Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Informe del Comité Federal del PCE


Texto completo del Informe



Comité Federal del Partido Comunista de España / 24 ene 04

1. Se ha celebrado la Asamblea. ¿Hasta qué punto se han cumplido las expectativas del Partido en lo referente a claridad política y organizativa, imagen constructiva hacia fuera y unidad e integración? Esto sólo lo dirá el futuro en su totalidad, aunque algunas conclusiones ya podemos sacar del proceso y del acto asambleario en sí:

  • Proceso con debate medio que se redujo en la Asamblea, por dispersión propositiva de enmiendas y falta de tiempo. No se debatieron a fondo y no se aprobaron las propuestas de organización y de estatutos, dejándolo para una Conferencia posterior.
  • Desajustes organizativos –y consecuentemente políticos- en el momento de abordar un debate rico, intenso y contradictorio, fruto del proceso asambleario. No se han cumplido todos los objetivos políticos compartidos, en términos prácticos.
  • El vídeo: malo, parcial, injusto con la historia de IU, con las personas y, especialmente con J. Anguita. Es un error grave por parte de quien asumió la responsabilidad de pasarlo.
  • Conclusión positiva ha sido que la Asamblea se cierra con un amplio acuerdo, que podía y debía ser más amplio, y con la elección de una dirección y un candidato electoral masivamente aprobados. A partir de ahí, el mensaje es que IU está unida en la política, a pesar de sus complejidades internas.
  • Por otro lado, el tiempo aportará más elementos y razones sobre los procesos políticos catalán y vasco, y situará más objetivamente los caminos a seguir, fruto de las experiencias concretas que se derivan de dos realidades distintas.
  • A partir del Consejo, el mensaje que se debe continuar dando será positivo si somos capaces de traducir en la organización de la dirección y del trabajo el amplio acuerdo político. La mayoría de la Asamblea debe reflejarse en la Presidencia y en la Comisión Permanente, sin vetos ni exclusiones, y con el objetivo claro de reforzar la participación, la democracia, la pluralidad y la integración en IU para fortalecer el proyecto independiente y soberano que ésta representa. Para hacer esto efectivo sólo hay un camino: potenciar y continuar con lo mejor y superar lo peor, tanto en el impulso político y organizativo, como en la formas de actuar. Siendo los métodos y fines complementarios, no antagónicos, se trata de no pretender llegar a objetivos electorales con formas tacticistas que orillen lo que debe ser una fuerte implicación de la militancia y de todas las organizaciones de IU. La publicidad y la imagen deben ser el fruto de un trabajo colectivo, de una expresión política unida y unitaria, que promueva la adhesión por el convencimiento de nuestros argumentos, de nuestras propuestas, de nuestros militantes y dirigentes.

2. La situación política está marcada por las próximas elecciones. Estamos ante una gran movilización social, cultural y política. En las propuestas de IU y en su mensaje político central deben verse reflejadas las principales propuestas que hemos defendido en los últimos cuatro años y remarcar más que nunca el perfil propio de IU como formación política. (El Consejo Político del día 25.1.04 ha aprobado ya el programa base y los elementos principales de la campaña: las decisiones del Consejo Político deben aplicarse en cada ámbito). Algunos elementos, plenamente coincidentes con la política aprobada en el PCE y en IU, a analizar para avanzar en ello, tanto en relación a las propuestas programáticas como a la línea política que nos conduzca a un cambio, con la derrota del PP y de sus políticas:

  • IU defiende el pleno empleo de calidad y con derechos sociales. El PP hace más precario e inestable el empleo, y potencia el despido libre y la subcontratación. Las 35 horas continúa siendo una reivindicación necesaria. Las políticas del PP pretenden alargar los horarios de trabajo y retrasar la edad de jubilación.
  • IU defiende un salario mínimo suficiente y la lucha contra la siniestralidad laboral. El PP intenta que el salario mínimo sea un referente a la baja y ha conseguido con sus políticas un aumento de los accidentes laborales.
  • IU defiende una educación pública, democrática y laica. El PP tiende hacia una progresiva privatización.
  • IU defiende una sanidad pública que supere los importantes defectos de la actual. El PP no ha cumplido las promesas electorales del 2000 en lo referente a medios humanos, camas hospitalarias, listas de espera...
  • IU defiende una vivienda de alquiler asequible a las economías más débiles, especialmente las de los jóvenes. El PP ha fomentado con sus políticas la especulación del suelo y de la vivienda.
  • IU defiende el desarrollo de energías alternativas frente a las políticas del PP de mantener la potenciación de las energías clásicas y contaminantes, que producen efectos devastadores sobre el medio ambiente general. Como primera medida, IU propone el cierre de las centrales nucleares más obsoletas y un plan a largo plazo para su desmantelamiento total.
  • IU defiende la reconstrucción de un sector público empresarial, fundamentado en los intereses y necesidades colectivas del país, en cualquier coyuntura, con lo cual rechaza las políticas de privatización de monopolios públicos para pasarlo a monopolios y oligopolios privados, tal como es la política del PP.
  • IU defiende el principio de igualdad entre hombres y mujeres, para lo cual son necesarias políticas efectivas para conseguir la independencia económica de las mujeres, respuesta urgente y eficaz a la violencia de género, atajar de forma definitiva la exclusión de las mujeres de los ámbitos de representación política; en definitiva, situar prioritariamente todas las medidas encaminadas a conseguir la igualdad de género.
  • IU no comparte la tómbola entre PP y PSOE para rebajar los impuestos, en un guiño a la parte más egoísta del ciudadano. IU defiende los impuestos justos y necesarios para que el Estado y las diversas administraciones puedan cumplir satisfactoriamente con los servicios públicos de ellas dependientes. Los impuestos deben ser progresivos, que pague más quien más tiene. La reducción de impuestos para todos, tal como se plantea, perjudica siempre a los que más necesitan los servicios públicos. Y es, además, tramposo ya que siempre favorece a las rentas del capital y a los ingresos más altos, impidiendo que la fiscalidad distribuya la renta de forma más justa.
  • IU defiende la culminación del Estado de las autonomías en un Estado federal solidario, que empiece por la reforma del Senado, para hacer de éste una verdadera cámara de participación territorial (federal). Esta propuesta se enfrenta al neocentralismo del PP y a su intento de patrimonializar la Constitución e interpretarla de manera arbitraria, parcial y sectaria y a las propuestas soberanistas al estilo del Plan Ibarretxe, que son legítimas políticamente pero que no tienen nada que ver con el federalismo solidario que defendemos.
  • IU defiende la ampliación y fortalecimiento de los mecanismos de participación democrática ciudadana y de efectividad de las instituciones, paralizadas en gran parte por el desarrollo de métodos que el PP ha impuesto con su mayoría absoluta en los últimos años.
  • IU defiende una Europa de los pueblos y ciudadanos, con lo cual se posiciona en contra del actual proyecto de Constitución, por no reflejar éste un avance político, social y democrático, basado en la paz, adecuado a las necesidades de los pueblos de Europa y del mundo. El PP defiende una Europa no amiga, sino sumisa a los EE.UU. y, especialmente, al Presidente y a la administración más peligrosa que han tenido este país en mucho tiempo.
  • Con coraje para defender lo necesario, con frialdad objetiva para decidir lo posible y con sentido solidario, internacionalista y humanista, IU defiende una política sobre inmigración con dos patas: a) Impulso al desarrollo económico y social de los principales pueblos que producen migraciones masivas. Es el primer deber, contribuir a que toda persona pueda vivir dignamente en su lugar, sin desertizar de cerebros y de mano de obra a países que los necesitan para salir de la miseria y del atraso. Se hace poco y mal, por España y por la UE. b) No permitir que lo inmigrantes que llegan lo hagan a través de mafias que los explotan, lo cual significa organizar su venida de forma solidaria, en función de las necesidades reales y objetivas de la producción y los servicios en España, no dejando en manos empresariales la organización exclusiva del mercado de trabajo, que sólo pretende abaratar costes. Que, de forma inmediata, estas personas tengan todos los derechos laborales y sociales y, consecuentemente, los políticos para los que cumplan los requisitos legales básicos. Es decir, derechos y deberes completos como ciudadanos españoles y evitar que sean recluidos en ghetos donde se produce la degradación y no una verdadera integración y desde donde se potencia una explosión xenófoba, hoy todavía contenida, en la medida que se degradan los servicios colectivos de todo tipo, afectando ello a los sectores económicamente más débiles.
  • IU defiende la paz contra la guerra, el diálogo y la política para la solución de los problemas, el desarrollo social de las personas y pueblos y el respeto a la vida natural, todo lo cual entra en contradicción con la guerra preventiva, con el imperialismo, con la continuación de la explotación de personas y pueblos, y con la degradación ecológica. Políticas que quieren continuar en busca del máximo beneficio, echando a la papelera un acuerdo tan moderado como el de Kyoto, potenciando el gasto y derroche en armamentos, continuando la explotación de riquezas naturales y capitales de los países empobrecidos. Es imprescindible que se siga trabajando a fondo en el movimiento contra la globalización neoliberal, reforzando su capacidad prepositiva, su organización unitaria y plural, y la movilización social. El 20 de marzo hay una jornada contra la guerra y en mayo otra por una Europa social.

IU tiene la vocación de contribuir a un cambio de gobierno, para hacer avanzar una parte de sus propuestas y fortalecer la alternativa de izquierdas que quiere representar. No nos conformamos con que IU sea un referente para un porcentaje limitado de ciudadanos, sino que pretendemos recuperar el espacio perdido y ampliarlo, lo cual consideramos factible si trabajamos con un horizonte a medio plazo fundamentado en propuestas de izquierda serias, rigurosas y creíbles, en formas de relación con los sectores sociales que hoy queremos representar, vivas y respetuosas con los problemas, sufrimientos y aspiraciones de éstos y dando la imagen nítida de que nuestra política no es sólo para criticar sino para mejorar la vida y contribuir a crear una sociedad más justa, más libre y más democrática.

Esto puede empezar el 14 de marzo, pero para hacerlo viable es imprescindible acertar en lo conveniente, sabiendo que hay dificultades: no estamos en la mejor situación y el bipartidismo se acentúa día a día, reclamando el PSOE el voto útil de la izquierda, al tiempo que trabaja para recoger los votos de centro y tranquilizar a los empresarios, los grandes, los pequeños y los trabajadores autónomos.

Sólo reforzando el perfil de IU hacia el movimiento obrero en su conjunto, incluyendo a los trabajadores autónomos, a la juventud, especialmente el sector más activista de ésta que se ha movilizado por los derechos sociales, educativos y contra la guerra, potenciando y clarificando la relación con los que no quieren nuevos centralismos ni aventuras secesionistas y ven en el federalismo solidario una solución al eterno debate sobre España, y acercándonos con propuestas claras a todos y todas los y las que quieren una Europa y un mundo diferente fundamentados en la paz, la democracia real y el desarrollo, sólo así, repetimos, será posible este cambio necesario.

Las consignas y discursos de “todos contra el PP” favorecen el bipartidismo, suman voto al PP, al facilitar el victimismo, y subordina a IU al socio mayor de este “todos”. Al PP y a sus políticas se les derrota fortaleciendo IU con una parte amplia del voto de los ciudadanos y ciudadanas que se han movilizado por cuestiones diversas. El PSOE hace su política, coincidente en algunas cuestiones con las de IU, pero diferente en muchas otras cosas. Lo que debe quedar claro es que ni por acción ni por omisión IU avalará la continuación del gobierno del PP, sino que apoyará una opción más social, más democrática y más a la izquierda. Y punto. IU no es el PSOE y si algo debe quedar claro por parte de todos los componentes de un posible cambio es que diversas opciones, muy alejadas en políticas fundamentales (neoliberalismo, impuestos, Europa,...) son capaces desde cada identidad de derrotar unas políticas conservadoras y al partido que las desarrolla y crear otra realidad. Crear una alternativa democrática, en la cual IU encuentre un marco objetivo más favorable para defender su proyecto y sus alternativas.

3. Cada organización del Partido, cada militante deben tener un plan de acción político-electoral concreto en su ámbito. Ninguna posibilidad de conectar con la gente, individual y colectivamente, debe menospreciarse. Las razones, los argumentos para pedir el voto son claros y nos los enseña la experiencia de estos últimos años: concretar la ideología más radical y todo el patrimonio de lucha del último período en las propuestas más elementales y necesarias. No dejar escapar ni un solo voto por falta de contacto, por ambigüedad en la propuesta, por falta de credibilidad en su necesidad y posibilidad. Estamos ante unas elecciones generales complejas, con un PP crecido, con un PSOE contradictorio a la caza de todos los votos posibles, y con una IU que necesita relanzarse y fortalecerse para consolidar un espacio amplio para alternativas de izquierda.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles