Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Por una ruptura con el modelo salido de la transición y la apuesta por un nuevo modelo de sociedad que suponga un fin de ciclo de la crisis de un régimen monárquico, bipartidista, neoliberal y corrupto.


Declaración final del V Encuentro Republicano



JER / 04 jun 17

La JER, reunida en Madrid en su V Encuentro Estatal, hace un llamamiento a la sociedad española, a sus ciudadanos y ciudadanas, a las fuerzas políticas de la izquierda transformadora, a las fuerzas sindicales y del movimiento obrero, a los sectores en lucha por sus reivindicaciones, a los movimientos sociales y vecinales, a la intelectualidad y el mundo de la cultura, a los estudiantes, a la juventud. A todos aquellos que desde posiciones de movilización y de regeneración democrática están por la necesidad de una ruptura con el modelo salido de la transición y la apuesta por un nuevo modelo de sociedad que suponga un fin de ciclo de la crisis de un régimen monárquico, bipartidista, neoliberal y corrupto, que tiene serias limitaciones y carencias democráticas en su arquitectura constitucional, además de estar agotado en su funcionamiento y en la capacidad de dar respuesta a las necesidades ciudadanas, incluso por los claros incumplimientos de los aspectos más posibilistas de su Constitución.

Porque nos encontramos en una situación de excepcionalidad democrática que necesita de soluciones extraordinarias que no pasan sólo por un cambio de gobierno, sino por un nuevo modelo de convivencia que, aquí y ahora, no puede resultar sino de la firme reivindicación por la alternativa republicana. Porque desde dentro del actual modelo no hay posibilidad de respuesta y regeneración alguna para crear una sociedad nueva, formada por mujeres y hombres soberanos de su destino, que pueda ofrecer un futuro próximo en mejores condiciones de ser vivido.

Por eso apostamos por una República federal, laica, feninista, participativa y solidaria, con claro componente social y con respeto a la identidad de los pueblos y su derecho a decidir.

Porque hablar de República es hablar de “más democracia”, de un modelo de sociedad integrador y moralmente superior al de la monarquía, al poner la soberanía y participación del pueblo, de la ciudadanía como eje y referente principal de cualquier acción de gobierno, del signo que sea, donde sus derechos y deberes estén constitucionalizados y sean exigibles por ley, preservando la dignidad del ciudadano como tal, distinto de ser considerado súbdito de un monarca o de cualquier poder establecido, o simple consumidor de un mercado.

Porque la República que pretende la JER, no puede ser una mera estructura jurídica o una organización social que no suponga elementos inequívocos de emancipación, igualdad social y democracia radical, de transformación en el modelo de Estado y de sociedad capaces de provocar un vuelco en el sistema actual de dominación, explotación y desigualdad.

En este marco, la JER, considera imprescindible realizar este llamamiento para aunar el máximo de voluntades en favor de esta alternativa cuyo objetivo no es otro que impulsar un PROCESO CONSTITUYENTE y REPUBLICANO que traiga para nuestro país la III República.

Porque la actual crisis política del régimen del 78, es hoy si cabe más profunda que hace unos años:

- Con una monarquía corrupta e impuesta, no legitimada y a la que nadie ha votado. Desde la JER seguiremos denunciando y rechazando la coronación exprés, antidemocrática e impuesta de Felipe de Borbón, a todas luces ilegítima sin refrendo popular.

- Un bipartidismo en crisis con un PP donde la corrupción ha hecho gangrena y su sostén parlamentario, un PSOE derechizado y a su vez en crisis interna.

- Un sistema judicial incapaz de castigar la corrupción. Ahí está la leve sentencia, aún no definitiva, a Iñaki Urdangarín y la absolución de Cristina de Borbón -solo por ser miembros de la casa real- por el desfalco descarado de dinero público cometido. Un poder judicial, empeñado en sus máximos responsables, en dejar en la impunidad también al PP en buena parte de sus casos de corrupción.

- Una Constitución que es papel mojado en los derechos humanos y fundamentales que reconocía a sus ciudadanos, y un fracaso histórico cuya reforma tampoco es la solución a nada.

LOS DERECHOS HUMANOS Y CIUDADANOS SOLO LLEGARÁN CON LA REPÚBLICA

Porque nada podemos esperar ya de este agonizante sistema político de 1978, y la solución no es su reforma, sino un cambio radical que solo puede lograrse con una RUPTURA DEMOCRÁTICA con el sistema político actual. Nada podemos esperar de esta ‘democracia’ que niega los derechos humanos a los trabajadores, a los ciudadanos, a la mayoría social mientras desarrolla un proyecto de país al servicio de la ganancia económica de los poderosos y del poder de las élites, mientras los trabajadores se van quedando sin casas, sin empleos, con peores servicios públicos, sin derecho a la sanidad y la educación pública. Y sus hijos tienen que emigrar ante la falta de perspectivas. CEs imprescindibles la República.

SOLO LA RUPTURA DEMOCRÁTICA Y UN NUEVO PROCESO CONSTITUYENTE QUE NOS CONDUZCA A LA III REPÚBLICA cambiará de verdad las cosas. Una República al servicio de las mayorías, radical a la hora de garantizar los derechos sociales y económicos ciudadanos, y que suponga una democracia popular y participativa en el desarrollo de su política global.

Una República que construya otra España en otra Europa también distinta. Una República que esté al servicio de la Paz mundial y de la convivencia entre los pueblos. Una República que dignifique a las víctimas del franquismo y termine con la impunidad de sus crímenes, adoptando las medidas que la propia ONU exige al gobierno del PP para cumplir con los principios del derecho internacional: Verdad, Justicia y Reparación. Solo una España que condene el franquismo y haya hecho justicia a sus víctimas, puede mirar al futuro para construir una sociedad en paz y reconciliación.

V ENCUENTRO ESTATAL REPUBLICANO
Madrid, 3 de junio de 2017

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles