Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Resolución del Comité Ejecutivo del PCE sobre la Reforma laboral


El Partido Comunista de España rechaza las propuestas del Gobierno y de la CEOE sobre la reforma laboral y llama a toda su militancia a dar una respuesta amplia y unitaria



Comité Ejecutivo del PCE / 12 nov 05

Tras varios meses de negociaciones en el seno de la Mesa de diálogo sobre el mercado de trabajo, Gobierno y Patronal han presentado sendos documentos con sus propuestas de reforma laboral que lejos de suponer un avance en la consecución de un empleo estable y de calidad, suponen un nuevo recorte de derechos laborales.

El método de negociación utilizado hasta la fecha en dicha Mesa basado en la falta de transparencia, en la no concreción por escrito de las propuestas del Gobierno y de la CEOE, así como la nula información hacia la sociedad sólo perjudica y debilita a la clase obrera. El Partido Comunista de España considera que la información y la movilización de los trabajadores y trabajadoras son componentes fundamentales del diálogo social en defensa de sus derechos laborales y por la consecución de futuras mejoras. Es por ello que hacemos un llamamiento a los sindicatos de clase para que pongan en marcha campañas de información y debate entre sus afiliados y en el conjunto de los trabajadores sobre las propuestas planteadas en la Mesa y la necesidad de dar una respuesta contundente a las mismas.

Mientras asistimos al continuo deterioro de las condiciones laborales en nuestro país: altas tasas de precariedad y siniestralidad, prolongación de jornadas y bajos salarios, despidos continuos y masivos, fraudes en la contratación y un largo etcétera, la patronal sigue acumulando escandalosos beneficios en sus cuentas de resultados.

El Partido Socialista que tras 18 meses en el gobierno sigue practicando la misma política económica neoliberal del anterior gobierno del Partido Popular, se presenta en la Mesa de diálogo con un documento que supone un fuerte espaldarazo a las posiciones del empresariado y un abandono de trabajadores y trabajadoras, traicionando sus ya insuficientes promesas sobre políticas sociales y laborales.

Las propuestas que presenta la CEOE pretenden recortar y sacar un mayor provecho empresarial de esta reforma, son un auténtico cúmulo de despropósitos y un insulto para los miles y miles de trabajadores en situaciones laborales precarias. Su principal empeño es abaratar los costes laborales, reducir cuotas empresariales y recibir mayores bonificaciones. Todo un alarde de desregulación y desprotección laboral con el único objetivo de seguir acumulando beneficios a costa de la salud y el bienestar de la clase obrera.

Así pues, las reformas que pretenden empresarios y gobierno supone seguir transitando por la vía de los constantes y continuos recortes laborales que se han venido realizando a lo largo de las dos últimas décadas y que responden a la aplicación de la lógica del sistema económico imperante, el neoliberalismo. Tanto las diferentes reformas del Estatuto de los Trabajadores como sus reformas parciales han conseguido liberalizar y flexibilizar la legislación laboral, mejorando y trasladando rentas del trabajo al capital. A pesar de que España es el país que más ha recortado los costes del despido en aras a reducir la alta tasa de temporalidad, la práctica ha demostrado que lejos de reducirla, ésta se ha disparado hasta porcentajes escandalosamente altos que superan el 34%, en el 3er. trimestre de 2005. De nuevo, bajo el pretexto de mejorar la productividad, bajar la tasa de temporalidad y asegurar mejores condiciones laborales, pretenden imponer nuevos recortes que llevarán, con toda seguridad, a una situación futura de mayor precariedad.

Los aspectos más negativos de las propuestas planteadas por gobierno y patronal, entre otros, son:

El abaratamiento de los costes del despido y aumento de bonificaciones empresariales.- Proponen extender a todas las nuevas contrataciones el “contrato de fomento de la contratación indefinida” pactado en 1996 y que tiene un despido de 33 días por año con un máximo de 24 mensualidades, frente a los 45 días y 42 mensualidades que tiene el contrato fijo ordinario. Además, proponen aumentar los actuales incentivos (de 24 a 48 meses) que tiene esta modalidad de contrato para las empresas. Los empresarios quieren también una mayor rebaja y que las bonificaciones se financien con impuestos generales y no con cotizaciones.

La reducción de las cuotas empresariales.- Proponen la reducción de las cuotas de los empresarios al desempleo (el gobierno en 0,50 puntos hasta el año 2008 y la patronal en 3 puntos en 3 años). Reducción de la cotización del FOGASA (el gobierno en 0,1 puntos y la patronal en 0,3). La CEOE propone también una mayor reducción de cotizaciones por contingencias comunes.

La descausalización del empleo.- Proponen cambiar lo recogido en el art. 51 del Estatuto de los Trabajadores como “despido colectivo” para ser considerado como “despido individual”, suprimiendo su autorización administrativa y judicial y rebajando las indemnizaciones actuales.

Políticas de igualdad entre hombres y mujeres y conciliación de la vida laboral y familiar.- La patronal rechaza frontalmente la aplicación de planes de igualdad en las empresas y sugiere que las medidas orientadas a la conciliación de la vida laboral y familiar sean financiadas con presupuestos públicos.

El fomento de las Empresas de Trabajo Temporal.- Proponen reforzar su papel a través de la eliminación de los sobrecostes en la indemnización por finalización de contrato y en las cotizaciones por desempleo. Además de ello, propone el gobierno estudiar y la patronal eliminar las actuales prohibiciones de actuación de las ETTs en actividades peligrosas y administraciones públicas.

Ante la magnitud de las agresiones laborales que se proponen desde el gobierno y la patronal urge que demos una respuesta rápida y unitaria. Los continuos recortes laborales a lo largo de estos años pasados se han mostrado ineficaces para atajar los males endémicos del mercado laboral Es preciso poner freno a esta ofensiva que pretende recortas las leyes sociales e invertir la tendencia hacia la recuperación y mejora de las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras.

En este sentido, desde el Partido Comunista de España hacemos un llamamiento al conjunto de su militancia para preparar una campaña lo más amplia y unitaria posible de información, sensibilización y finalmente movilización social contra las medidas propuestas y a favor de alternativas de progreso que mejoren el mercado de trabajo. Las propuestas que se necesitan son: una reducción drástica de la precariedad en el empleo recuperando la causalidad en la contratación; mayor protección laboral frente al despido; un aumento de la cobertura y prestaciones a los parados; acabar con la siniestralidad laboral y las ETTs; regular la subcontratación y la descentralización productiva; democratizar la vida en las empresas con una mayor participación de los trabajadores y trabajadoras; y avanzar en temas de igualdad de género.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles