Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Comunicado PCE


Ante el resultado del referéndum en Francia



Partido Comunista de España / 30 may 05

El PCE expresa su más sincera felicitación al pueblo francés y al Partido Comunista Francés en particular y su profunda alegría por el triunfo del NO en el referéndum sobre el tratado constitucional europeo.

Este triunfo, fruto de la movilización de la izquierda más consecuente, del movimiento sindical francés y del movimiento antiglobalización, muestra a la ciudadanía europea que, frente a las políticas neoliberales, frente al derrotismo de los social-liberales, sólo hay un camino para construir una verdadera Unión política en Europa: el camino de la profundización en la Europa social, abandonando la ortodoxia neoliberal que tras más de dos décadas ha mostrado su fracaso y el rechazo cada vez mayor de los trabajadores, y asegurando y ampliando los derechos ya conquistados; la profundización en la democracia participativa, para convertir a los ciudadanos en los protagonistas de la construcción europea; y la profundización en la Europa de la paz, la solidaridad y el respeto al medio ambiente.

Frente a aquellos que pretender hacer creer a la opinión pública española y europea que este resultado es reaccionario, fruto del miedo a los cambios, o de problemas de la política interior francesa y que en nada tiene que ver el contenido de este tratado, el PCE quiere dejar claro que esto no es así. En primer lugar, el resultado es profundamente democrático, ha habido una amplia movilización ciudadana (más del 70% del electorado) que se ha decantado por un proceso de construcción más social y democrático que reivindica su rechazo a la Europa del mercado sin normas democráticas y controlada por los grupos económicos y cada vez más americanizada.


A diferencia de nuestro país donde los grandes medios de comunicación han cumplido un penoso papel ocultando el debate y los contenidos del tratado a la ciudadanía, en Francia hace ya más de dos años que se había abierto el debate sobre este tratado en los medios, lo que ha ayudado a dar a los ciudadanos elementos de juicio para argumentar y racionalizar su voto.

Por otra parte, cualquier ciudadano mínimamente preocupado por lo que ocurre en la UE sabe que las políticas de la Unión determinan de tal manera la de los estados que la componen que ya no se puede hablar de los asuntos de Europa y los nacionales como de cosas distintas ya que están profundamente interrelacionados y aquellos determinan a éstos.

No es el miedo a los cambios lo que ha provocado el rechazo de la ciudadanía francesa como afirman hoy muchos medios de comunicación, creemos que la defensa del Estado del Bienestar que tantas luchas y sacrificios costó conseguir al movimiento obrero es lo que está en juego tras este tratado, lo que se pretende liquidar. La ciudadanía francesa, que no hay que olvidar que tiene fuerte sentido cívico-republicano y que es muy consciente de sus derechos, ha dicho NO al estado asistencial y SI a más y mayores derechos sociales. Es lógico que ante el desmantelamiento de éstos los ciudadanos no se sientan seguros. No queremos que Europa asuma los niveles de protección social de los países recién incorporados a la UE, exigimos que éstos se equiparen con los que tienen mayores cotas de protección social, entre los que, por cierto, desgraciadamente no se encuentra el nuestro.

Pero no es sólo Francia, en Alemania hemos visto como el electorado de izquierdas da la espalda al canciller Sröder cuando éste trata de aplicar políticas neoliberales que recortan los derechos sociales y benefician a la derecha económica y política.

El resultado de las elecciones europeas del año pasado fue un aviso serio a los gobiernos y las instituciones de la UE de que este proceso de construcción se estaba haciendo a espaldas de los ciudadanos europeos y sus intereses. No se tomó nota y se siguió adelante. En nuestro país, Zapatero intentó manipular a la ciudadanía planteando el debate en términos de Europa sí o no en vez de sobre los modelos de construcción de la UE. Fuimos a un referéndum sin debate, sin información, convocado a toda prisa con el objetivo de ayudar a Chirac a sacar adelante el suyo y a pesar del resultado queda claro que la alta abstención deslegitimó el resultado. La credibilidad de la “clase política europea” está en sus horas más bajas y seguirá así si no son capaces de sintonizar con las aspiraciones y necesidades de los ciudadanos.


El proceso de construcción neoliberal de la UE ha sufrido un duro golpe, ahora es necesario que los que defendemos OTRA EUROPA POSIBLE (como defendió el PCE en la Campaña del Referéndum) nos situemos a la ofensiva y reclamemos un verdadero proceso constituyente para Europa. En esta movilización, el papel del Partido de la Izquierda Europea tiene que ser determinante. En esta ilusionante tarea nos volveremos a encontrar.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles