para actitudes muy enfrentadas al PP. Es preciso marcar mucho más, con más concisión y contundencia las propuestas políticas. Es posible hacer frente a la situación desde la izquierda con propuestas de acción y unidad de izquierda. Este año hemos potenciado el debate sobre el 70 aniversario de la República, la marcha a Rota, la participación en la movilización de Barcelona. Se ha apoyado la huelga de Galicia, convocada por CIGA y UGT, lamentando la ausencia de CC.OO. y algunas actitudes de descalificación de la huelga y de la cifra de huelguistas. Hemos estado a fondo con los trabajadores de SINTEL. Estaremos en todas las movilizaciones que vayan en un sentido de denunciar las políticas del PP, al mismo tiempo que organizar la lucha contra las mismas.

5.¿CON QUE DISCURSO NOS ABRIMOS PASO? ¿CÓMO ACTUAR?

1.a) El de los derechos al trabajo digno, a las garantías sociales, a las pensiones públicas dignas, para toda persona, sea ésta autóctona o inmigrante. La migración masiva que se está produciendo actualmente en España solo puede tener una solución que la izquierda debería encabezar: Prever necesidades y posibilidades para una recepción digna, con derechos laborales y sociales y que no permita la manipulación xenófoba del asunto por parte de los que se aprovechan de la situación de un mercado de trabajo degradado y de viviendas al alza.

b)La igualdad real entre la mujer y el hombre y la dialéctica contradictoria y potencialmente complementaria entre valores y prácticas desarrollados por mujeres y por hombres, en función del papel histórico que cada género ha jugado, no solo no está bien planteado como tarea política, tampoco como argumento teórico. Pensemos en ello en torno al debate congresual, lo cual no quita poner en marcha ya todas las buenas ideas que existan.

c)Organizar el derecho al agua, a la energía, a la naturaleza, para uso de todas las personas de hoy y de mañana, ya que son bienes que deben utilizarse solidariamente y no derrochar ni degradar.

2)El discurso de que la educación y la salud deben fortalecerse en su vertiente pública. Atacar las discriminaciones profundizando el sentido colectivo, la calidad del servicio y la proyección y defensa, sin concesiones, de la igualdad. Que el estudio sea la antesala de un trabajo relacionado con lo estudiado, considerando de forma especial la capacidad, la voluntad y el esfuerzo, lo cual exige, entre otras cosas, la reorganización de la Universidad. Que el servicio público de salud se reestructure y mejore utilizando a fondo todas las infraestructuras disponibles, creando nuevas y dando trabajo a todos/as los/as sanitarios/as disponibles, especialmente los/as medicos/as sin plaza ni empleo estable.

3)El precio de compra y alquiler de la vivienda se ha convertido en un asunto de máxima importancia para una acción política desde la izquierda, especialmente de cara a la juventud. Un aumento del 50% en los precios de la vivienda en cuatro años y medio demuestra la agresión social de especuladores y contratistas. El problema de la vivienda arranca del precio del suelo, del urbanismo y de la construcción. Es preciso concretar una política sobre el suelo y sobre todo el proceso que facilite el alquiler de vivienda pública asequible a su compra en condiciones favorables.

4)Concretar la lucha cultural coordinada, tanto en la acción por planes de estudio que contengan los valores a defender desde la izquierda, como en la potenciación de los centros culturales para una verdadera educación de la sensibilidad y la crítica, como en la crítica y denuncia de la manipulación de los medios de comunicación (públicos y privados).

En esta línea, situar la paz y la política como los únicos instrumentos capaces de hacer frente adecuadamente a los problemas sociales, étnicos, culturales y territoriales y darles solución.

5)Es la hora del federalismo en España y en Europa. El debate está sobre el tapete. Desde el partido y la izquierda debemos encontrar el encaje vasco y el de otras realidades en una propuesta federal con contenidos políticos y competencias claras. El discurso abstracto sobre el federalismo, el derecho de autodeterminación y el soberanismo debe concretarse. Nosotros solo debemos ser portavoces de nuestras propuestas, las que creemos mejores para dar solución a un problema histórico. Lo demás son divagaciones sobre las propuestas de los demás. El núcleo duro de nuestras propuestas pasa por una culminación del proceso autonómico en una España federal que acuerde las competencias comunes de forma estable, sino definitiva, y que potencie el sentido colectivo de cada comunidad hasta el límite de su voluntad. La constitución y los estatutos, acompañados del diálogo político, son los instrumentos para abordar democráticamente esta cuestión.

En este sentido, además de otras cuestiones importantes, debemos decidir con urgencia, aunque no sea un asunto que esté en las prioridades de la gente, qué hacer con el Senado:

  • Cerrarlo por inútil.
  • Convertirlo en Cámara territorial para los problemas de coordinación y decisión interterritorial y para participar en Europa con una voz colectiva consensuada más que mayoritaria, Esta es, coherentemente, nuestra opción.

El neoliberalismo y la globalización capitalista también se combaten desde las diversas realidades políticas territoriales. El estado-nación es el lugar donde se han producido las luchas y conquistas sociales y culturales a lo largo del último siglo y medio. La globalización exige una internacionalización de la acción y bajar hacia abajo. Esto puede y debe hacerse con una propuesta federal que potencie la coordinación y la decisión en Europa y la proximidad de la gente en cada Comunidad Autónoma, utilizando el nexo común que el movimiento obrero y la izquierda han contribuido a tejer en la realidad económica, social, cultural y política de España.

6)Debemos reconstruir en clave política para la cotidianidad actual el discurso de la democracia y el socialismo. No debemos quedarnos en nuestra relación diaria con la gente ni en las nubes de una ideología sin política concreta, ni en una práctica política acrítica y sin principios. Como siempre, una izquierda anticapitalista debe aspirar a un sistema de vida, de producción y de consumo diferente al actual. Y esto debe decirse también en la práctica diaria cuando se defiende que los problemas actuales del mundo (económicos, sociales, ecológicos, médicos, educativos, de convivencia...) solo pueden ser bien solucionados en un marco de planificación de las necesidades y las posibilidades, siempre controlado por la acción política de la ciudadanía. Esto es democracia y esto es socialismo.

Por todo ello, ser capaces de hacer política diariamente, sin perder la tensión moral, sin dejar de ser internacionalistas, federalistas y republicanos, es sin duda, complejo, pero es imprescindible para que este partido continúe siendo comunista, útil y necesario.

7)IU como referente institucional y político del PCE debe fortalecer su perfil propio, independiente y soberano, para poder actuar con naturalidad, en una sociedad plural cultural, social y políticamente. Es ahí, en el marco de IU, y en su propio trabajo social, sindical, cultural y político, donde el PCE demostrará su capacidad para ser un instrumento imprescindible. Sin ir más lejos, las organizaciones del PCE y de IU en Madrid, al igual que otras pero de forma especial por estar el Campamento de la Esperanza aquí, han dado un ejemplo con SINTEL de cómo abordar la solidaridad concreta y convertirla en una acción política y solidaria movilizadora.

A MODO DE CONCLUSION

Estamos en las luchas de forma insuficiente. Estamos apoyando las movilizaciones. Debemos contribuir a promover las movilizaciones que, sin duda, se producirán en el futuro inmediato. Debemos estar tanto en las de carácter general (contra la globalización o en posibles acciones generales...), como en las parciales por la educación y sanidad públicas, contra las listas de espera o falta de camas, contra la reforma universitaria, o contra los despidos que pueden avecinarse.

Y en esta línea debemos diferenciar nuestra actuación en un movimiento plural, heterogéneo y complejo y los compromisos y responsabilidades que esto acarrea con la organización política del PCE y las tareas propias de IU, que debe ser una formación política plural con la voluntad de construir un movimiento político-social, hoy inexistente.

El PCE, en lo que le compete, debe tener un protagonismo en la propuesta y en la organización. IU debe ser el elemento plural y unitario que contribuya a impulsar un núcleo social amplio con capacidad política y organizativa. IU debe ser referente político y electoral de este trabajo, ya que si no fuera así la movilización social no sería capitalizada por la izquierda transformadora. El trabajo social y la movilización deben tener un sentido político y social. El movimiento social, sin un referente político, puede producir grandes luchas y dejar las instituciones y las realidades políticas igual. Esto está muy comprobado en la historia.

Dentro de unos meses vamos a celebrar el XVI Congreso del Partido. En el proceso debemos hacer real, con la práctica y no con la retórica, la integración, unidad y cohesión del partido. Ello sólo es posible con la aplicación de las políticas aprobadas por parte de todas las direcciones, que son plurales y que deben trabajar en una misma línea política y de funcionamiento que respete las normas democráticas imprescindibles para el buen funcionamiento de cualquier organización.

Hay una situación que nos permite un amplio campo de trabajo. La situación política y organizativa, tanto del PCE como de IU, es débil. Necesitamos que el partido, cada militante, trabaje a tope en IU, en la sociedad, en el reforzamiento interno. Esto sólo puede conseguirse con un amplio acuerdo en lo político y en lo organizativo. Esperemos estar a la altura del momento político.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles