Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Comité Federal del PCE 30 abril 2011


Informe político-declaración del Comité Federal del PCE



Partido Comunista de España / 13 may 11

Aprobado por unanimidad

El Consejo de Relaciones Exteriores de los EE.UU. elaboró un informe hace 15 años planteando una serie de objetivos a desarrollar por los centros de poder del capitalismo, entre otras cosas se señalaba la necesidad de:

-Colonización de las sociedades por los valores individualistas.
-Adoctrinamiento de la opinión pública mediante una agresiva acción desde los medios de comunicación en todo el planeta.
-Erosión sistemática de las estructuras de los estados-nación.
-Imposición un sistema financiero globalizado dirigido por el FMI y el BM.
-Creación de un clima de tensión y conflicto permanente mediante la fabricación de enemigos permanentes.

Todo ello, para favorecer la creación de una especie de gobierno privado mundial por encima de los Estados. Quince años después, vemos cómo se trata de aplicar fielmente en nuestros días como único camino para salir de la crisis que el mismo capital ha provocado.

Es evidente que el objetivo que se plantea el capitalismo, es más ambicioso que el de mejorar sus beneficios, denunciamos que trata de implantar una verdadera DICTADURA que venga acompañada por un cambio de valores culturales y sociales y hacerlo desde un dominio de las conciencias del ser humano.

Para ello, nos quieren convencer de que sólo hay un camino para salir de la crisis y que nos tenemos que aguantar, por eso nuestra primera tarea tiene que ser demostrar que hay otro camino, QUE SE PUEDE GOBERNAR DE OTRA MANERA. CON OTRAS MEDIDAS y sobre todo CON OTROS VALORES, QUE FRENTE AL VALOR DEL BENEFICIO EMPRESARIAL ESTA EL VALOR DEL TRABAJO.

Es realmente cínico gobernar para que quienes han provocado esta crisis, quienes están provocando el sufrimiento de millones de seres humanos, sean precisamente, quienes se beneficien de la situación y que los bancos y los grandes capitales sean quienes ganen dinero en estos momentos, mientras millones de personas siguen en paro, cientos de miles no pueden pagar la hipoteca o tienen que soportar recortes sociales y laborales.

Tenemos que indignarnos ante tanta injusticia, pero sobre todo, tenemos que organizar la indignación, tenemos que transformarla en rebeldía y en propuestas, porque si todo queda sólo en el lamento, en la queja, no sirve para nada....tenemos que plantar cara, tenemos que ganar la batalla a la desesperación y sobre todo ganar la batalla a quienes puedan creer que para combatir las politicas del PSOE, lo mejor es votar al PP.

La realidad es que en estos momentos la creación de empleo no se encuentra en ninguna de las prioridades reales de quiénes dirigen la economía, ni del gobierno, ni de la Banca, ni de los empresarios que se han reunido para prepararle los deberes a Zapatero, creando una especie de tercera cámara parlamentaria, por encima del Congreso y del Senado, cámara a la que nadie elige pero a la que el Gobierno obedece sin discusión.

Lo que realmente se sitúa en primer lugar como objetivo de la política económica del PSOE es la rentabilidad empresarial y el mantenimiento de los beneficios de la banca, para lo que se han entregado cientos de miles de millones de euros en ayudas, que por cierto no han repercutido para nada en la ciudadanía. Avanzar hacia la cifra de cinco millones de parados debería ser motivo para exigir la dimisión de todo el Gobierno porque ha fracasado en su acción política y económica.

Tenemos que denunciar que a pesar de las declaraciones del gobierno sobre cambio de modelo e incluso de salida social a la crisis, la realidad es que hoy en España no se ha dado ni un solo paso efectivo para cambiar un modelo de desarrollo basado en el ladrillo y los servicios.

De esta manera, los ajustes salariales y la precariedad laboral, se tratan de imponer como la única forma de recuperar el beneficio empresarial, a la vez, que se mantiene el mismo modelo de crecimiento que nos ha llevado a la crisis.

En concreto, desde el último Comité Federal hemos visto como el Gobierno del PSOE, aprobaba el recorte de nuestras pensiones futuras, al obligarnos a trabajar dos años más para cobrar una pensión más pequeña que la actual, reforma innecesaria en momentos en los que el sistema cuenta con un superávit de 64.000 millones de euros (0,9% del PIB) y un sistema de pensiones viable, cuya reforma sólo persigue un objetivo: recortar el gasto social en pensiones para pagar el hueco financiero que han dejado los bancos con la crisis del ladrillo. En el mismo sentido tenemos que denunciar que los intentos de recortar los aumentos salariales mientras suben los precios son un mecanismo de control social que aumenta las desigualdades sobre todo en las grandes ciudades donde se van generando importantes bolsas de pobreza.

El aumento a 67 años de la edad legal de jubilación hará que cobremos una pensión que puede ser hasta un 20% menor que la actual, y puede afectar además a la juventud y a trabajadores/as en paro, ya que impedirá que se creen 200 mil puestos de trabajo al año, significando también una pérdida de calidad de vida para las personas trabajadoras de las profesiones más gravosas como la construcción, la hostelería o el transporte, a todo esto debemos sumar la medida que limita la reposición de efectivos al 10%, lo que significa que de cada diez personas funcionarias que se jubilen, solo se cubrirá una plaza.

Por último, se eleva de 35 a los 38,5 años el tiempo de cotización necesaria para tener el derecho al 100% de la pensión, un listón inalcanzable para una mayoría de trabajadores y trabajadoras con carreras profesionales cortas, consecuencia de la temporalidad, el paro y la economía sumergida, dominantes en nuestro mercado laboral.

Estas medidas afectarán especialmente a las mujeres que van a sufrir graves consecuencias pues el paro, la precariedad laboral y la reducción de jornada para el cuidado de la familia influyen en el nuevo sistema de cotizaciones de pensiones ya que, en el caso de las mujeres, se requieren más años. Si la pensión de una mujer es hoy un 39% más baja que la de los hombres, en el futuro, puesto que se van a requerir más años de cotización, se seguirá manteniendo esta brecha en las pensiones lo que incidirá en una mayor pobreza general de las mujeres.

Datos como que el 49% de las mujeres ha tenido que dejar el mercado laboral por razones familiares mientras que sólo un 3% de los hombres lo ha hecho por idénticos motivos o que el 80% de las personas que no reciben ninguna pensión son mujeres reafirman lo dicho.

Además, las mujeres tienen trayectorias laborales más cortas y con lagunas de cotización, lo que se traduce en peores pensiones porque parten de sueldos más bajos y de menores periodos de aportaciones a la Seguridad Social.

Con el recorte de las pensiones, el Gobierno del PSOE cede una vez más al poder financiero y a los bancos, principales beneficiarios del sistema privado de pensiones. Junto a la reforma laboral esta reforma conducirá a que los jóvenes de nuestro país vivan peor que sus padres.

Las pensiones no son el problema, la solución está en crear empleo estable y de calidad, lo que permitirá generar más recursos e ingresos, y con ellos garantizar unas pensiones más altas, que protejan a más trabajadores y trabajadoras durante más años.

Por ello, en este primero de mayo cobra importancia la ILP que sobre la Refoma Laboral estan desarrollando los sindicatos CC.OO. y UGT, tenemos que dar impulso a esta iniciativa haciendola mas visible, en el mismo sentido, junto con el manifiesto que hemos elaborado desde la secretaria del Mundo del Trabajo Obrero que debe ser difundido en las manifestaciones de mañana, el PCE tiene hoy que reafirmarse en la propuesta de Unidad de la Izquierda por una ALTERNATIVA SOCIAL ANTICAPITALISTA A LA CRISIS (ASA),

En consecuencia nuestra Alternativa, tiene que basarse en la reivindicación del valor del trabajo como base de la recuperación de la economía, como elemento generador de riqueza, y como base de la dignidad del ser humano, todo ello frente al beneficio económico como referente de una escala de valores que se sustenta en el individualismo y la insolidaridad, con el objetivo de buscar el enriquecimiento económico a toda costa, dejando claro que nuestro objetivo central es la creación de empleo y el desarrollo de un Estado en el que todo ser humano tenga plenos derechos sociales.

Por ello defendemos junto a la creación de empleo la necesidad de medidas de choque que aseguren los derechos sociales, en concreto planteamos la suspensión de todos los procedimientos de ejecución del embargo de la vivienda habitual o de corte de suministro de electricidad, gas, agua y teléfono para las personas en situación de desempleo. Reforma de la Ley Hipotecaria para que sólo se responda al impago con el bien hipotecado.

Debemos seguir reclamando una profunda reforma fiscal que haga pagar a las grandes fortunas y patrimonios y que plantee el aumento de la contribución fiscal sobre los beneficios de los bancos, las grandes empresas, y las transacciones financieras junto con medidas eficientes frente a la economía sumergida y el fraude fiscal. Creación de una Banca Pública, de la que sea un pilar fundamental el sistema de Cajas de Ahorro, porque es evidente que si aumentamos los ingresos de la hacienda pública será posible un incremento del gasto social para equipararlo en todo el territorio nacional a la media europea de gasto en educación, sanidad, pensiones, servicios de dependencia e igualdad.

Por otra parte repetimos una vez más que somos conscientes que nuestra ASA tiene que tener una dimensión europea, por ello hemos exigido que el llamado Pacto en Defensa del Euro, que aprobó la Unión Europea sea sometido a Referéndum en España, ya que proyecta la necesidad de realizar modificaciones constitucionales.

Esta exigencia tiene que ser activada en una campaña europea que nos permita denunciar que la Unión Europea trata de seguir imponiendo una salida de la crisis favorable al capital y en detrimento de los/as trabajadores/as y que ahora pretende dar una vuelta de tuerca más con el llamado Plan de Salvación del Euro basado en la necesidad del recorte salarial a escala continental como principal garantía para aumentar la "competitividad" europea, y además de añadir la necesidad de limitar constitucionalmente los gastos sociales de los estados miembros, llegando incluso a plantear la aprobación de sanciones millonarias para los países que se salten la "disciplina".

Se trata de implantar constitucionalmente una salida antisocial de la crisis, ya que el Pacto plantea que las normas sobre niveles de déficit público y deuda pública deben incorporarse a los ordenamientos jurídicos nacionales, mediante reforma constitucional o ley marco y deberán afectar también a las instancias administrativas subnacionales.

Una Unión Europea que con sus políticas neoliberales de salida a la crisis persigue la vuelta a casa de las mujeres tras imponer unos recortes sociales y unas políticas de austeridad que amenazan sus derechos y dejan a un lado sus verdaderas necesidades.

Cuando los recortes golpean al sector público y especialmente al estado del bienestar, las mujeres se ven afectadas mayoritariamente porque pierden sus trabajos, y tienen que volver a asumir las tareas domesticas y los cuidados de las persona dependientes.

Así, la privatización de los servicios públicos afecta a las mujeres más que a los hombres porque socialmente se ven condicionadas por estos servicios para conciliar la vida laboral y familiar.

Por otra parte los gobernantes de la Unión Europea intentan hacer recaer el peso de la competitividad en las reformas del sistema de negociación colectiva y en particular en los procedimientos para determinar los salarios. Siguen tratando de que sean los trabajadores y trabajadoras a través de sus salarios directos e indirectos quienes paguen las consecuencias de una crisis que han generado los bancos y grandes empresarios, ya que se pretende un control de los costes laborales lo que lleva a plantear una revisión de los acuerdos de fijación de salarios y, cuando sea necesario, del nivel de centralización de los procesos de negociación colectiva, con lo que ataca directamente al sistema de negociación colectiva, tal y como viene defendiendo la patronal española.

Además, el Pacto trata de imponer que los salarios del sector público contribuyan a los esfuerzos de competitividad del sector privado, es decir, se mantiene el sacrificio para el funcionariado, en el mismo sentido, desde el PCE denunciamos la intención del texto del Pacto de continuar el ataque a las políticas sociales y de igualdad, emplazando a la Comisión y al Consejo a evaluar la sostenibilidad de los sistemas sanitarios, de pensiones y de otras prestaciones sociales, a través de “los indicadores de la brecha de sostenibilidad”, recientemente acordados por la Comisión para evaluar la sostenibilidad fiscal, una forma cínica de avanzar en la privatización de la sanidad y otras prestaciones sociales.

En relación con las pensiones, se sigue avanzando en la intencion de ajustar la edad de jubilación a la esperanza de vida, sin tener en cuenta que los avances técnicos permitirían obtener más beneficios con menos trabajo, a la vez se impone limitar los planes de jubilación anticipada y el uso de incentivos específicos para emplear a trabajadores y trabajadoras de más edad.

Se trata, ni mas ni menos, que poner toda la sociedad europea al servicio de obtener la mayor plusvalía y beneficios con el menor coste social y laboral posible.

En este contexto Portugal sigue a Grecia e Irlanda en el hundimiento de su economía, causada por el capitalismo salvaje. La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional darán el visto bueno definitivo a mediados de mayo a un préstamo a Portugal de alrededor de 80.000 millones y plantean que tiene que haber un acuerdo de la mayoría de las fuerzas políticas del país, de tal modo que el Gobierno que salga de las urnas el día 5 de junio asuma lo que se pacte ahora.

La izquierda portuguesa ante la gravísima situación en el que la derecha y el partido socialista han sumido al país propone una alternativa política que lleve a la izquierda al gobierno basada en dar la respuesta al desempleo y a la recesión.

Muy diferente es lo ocurrido en Islandia, ya que mientras en nuestro país el rescate bancario nos ha costado por ahora, a cada español, cinco mil euros mientras las entidades bancarias han seguido acumulando beneficios, los islandeses en cambio, ante la misma situación, han decidido plantar cara y han conseguido que dimita el gobierno en pleno, que se nacionalicen los principales bancos y han acordado por referéndum no pagar la deuda contraída por las entidades bancarias y su mala gestión. Y todo ello, de forma pacífica.

Los islandeses han recordado al mundo que el auténtico poder y la soberanía continúan residiendo en el pueblo, y además, lo han hecho de forma pacífica. Han conseguido una investigación y que se haga justicia. Mientras en el resto del mundo nadie investiga a los responsables de la economía, ni sus decisiones, ni a los gobiernos que los protegen, ni al sistema judicial que mira hacia otro lado, la ciudadanía islandesa ha dicho 'No' a las propuestas antisociales a las que empujaban las autoridades de la UE. El caso de Islandia nos recuerda que los ciudadanos y las ciudadanas debemos de recuperar nuestro poder para recuperar la democracia. La realidad es que la presión ciudadana islandesa ha conseguido no sólo tumbar un gobierno, sino meter en la cárcel a los banqueros responsables de la crisis del país planteando una salida de la crisis sin planes de choque con medidas antisociales, sino buscando responsabilidades en los causantes de la situación, es decir en los banqueros, todo un ejemplo.

Por lo tanto hay que dar la batalla para evitar que sigan degradando la democracia, que sigan poniendo a los gobiernos de rodillas frente a los mercados, que sigan vaciando de contenido a los parlamentos porque la política económica ya no se puede discutir, todo se pone a las ordenes del Fondo Monetario o del Banco Mundial que son realmente quienes deciden las políticas económicas, curiosamente siempre de parte de los poderosos.

No podemos dejar de repetir que es necesaria una lucha ideológica, cultural que recupere los valores de la solidaridad y lo colectivo como elementos para combatir la crisis, y que dignifique la actuación política desde la recuperación de la ética civil, de lo que llamamos democracia republicana. De forma significativa hacemos un llamamiento a las fuerzas de la cultura para que se impliquen en esta batalla de las ideas para impedir que se imponga un pensamiento único que sustente la explotación y el colonialismo. La cultura no es un espectáculo para distracción de los poderosos, tiene que ser esa arma cargada de futuro que cuestione el sistema.

Porque no basta con tener la razón, no basta con tener propuestas acertadas y concretas, todo ello quedará en papel mojado si no organizamos una movilización que sea capaz de generar hegemonía entre la mayoría de las personas afectadas por la crisis, tenemos que asumir que la politica que existe en la realidad es la que se puede organizar, la que se queda en los papeles no deja de ser un ejercicio academico mas o menos afortunado, esta es la diferencia de un Partido que aspira a cambiar la sociedad, con una Fundación de debates teoricos.

Para empezar tenemos que tener claro que construir la alternativa es en primer lugar superar la lógica de la Ilustración del siglo XVIII y asumir la de un Socialismo para el Siglo XXI que sitúe al ser humano como el centro de la economía en lugar del beneficio y ponernos a la cabeza de la defensa de una democracia no sólo política sino también económica.

Tenemos que saber aprender de todos los procesos revolucionarios de la historia. Valoramos muy positivamente el resultado del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, tanto en su contenido que ha sentado las bases para avanzar en la defensa de los logros sociales de la revolucion, como en la amplia participacion popular que se ha dado en el debate de los documentos congresuales. En los proximos meses desarrollaremos una campaña informativa sobre los elementos concretos que se han discutido y que estamos convencidos servirán para hacer frente a los actuales retos de la Revolución Cubana.

En este momento es fundamental para hacer frente a la ofensiva imperialista defender el desarrollo de instrumentos de democracia participativa tanto en la toma de decisiones como en el control y revocabilidad de los representantes institucionales, construir un nuevo internacionalismo que haga frente a la globalización capitalista. La solidaridad internacional cobra un sentido más amplio, al ponerse a la cabeza de la defensa de la Paz, porque los trabajadores y trabajadoras somos quienes siempre perdemos en la guerras imperialistas, para ello vamos a proponer al conjunto de Partidos y organizaciones que luchan contra el capital, que plantan cara al imperialismo un LLAMAMIENTO EN DEFENSA DE LA HUMANIDAD que se plasme en una iniciativa universal.

Desde este convencimiento tenemos que reconocer que nuestra dificultad es centrar al conjunto del Partido en organizar una política de masas contra los recortes sociales, por eso no basta con tener razón, con tener buenas propuestas, tenemos que tener claro que no habrá salida social, ni mucho menos anticapitalista, que no avanzaremos hacia la III República, sino nos centramos en un paciente trabajo para organizar, para movilizar a las masas en este contexto de paro, recorte y crisis, es decir, tenemos la obligación de centrar al PCE en un trabajo político con sectores poco politizados y organizados.

Las agrupaciones tienen que priorizar un trabajo organizativo que propicie un amplia movilización lo más unitaria posible contra los recortes sociales, tomando como eje el paro, la defensa de los servicios públicos, de forma especial debemos defender un modelo de sanidad publica que esta en estos momentos siendo puesto en peligro. No olvidemos que los compromisos del Gobierno de rebajar el déficit actuarán ahora contra los presupuestos de las CCAA y Ayuntamientos.

Es por tanto obligación de todo el partido seguir apoyando las movilizaciones juveniles y el trabajo en todas las universidades del Estado, a la vez que se debe actuar en los barrios en torno a los dos elementos que en realidad suscitan más sensibilidad social: el paro y la crisis hipotecaria organizando a los afectados por los desahucios. Una vez más llamamos la atención en la necesidad de realizar un trabajo sostenido y planificado, implicar a los sindicalistas en la acción política, tengamos presente que un buen planteamiento político sin una acción política de masas y unitaria, nos puede llevar al aislamiento y el testimonialismo.

Por ello este Comité Federal mandata a la Comisiòn Permanente para que presente un plan concreto y muy preciso de trabajo contra los recortes sociales, el paro y presentación de la ASA que estará editada después de las elecciones municipales, Campaña que será el eje de nuestro trabajo político para este semestre que viene y que tendría como punto álgido la Fiesta del PCE.

Tenemos que organizar una gran rebelión desde la base para frenar la dinámica actual en la que el pensamiento de millones de personas trabajadoras se moldea día a día desde todos los circuitos de los aparatos del Estado y de las empresas de los medios de comunicación para proteger la continuidad del sistema capitalista gane quien gane las elecciones.

Nosotros y nosotras no podremos demostrar mediante los medios de comunicacion del sistema, con sus reglas de juego preestablecidas, que los causantes del paro y de la agresión social que está causando la crisis, no son ni catástrofes ni mucho menos leyes naturales, por ello nuestro objetivo estratégico es una movilización que se plantee una transformación profunda del actual sistema.

A nadie se le escapa que ese cambio necesitará, en la medida que acumulemos fuerza suficiente, de un proceso que aglutine a las fuerzas sociales y políticas de la izquierda transformadora en cada pueblo, ciudad y en cada barrio; en los centros de trabajo y en los docentes. Que sirva para situar en el centro de la política la participación ciudadana por el cambio, esa es la Refundacion de IU que el PCE tiene que trabajar.

Como ya hemos señalado la democracia sufre una agresión de los mercados que la invalida y la convierte en un instrumento al servicio de sus intereses. La democracia del marketing ha sustituido a la democracia representativa, la especulación y la acumulación vencen al desarrollo sostenible y la juventud más formada y preparada de la historia vive peor que la generación anterior, sin perspectivas de encontrar un trabajo estable y remunerado.

Por ello ese desarrollo de la democracia participativa y paritaria desde la base se convierte en una apuesta estratégica, no coyuntural, no táctica y, por tanto, su organización y capacidad de propuesta organizada, debe ser el eje de nuestra intervención política, social, institucional, cultural y sobre todo de nuestra política de alianzas en el seno de IU, no podemos olvidar que precisamente IU se constituye como una organizacion de nuevo tipo basada en el acuerdo programatico y en la elaboracion colectiva, por eso cuando planteamos que IU es una apuesta estrategica del PCE, estamos reafirando una politica de unidad de la izquierda en torno a un programa transformador y a un forma de hacer situar la participacion como el eje de la accion politica.

Todo lo demás, la acción institucional o la comunicación a través de los medios privados o públicos, debe de estar al servicio de la idea central de la participación por y desde abajo, teniendo que demandar una vez más una mayor implicación de sindicalistas en la actividad política cotidiana, llevando a los centros de trabajo propuestas políticas concretas que liguen elecciones municipales con la lucha contra la salida conservadora de la crisis.

El objetivo que hoy aquí planteamos es trabajar para transformar la rebeldía y el inconformismo en acción y organización política y social, y de forma muy especial a la juventud, una juventud que se presenta a sí misma como la que denuncia que las políticas del PSOE van a conseguir que la juventud más preparada de nuestra historia vivirá peor que sus progenitores. Esta agresión contra el colectivo juvenil en un escenario de crisis capitalista, con una tasa de paro juvenil del 40%, la más alta de la UE, se materializa principalmente a través de tres medidas:

• La Reforma laboral, que aumenta la temporalidad de los contratos, la flexibilidad laboral y supone la desaparición de la negociación colectiva, convirtiéndoles en trabajadores/as precarios/as de por vida.
• La Reforma del sistema de pensiones, que retrasa la edad de jubilación, aumenta la desigualdad entre hombres y mujeres y reduce la cuantía de sus futuras pensiones y les dificulta aún más para encontrar un trabajo digno lo que les plantea un horizonte sin futuro.
• La mercantilización de la Educación pública, que apuesta por la rentabilidad privada y no por la coeducación, por la formación y el conocimiento. Una universidad de élite para una minoría y fábrica de personas precarias para una mayoría, con medidas que se concretan en una nueva selectividad que pone trabas al acceso a la universidad y en la degradación de la formación profesional.

En el movimiento juvenil que se está construyendo frente a esta situación se denuncia claramente que estamos ante una generación que no tendrá acceso a una vivienda en su vida, desde que los especuladores hicieron de este derecho un negocio con el que enriquecerse; un modelo de crecimiento económico que ha fracasado y ha generado esta crisis.

Frente a la salida de la crisis antisocial apoyamos las movilizaciones de jóvenes que desde la Plataforma Jóvenes sin Futuro, con una importante participación tanto de la UJCE como del PCE exigen que se les escuche y conseguir su capacidad de protagonizar la acción social, ser un motor de cambio, combatiendo un país de precariedad, desempleo y privatización de la educación.

Estas movilizaciones de abril tendrán su continuidad el próximo 15 de mayo, en plena campaña electoral, y son algo más que una movilización convocada exclusivamente desde las redes sociales, ya que su éxito dependerá en mucho de la capacidad de autoorganizarse que tenga el movimiento juvenil.

Este Comité Federal constata que el accidente nuclear ocurrido en Japón pone de manifiesto que por mucho dinero, esfuerzo e investigaciones que se realicen, la seguridad de la producción de energía nuclear no se puede garantizar completamente, y es por lo tanto, un riesgo que sólo beneficia a aquéllos que defienden un modelo de desarrollo en el que todo, incluso la seguridad del Planeta se pone al servicio del beneficio económico, y que en el colmo del afán depredador ahora pretenden enriquecerse aun más alargando la vida de las centrales más allá de los umbrales de seguridad, aún a costa de poner en peligro la integridad de las personas y el medioambiente.

Las dramáticas consecuencias que se están confirmando en todo Japón tras el accidente nuclear de la central de Fukushima, por cierto muy similar a la de Garoña en territorio español, deben hacer tomar decisiones valientes a los gobiernos de todos los países que mantienen operativas centrales nucleares, precisamente en unos tiempos en los que el lobby nuclear se ha reactivado a lo largo de todo el mundo ante la posibilidad de aumentar sus beneficios explotando las centrales existentes más allá del tiempo para el que fueron diseñadas y que en España ha quedado patente cuando tanto el PSOE como el PP han defendido la nuclear como alternativa energética barata y no contaminante.

En este contexto de intento de salida antisocial de la crisis, la decisión del Presidente Zapatero con el apoyo de la mayoría de grupos parlamentarios, desde el PP hasta Iniciativa Per Cataluña, de participar en la Guerra de Libia, cobra especial importancia como un paso más en el objetivo imperialista de apropiarse de los recursos naturales del planeta para ponerlos al servicio del capital.

En esta ocasión se nos quiere convencer de que estamos en una situación radicalmente diferente de las anteriores guerras, para justificar unas acciones bélicas que vuelven a situar a nuestro país del lado de los agresores. Se dice que de lo que se trata es de frenar un genocidio pero la realidad es que se ha rechazado la mediación de un grupo de países que, como Brasil, pretendían explorar una vía pacifica para la resolución del conflicto, también se nos dice que las acciones militares no buscan la eliminación de Gadafi pero se bombardea su residencia.

Se actúa en función de un mandato de NN.UU., pero no se dice que las acciones militares de la coalición están sobrepasando claramente este mandato que se limitaba a conseguir una zona de exclusión aérea y no autorizaba agresiones a poblaciones y el citado bombardeo de instalaciones como el Palacio de Gadafi, ni mucho menos el apoyo militar a una de las partes en conflicto.

Es evidente que la situación del pueblo libio nada les importaba cuando recibían a Gadafi con todos los honores, entregaban las llaves de oro de Madrid con la presencia de todos los grupos municipales menos el de IU, o cuando recibían regalos y celebraban fiestas en su honor, está claro que sólo el control del petróleo mueve esta acción en la que la ciudadanía Libia es una mera pieza en un tablero que se mueve desde la OTAN. Tenemos que denunciar la hipocresia de los gobiernos europeos y estadounidense que mantienen una politica imperialista que a la vez que emprende la Guerra de Libia silencia la represion que está ocurriendo en Bahrein y Yemen, tal y como debemos dejar claro en la resolucion que discutiremos en otro pleno de este Comité Federal.

Quienes defendemos un orden internacional basado en la cooperación y la solidaridad entre pueblos nos debemos rebelar contra una organización militar como la OTAN que representa el dominio de los poderosos y que impone la lógica de la fuerza militar sobre la de la búsqueda de la soluciones pacíficas a los conflictos, por ello apoyamos la próxima marcha a la Base de Rota como exponente de esta lucha por la paz y contra la OTAN.

Resulta curioso que nadie cuestione el alto coste económico que supone nuestra participación en esta Guerra, cuando es imposible conseguir que aprueben políticas de gasto social, estamos ante una Guerra que trata de hacer patente el dominio de la OTAN sobre una zona en ebullición popular como aviso a los pueblos que planeen otro camino “hacia la democracia” que sea el que decida desde la Casa Blanca, el FMI o la OTAN, y sobre todo como ya hemos dicho al objetivo de apoderarse de los recursos naturales, en este caso del Petróleo.

En consecuencia el PCE debe seguir manteniendo un NO A LA GUERRA que denuncie la sumisión de un presidente del gobierno a los intereses de las grandes potencias económicas y debemos apoyar el derecho de los pueblos, de todos los pueblos del mundo a ser dueños no sólo de su destino político, sino también a ser dueños del disfrute de sus riquezas naturales actualmente expoliadas por las grandes potencias.

Hace pocos días celebramos el 80 aniversario de la II Republca. Tenemos que felicitar el buen trabajo que está realizando el Partido, a todos los niveles, desde la dirección Federal a las agrupaciones al potenciar el movimiento republicano. En este sentido queremos hacer un solemne llamamiento a todas organizaciones, colectivos y fuerzas políticas republicanas para impulsar un proceso constituyente que sin protagonismos personales, desde lo colectivo, nos lleve a UN PACTO POR LA III REPUBLICA que configure en todo el Estado Juntas Republicanas que sitúen el debate sobre la Republica en la agenda política, social e institucional del momento actual.

Un llamamiento a las fuerzas sociales para que entiendan que la lucha por la Republica en España no es algo neutro y que por ello hablar de III Republica es hablar de una salida social de la crisis, hablar de III Republica es hablar de situar la economía al servicio del ser humano y no mantener a las personas al servicio de la economía, hablar de III Republica es hablar de igualdad real entre hombres y mujeres, hablar de III Republica es hablar de hacer de la cultura esa arma cargada de futuro que decía el poeta y en definitiva hablar de III Republica es reivindicar para los españoles y españolas la condición de CIUDADANO Y CIUDADANA, libre, dueño de su destino, abandonando su condición de súbdito o súbdita, que le mantiene supeditado a los intereses de los poderosos.

En el mismo sentido desde el ultimo Comité Federal hemos visto como la Justicia española se negaba a revisar la Condena del Poeta Miguel Hernández, demostrando no sólo las insuficiencias de la ley, sino sobre todo las insuficiencias de que la Justicia asuma el sistema democratico más de 30 años después de aprobada la Constitucion, ya que entendemos que este comportamiento no es ni puntual, ni causal.

Por ello, el Partido Comunista de España planteará en las instituciones de la Unión Europea la situación de quienes siendo condenados por tribunales que sólo tenían la legitimación del 18 de Julio no pueden ver revisada su sentencia, es el ultimo recurso que pondrá en evidencia tanto a una parte de nuestra justicia que no asume la necesidad de hacer justicia con la victimas del franquismo, como las limitaciones de una legislación que se ha demostrado inútil. En concreto exigiremos que se vele por el cumplimiento de las recomendaciones que la Comisión de DD.HH de la ONU realizó al gobierno español en octubre de 2008 sobre la investigación de los crímenes del franquismo.

En consecuencia, el PCE denuncia que Miguel Hernández, a quien en su centenario se ha colmado de honores, no puede alcanzar la justicia histórica sufriendo lo que consideramos de forma testimonial una segunda condena que añadir a la dictada en su día por tribunales franquistas y hacemos un llamamiento a todas las comisiones, plataformas, instituciones y colectivos que han trabajado de forma sincera para difundir las actividades en torno al centenario del poeta para que se sumen a la petición de cambios legislativos que permitan la definitiva anulación de la sentencia de Miguel Hernández. El PCE tiene la determinación de continuar trabajando para la modificación de la Ley 52/07 llamada Ley de Memoria Historica y articulará para ello los mecanismos necesarios desde la Secretaría correspondiente.

Es importante, también señalar la incorporación del Foro por la Memoria y del propio PCE en la plataforma en defensa de Garzon, dejando claro que no se trata de un apoyo personal, sino de impedir que a través del trato ejemplarizante que se dé al Juez Garzon, la derecha social y la política consigan impedir de una manera definitiva la investigación de los crímenes del franquismo, la localización y esclarecimiento de los desaparecidos y la anulacion de los juicios del franquismo.

En esta reunión del Comité Federal no podemos olvidar que en los próximos días la tarea fundamental del Partido tiene que ser las elecciones municipales y autonómicas del próximo 22 de mayo, elecciones en la que como ya hemos dicho tenemos que organizar la indignación situándolas en relación con nuestra movilización por una salida social, anticapitalista para salir de la crisis, tenemos que comprometernos a que nuestros alcaldes y alcaldesas, nuestros concejales y concejalas, nuestros diputados y diputadas sean los que se pongan a la cabeza de la lucha por todo lo ya dicho.

Tenemos que demostrar desde lo más cercano, desde lo local, que es posible una democracia participativa y paritaria que haga protagonista a la persona frente a la dictadura de los mercados, por ello vamos a volcarnos en que no quede un rincón de España en el que el discurso de IU no llegue directamente, porque de los grandes medios de comunicación ya sabéis lo que podemos esperar… poco y mal, por eso esta tiene que ser la campaña de la movilización, la campaña de la agitación, la campaña como decíamos de la indignación transformada en rebeldía y conseguir que el próximo 22 de mayo IU derrote a la derecha y a las políticas de derechas.

Por ultimo recordar que en noviembre de 1921, se cumplen 90 años de la Conferencia en la que el Partido Comunista Español y el Partido Comunista Obrero Español se unificaban en el actual Partido Comunista de España que se integraba así en la III Internacional.

Han sido 90 años de existencia, de lucha por el socialismo, con sus aciertos y sus errores, pero siempre con un mismo hilo conductor: la lucha por la igualdad, contra la injusticia, en defensa de los intereses de la clase obrera y de las personas más débiles, la lucha por la unidad para construir la alternativa al capitalismo y avanzar hacia la construcción del socialismo como objetivos centrales de la lucha social y política.

Desde sus primeros años de existencia, el Partido se forjó en su lucha contra la explotación, la opresión y el fascismo, en defensa de las libertades y los derechos sociales de los de abajo. Muy pronto aprendió el valor de la unidad de las fuerzas populares, unidad para avanzar en la construcción del bloque social antagónico, para consolidar las conquistas del pueblo, para avanzar en la construcción del socialismo. A partir del IV Congreso ésta ha sido nuestra bandera: con la política del Frente Popular, en nuestro trabajo sindical, primero en UGT y después con la creación y desarrollo de las CCOO, en nuestra Guerra Nacional Revolucionaria, en la lucha contra la dictadura, en el período de recuperación de las libertades y en el proceso de creación de Izquierda Unida.

Tenemos nuestras luces y, también, nuestras sombras, es una realidad que en estos noventa años hubo camaradas que por uno u otro motivo fueron apartados/as del Partido, la inmensa mayoría de ellas y ellos continuaron siendo fieles a los ideales del socialismo y el comunismo, siguieron militando en el campo de la clase trabajadora, de la revolución, sin cambiar de bando. Por ello desde aquí queremos también hacer un llamamiento a quienes en algún momento militaron en el PCE para que retomen la actividad militante, para que retornen a su Partido.

En este 90 aniversario que hoy empezamos a celebrar, debemos reivindicar que ser comunista hoy y aquí significa asumir la lucha contra el capitalismo, desde la certeza de que es posible su superación y la construcción del socialismo y el comunismo. Ser comunista hoy y aquí significa entroncar nuestro trabajo con lo mejor de nuestra tradición y hacerlo desde esa pasión por la unidad de la clase obrera que nos enseñaron Pepe Díaz y Dolores Ibarruri, esa pasión por la unidad que nos debe situar a la cabeza de la lucha, a la cabeza de la movilización, y que nos obliga a no alejarnos de los/as trabajadores/as, nos debe llevar a saber situarnos siempre en el centro de sus preocupaciones, de sus miedos y anhelos para desde ahí construir la alternativa y fortalecer el bloque social antagonista al capital. Unidad para avanzar huyendo del izquierdismo infantil y también del pragmatismo que asume la derrota.

Tenemos una doble tarea que desarrollar en este 90 aniversario. Por un lado defender nuestra historia frente al revisionismo que pretende equiparnos con el fascismo, en el mayor acto de cinismo de la historia, el pensamiento neocom pretende situar al mismo nivel a víctimas y verdugos.

De otro lado, tenemos la obligación de mirar hacia el futuro y situar al partido en las mejores condiciones para ser un instrumento de lucha útil para quienes buscan una alternativa anticapitalista a la actual crisis, una salida transformadora frente a la que está tratando de imponer la dictadura del capital, escondido ahora bajo el eufemismo de “los mercados" para mantener y acentuar la más arcaica forma de relación económica, la explotación de la mayoría de la humanidad en beneficio de una minoría.

Desde este planteamiento tenemos la responsabilidad de construir una propuesta de futuro para el PCE, una propuesta que ilusione primero a nuestra militancia, que permita recuperar la alianza del mundo del trabajo y de la cultura, integrando en ella a sindicalistas, intelectuales que no se resignan a mercantilizar su creatividad, jóvenes que luchan por una Universidad pública, gratuita y de calidad o frente a una economía que les empuja hacia una vida de precariedad laboral, que nos lleve a ser el Partido que defienda de forma especial a las mujeres, doblemente explotadas al ser las primeras excluidas del mercado laboral y estar sometidas a distintas formas de violencia.

Este es camaradas el reto que tenemos en los próximos meses y de resolverlo acertadamente depende en gran medida nuestro futuro.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles