Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Comité Federal PCE 12 diciembre 2009


Informe al Comité Federal



PCE / 18 dic 09

Aprobado por unanimidad

Queremos empezar este Comité Federal mostrando nuestro apoyo a Aminatou Haidar, denunciando la vergüenza que ha supuesto que el Gobierno de España en lugar de defender la legalidad internacional y devolverla a su lugar de origen, haya tratado de que renuncie a su propia nacionalidad, traicionando sus años de lucha por un Sahara Occidental independiente. También queremos mostrar nuestra solidaridad activa con los miles de saharauis que luchan desde hace más de 30 años por el derecho a decidir su futuro en Paz.

El PSOE les traicionó una vez cuando Felipe González incumplió su palabra y renunció a defender el derecho a la autodeterminación del Pueblo Saharaui y ahora se prepara para la gran traición al pretender conceder al Reino de Marruecos, ilegal ocupante del Sahara Occidental, el grado de nación preferente de la Unión Europea durante la presidencia de Zapatero, reconociendo de hecho esta ocupación ilegal.

Desde el PCE hacemos responsable al Gobierno y a su Presidente de lo que le pueda ocurrir a Aminatou, a la vez que exigimos que cumpla su obligación y exija a Marruecos a celebrar el referéndum de autodeterminación en el Sahara Occidental, condición imprescindible para optar al grado de nación preferente de la U. E.

Celebramos este primer Comité Federal después del XVIII Congreso y es necesario hacer una breve valoración del mismo ya que la principal obligación de este órgano es desarrollar sus acuerdos.

El XVIII Congreso culminó una tarea de elaboración colectiva, de síntesis política y de acuerdos en torno a la futura dirección que se vino elaborando durante mucho tiempo.

La cohesión alcanzada en la política, la celebración de las Conferencias Política y de Organización y el trabajo colectivo de las ponencias preparatorias han sido determinantes a la hora de conseguir un Congreso en el que ha primado el debate político, esto es, la discusión de las tesis dejando de lado debates nominales y/o enfrentamientos inútiles.

En conclusión podemos estar seguros que del Congreso salen unos acuerdos que representan la voluntad de la militancia del Partido para avanzar con toda la energía disponible en la reconstrucción de un PCE activo, visible, plenamente integrado en la lucha social e implicado en la Refundación de IU como nuestro proyecto de convergencia política y social.

Por otro lado, la ilusión despertada, los acuerdos alcanzados acrecientan y hacen más fácil la responsabilidad de esta dirección para dar respuestas positiva a los retos y objetivos marcados por el Congreso. Es por tanto a este Comité Federal y a los órganos que de él se derivan a quienes corresponde dirigir al Partido en la nueva etapa, empezando por exigirnos responsabilidad con el compromiso que hemos adquirido al pertenecer a la dirección del PCE, por lo que vamos a tener muy en cuenta la asistencia a este órgano.

Un elemento fundamental en el trabajo del Partido, tal y como hemos señalado, debe ser nuestra implicación en el proceso de Refundación de IU, por lo que debemos tener la iniciativa, aportando ideas y propuestas para buscar luego el acuerdo y la síntesis con el resto de colectivos que participen en el mismo. Frente a quienes tratan de presentar al PCE como un freno debemos evidenciar que somos los más interesados en que IU avance hacia su configuración como un Movimiento Político y Social, plural, abierto, referente de la izquierda anticapitalista, republicana y federal del estado.

Es importante que tomemos conciencia de que estamos ante un proceso que está en marcha, por lo que es necesario que nos coordinemos y pasemos a la ofensiva siendo los más sólidos colaboradores de Enrique Santiago, responsable federal del proceso de Refundación. Para ello, desde la dirección del Partido mantendremos una continua relación con las distintas federaciones en cada fase y en cada nivel del proceso.

En el mismo sentido debemos tener claro que el Comité Federal discutirá los planteamientos y aportaciones que desde el PCE se formulen durante el proceso, con la mejor voluntad de síntesis, de buscar acuerdos y de configurar la más amplia unidad en torno al final del proyecto de Refundación de IU, ya que no queremos otra cosa que participar en pie de igualdad con otros/as muchos/as en un proceso en el que nos jugamos en gran medida el futuro de la izquierda en España durante muchos años.

Tampoco podemos dejar de valorar la buena repercusión que en los medios ha tenido el desarrollo del Congreso, tanto en los que nos han alentado, como en los que se han sorprendido, no sólo de que sigamos existiendo, sino que además lo hagamos sin ningún tipo de complejos, planteando a las claras que nuestro objetivo es hacer, es organizar la revolución. A estos últimos les hemos fastidiado la celebración del aniversario de la caída del muro de Berlín, en la que a falta de poder presentar los logros del capitalismo en estos años, la querían presentar como el fin del comunismo. Podemos sacar una conclusión clara de este debate mediático en torno a la vigencia del comunismo y es la de que dada la virulencia con la que algunos y algunas han atacado nuestras ideas se demuestra que nuestros ideales tienen más fuerza y les dan más miedo que nuestra propia capacidad organizativa.

En conclusión, valoración muy positiva en todos los aspectos, tanto en lo interno como en lo externo, y una llamada a la responsabilidad de esta dirección que hoy se constituye para que nos entreguemos al trabajo y no defraudemos a quienes esperan que seamos la dirección de la reconstrucción política y organizativa del PCE.

Reconstrucción que es más necesaria que nunca en unos momentos en los que nos jugamos el tipo de salida que tendrá esta crisis del capital, si la salida será por la derecha con más recortes laborales, más beneficios para los bancos, regresiones fiscales y consolidación aun mayor de un nuevo neoliberalismo, o por el contrario, conseguimos frenar las agresiones y logramos avances en derechos y en un nuevo modelo de desarrollo en el que la planificación democrática de la economía y la progresividad de la fiscalidad sean una realidad.

El paro registrado se incrementa en noviembre por cuarto mes consecutivo con 60.593 personas más desempleadas, situando la cifra de parados registrados en 3.864.946. A pesar de la continua subida del paro tanto mensual como anualmente, ésta se ha ralentizado en los últimos meses. En noviembre hay un 29,4% de desempleados más que en el mismo período de 2008. El incremento del desempleo afecta tanto a hombres como a mujeres, y a toda la población en edad trabajar, especialmente a los mayores de 25 años con un 1,72% más que el mes anterior. También se ven afectado todos los sectores aunque donde se ha producido un incremento porcentual mayor ha sido en Agricultura (2,60%) y entre los trabajadores sin empleo anterior (2,22%).

En noviembre se han registrado 1.204.027 contratos lo que supone un 11,33% menos que el mes anterior. Los contratos indefinidos (107.420) se reducen tanto mensual (-15,08%) como anualmente (-16,81%). Sin embargo los contratos temporales crecen un 6,11% respecto a 2008. La contratación indefinida representa el 8,92% de todos los contratos.

En la contratación a tiempo parcial hay una reducción de los contratos indefinidos de un 6,19% respecto al mes anterior, mientras que entre los temporales se incrementa el número de los mismos.

Estas cifras hacen cada vez más evidente que la crisis económica, financiera y alimentaria mundial golpea de forma más contundente en España. Esto se explica por las características de un mercado de trabajo con una gran precariedad y por los rasgos específicos que ha adquirido la estructura económica en los últimos quince años que, con un sobredimensionado peso de la construcción, sustentado en las especificidades legales de la calificación del suelo, las enormes facilidades concedidas desde el poder político para la construcción y el peso de las entidades financieras y las grandes constructoras en la toma de decisiones políticas, han provocado la búsqueda del pelotazo y la especulación urbanística como sustento de una burbuja que finalmente ha terminado explotando.

El PSOE, o mejor dicho el presidente Zapatero, trata de jugar como trilero del lenguaje y lanza propuestas de cambio de modelo de desarrollo que llama economía sostenible, que aparte de no ser nada sostenible como se ha denunciado ya desde diversos sectores como por ejemplo Ecologistas en Acción, lo que presenta el Gobierno tiene poco que ver con la sostenibilidad y mucho más con conseguir un crecimiento sostenido, por ello ha rebautizado la ley como Ley de Crecimiento Sostenido, que tampoco tiene nada de nuevo, porque refundar el capitalismo, empezando por plantear una reforma laboral, nos remonta hasta 1929 por lo menos.

El PP y del PSOE han gobernado este país y han seguido las consignas del neoliberalismo, del capitalismo salvaje promovido por Estados Unidos y por la Europa de los mercaderes. Han dejado que el mercado se “autorregule”, favoreciendo a los especuladores de las finanzas, bancos, multinacionales y corrupción inmobiliaria, blanqueo de dinero y paraísos fiscales.

La crisis tiene las caras de los trabajadores y trabajadoras, que han perdido su puesto de trabajo, de los autónomos, de la economía social y las PYMES, que tienen que cerrar por no tener acceso a los créditos de los bancos y de los jornaleros, que vuelven de la construcción o la hostelería a sus pueblos para trabajar en el campo y se encuentran sin subsidio agrario donde Zapatero ha mantenido el Decretazo de Aznar

Los pequeños ahorradores han sido engañados y también los hipotecados para tener acceso a una vivienda y las familias más modestas, que no llegan a final de mes. Mientras tanto, la derecha económica quiere refundar el capitalismo con más recetas neoliberales: despido fácil y gratis, salarios y pensiones más bajos, reducción de los impuestos a los ricos.

El PSOE trata de convencernos de que es posible refundar un capitalismo “no egoísta”, un capitalismo de rostro humano cuando la realidad es que esconden su renuncia a transformar esta sociedad, plegándose a la lógica neoliberal.

Se impone, pues, un cambio radical de las políticas a desarrollar si se quiere salir de la crisis y poner las bases de una economía que tenga como eje garantizar una adecuada calidad de vida a la población. Son necesarios cambios estructurales para dar la vuelta a un modelo que ha generado profundas diferencias sociales arrastrando tras de sí endeudamiento público, deslocalizaciones y destrucción de tejido industrial más que alarmantes.

En consecuencia proponemos el cambio de modelo productivo basado en la planificación democrática de la economía que prime el interés social y la sostenibilidad por encima del beneficio privado, desde un proyecto de reindustrialización sostenible, con trabajo estable y de calidad, y la protección de la economía agraria que permita unas rentas dignas para los pequeños agricultores.

No es ajena a la postura del Gobierno en relación a la situación de crisis las vuelta de tuerca que se están dando en el tema de la inmigración, dejando cada vez más desprotegidos a quienes hace poco tiempo se les reclamaba para ser parte de un modelo de desarrollo que necesitaba mano de obra barata.

Es necesaria la intervención estratégica del sector público con un fuerte incremento del gasto social. Y ello, evidentemente, frenando y revertiendo las privatizaciones, con lo que se mejorarían los servicios y la calidad de vida, generando, al mismo tiempo, empleo estable y de calidad. Esto sólo podrá alcanzarse cambiando la política fiscal en un sentido más progresivo, haciendo que paguen más quienes más tienen o ganan, es decir, invirtiendo la tendencia que han mantenido los Gobiernos del PP y del PSOE.

En el mismo sentido se impone la creación de un sector financiero público, una banca pública potente, que canalice la financiación hacia donde realmente se necesita: las pequeñas y medianas empresas y las familias trabajadoras.

Todas estas medidas están incluidas en las bases programáticas que hemos aprobado en el XVIII Congreso y forman parte del plan económico que Izquierda Unida ha elaborado y cuantificado para defender el empleo existente y generar nuevos puestos de trabajo. Un plan que desde el PCE debemos profundizar y desarrollar desde la movilización, por ello el PCE ha participado en las ultimas manifestaciones celebradas en toda España, y debemos seguir desarrollando en los próximos meses nuestra campaña para combatir al capitalismo que ha provocado esta crisis, movilización que tiene que continuar en cada localidad, en cada centro de trabajo, en cada centro de estudios, porque sólo con una permanente movilización podremos conseguir mejorar la correlación de fuerzas favorable a los planteamientos de salida de la crisis por la izquierda, que tengan en la Huelga General uno de sus mejores instrumentos.

En este sentido la manifestación de CC.OO. Y UGT. ha supuesto un avance que en alguna medida se puede considerar insuficiente, pero que sin duda es una demostración de la capacidad de movilización que tienen estos sindicatos, entendemos que esta manifestación no puede ser el final de un proceso, sino por el contrario un paso más hacia la movilización de quienes no estén dispuestos a sufrir las consecuencias de una crisis que han generado los empresarios y la negación del Gobierno a desarrollar políticas de izquierdas.

Para avanzar en este sentido seria importante que desde la secretaria del Mundo del Trabajo se plantearan reuniones con camaradas que desarrollan su actividad en el sindicalismo a todos los niveles para implicarlos más en las actividades del Partido.

Quedan pocas semanas para que España asuma la Presidencia de turno de la UE, van a ser seis meses en los que se va a referenciar en España gran parte de la Política Europea y nos va a permitir tener una caja de resonancia para nuestros planteamientos sobre el modelo de construcción europea que se nos trata de imponer por la puerta trasera, van ser meses en los que podremos denunciar el fiasco, el engaño que para muchos españoles/as supuso el referéndum sobre la constitución europea, es un buen momento para hacer un balance de lo que ha supuesto para España el modelo de construcción europea por la que apostaron alegremente, con entusiasmo tanto el PSOE, como el PP, modelo que no sólo no ha resuelto los problemas de nuestra agricultura, nuestro turismo, etc., sino que en gran medida los ha agravado.

Es seguro que ahora, cuando planteemos nuestra oposición a la reedición del Tratado de Lisboa, muchos de los argumentos que dimos para pedir el NO a la Constitución Europea serán mejor entendidos que en 2004.

También se celebrará en este tiempo el encuentro América Latina-Europa y las actividades que en su entorno se desarrollarán por los movimientos sociales y de solidaridad. El PCE está participando en su programación y en el marco de Enlazando Alternativas debemos conseguir que las experiencias latinoamericanas sean conocidas en Europa y encuentren mayor eco en nuestra sociedad frente a las continuas campañas de descrédito y difamación que sufren desde diversos sectores de la prensa española.

La reciente reunión del ALBA celebrada en Cuba viene a demostrar que estamos ante un planteamiento sólido de integración latinoamericana en torno a propuestas que avanzan hacia el socialismo.

Igualmente desde este Comité Federal saludamos el inicio segundo mandato del gobierno del Frente Amplio en Uruguay que después de una segunda vuelta obtuvo una mayoría parlamentaria rondando el 52%, más de 7 puntos de distancia con la derecha con un 44% a pesar de una campaña llena de golpes bajos.

Las expectativas para el segundo mandato que comenzará en marzo de 2010, en primer lugar, se deben fortalecer, según el propio FA, las inversiones y la creación de otras nuevas, la red de transporte ferroviario desmantelada en los años del "consenso de Washington" necesita mucha inversión, deben ampliar el sistema de pensiones, crear nuevos puestos de trabajo cualificados en la agricultura, la agroindustria del sector débil de la industria, servicios, etc. Mújica, por otra parte, apuesta por una integración de América Latina aún mayor, no sólo a través del Mercosur, el bloque económico formado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, de los cuales Venezuela ha solicitado su adhesión.

Por otro lado la situación en Honduras se clarifica para mal, ya que la apariencia de rechazo del Golpe de Estado por parte de la administración de los EE.UU. ha terminado por dejar paso al apoyo a la nueva situación que no es sino la continuación del Gobierno de Facto, por ello El PCE no reconoce al autoproclamado presidente de Honduras Pepe Lobo, ya que no representa al pueblo hondureño, ni ha respetado la legalidad de su propio país.

El Frente Nacional de Resistencia Popular, la mayor organización político y social de Honduras, difundió unos datos en los que confirma la participación en los comicios hondureños, de un escasísimo 21,5%, sin el permiso de participar a observadores/as internacionales.

La violencia desatada en el país, ha dejado un centenar de detenidos y un muerto, tanto por allanamientos de morada como por la represión de miembros del Frente que acudieron a una pacífica marcha en San Pedro Sula. También ha sido detenido el Secretario General del Servicio de Paz y Justicia para América Latina, Gustavo Enrique Cabrera, que estaba de observador “clandestino” de las elecciones.

El ilegalmente depuesto Presidente Zelaya, ha situado la abstención en un 75%, por lo que llama a la anulación de las elecciones y pide a la Comunidad Internacional a no reconocer los resultados de las elecciones, tal y como han hecho la mayoría de países latinoamericanos. Anulación a la cual se suma el PCE.

De igual manera que alertamos sobre la intención de las fuerzas reaccionarias de repetir “la operación golpista” en Paraguay, haciendo un llamamiento a la comunidad internacional para que ponga medidas que eviten un nuevo atentado contra la voluntad popular en este país.

En este marco internacional surge la iniciativa lanzada en Venezuela de avanzar hacia una nueva internacional socialista. Para empezar tenemos que señalar que desde el PCE se viene reclamando desde hace muchos años la necesidad de ampliar a todo el planeta lo que es el Foro de Sao Paulo, en el que participan de pleno derecho solamente los partidos latinoamericanos, el resto somos invitados, ya que la necesidad de coordinar, complementar actuaciones e intercambiar opiniones es cada vez más necesaria frente a un capital que está plenamente organizado, la clave ahora es ver como damos forma a esta iniciativa en la que el PCE debe mostrar hoy su voluntad de participar.

El PCE ha participado en las reuniones de Partidos Comunistas y Obreros del mundo y en cierta medida ha contribuido a mejorar su funcionamiento y dar más amplitud a sus objetivos, por lo que entendemos esta nueva iniciativa como complementaria y no excluyente de las normales relaciones que los PP.CC. debemos seguir manteniendo.

La situación en Oriente Medio sigue marcada por la más que alarmante ultra-derechización del mapa político que se agrava tras las últimas elecciones en Israel y que representa la resultante y la traducción, en el plano político-institucional, de la barbarie y exterminio político-militar realizados en Gaza. Ambos procesos se concatenan en medio de esta dialéctica del odio y del terror.

La implacable y premeditada voluntad de exterminio y de liquidación del derecho universal y legítimo de los pueblos a su propia autodeterminación pone de manifiesto hasta qué punto la agresividad terrorista del imperialismo y su aliado estratégico el Sionismo, se halla férrea e inevitablemente ligada a factores como son los intereses estructurantes del complejo militar-industrial de los EE.UU. ( con mayor motivo ahora, en pleno colapso económico y financiero) y sus influyentes tentáculos y terminales, que dan forma al proyecto estratégico global de control y dominación del espacio árabe musulmán, ese “arco de crisis” que va desde el Mediterráneo y el Mar Rojo hasta el Océano Indico y el Mar Caspio y que abarca el Cuerno de África, Sudán, Egipto, Israel y Palestina, Siria y Líbano, Jordania, Arabia Saudí, Irak, Irán, Turquía, Afganistán, Pakistán y la India.

En relación con Afganistán tenemos que resaltar que desgraciadamente el tiempo nos ha dado la razón. En Afganistán existen hoy en día un régimen corrupto y un gobierno ilegítimo y la situación no ha mejorado para nada, por lo que lamentamos el envío de 30.000 soldados más a Afganistán anunciado recientemente por Obama y apoyado por el Gobierno de España que cada vez se implica más en una guerra que no tiene otro fin que el dominio de los recursos naturales de esa zona del planeta.

El PCE sigue defendiendo que no se resolverá el conflicto mediante una solución militar sino a través del respeto del derecho internacional, por lo que hay que cambiar la estrategia para Afganistán, ya que corre el riesgo de convertirse en el Vietnam del siglo XXI. Y exigimos que la Unión Europea y el Gobierno de España no deben seguir la misma línea de actuación de Estados Unidos que sólo ha logrado la talibanización de la sociedad, el ascenso de los señores de la guerra y la muerte de víctimas inocentes.

Por ultimo el próximo año celebraremos el III Congreso del PIE en el que se discutirá el futuro de una organización que hasta ahora no ha encontrado su espacio en la política europea, desde el PCE debemos preparar bien este Congreso.

Desde estos planteamientos debemos afrontar las tareas que en los próximos meses acometerá el Partido. Hasta que el Comité Ejecutivo, en su próxima reunión, apruebe los planes de trabajo que se derivan de los acuerdos congresuales debemos de ponernos en marcha con algunas cuestiones prioritarias:

La Campaña contra la crisis debe de continuar con más fuerza aún que la que hemos venido desarrollando hasta ahora, las federaciones deberán preparar planes de trabajo que recojan, además de las iniciativas propias o las que situemos desde la dirección federal en el mes de enero, acciones puntuales, reuniones con sindicalistas y, al menos, un acto central por federación.

Junto a esto, es fundamental retomar, de manera más sistemática, una tarea a la que nos comprometimos en el XVII Congreso y que no fuimos capaces de realizar: la campaña de actos de entrega de carnés o de renovación del compromiso militante por agrupaciones. La campaña que debería de desarrollarse entre los meses de enero y el primero de mayo debe servir para terminar de recoger las fichas de afiliación que faltan, para entregar los carnés en aquellas federaciones en las que aún no se han distribuido, para consolidar el funcionamiento de las agrupaciones del Partido, transmitir las propuestas de trabajo y prioridades del Partido y crear un espacio de encuentro y confraternización entre camaradas. Para su puesta en marcha editaremos una tarjeta con el motivo del centenario de Miguel Hernández. El pleno de Secretarios/as de Organización preparará el calendario para su puesta en marcha y la Secretaría de Organización Federal se encargará de coordinar la campaña.

De esta manera una tarea que puede ser muy importante para la recuperación de un frente que el PCE ha tenido abandonado demasiado tiempo, el frente cultural, para ello la celebración del centenario de Miguel Hernández es una buena ocasión para desde la autocrítica recuperar la relación del Partido con las fuerzas de la Cultura comprometidas con el cambio social, para ello vamos a estar presentes en todas las actividades que se desarrollen en memoria de Miguel Hernández, tratando siempre desde el respeto a su memoria evitar que desnaturalicen a unos de los ejemplos mas claros de poesía comprometida a la vez que vamos a promover actividades desde el propio Partido para lo que hemos impulsado un grupo de trabajo que debe presentar una propuesta antes de que termine el año.

Celebramos la participación masiva de militantes del PCE en los actos del 25 de Noviembre, día Internacional contra la violencia de género, que además de las mujeres muertas por sus parejas y ex parejas denuncia otros campos, como el acoso sexual, la prostitución, y en general el ninguneo de las mujeres en la historia pasada y presente. La igualdad es para el PCE una cuestión fundamental, la prueba ha sido que nuestra lista del Comité federal fue paritaria y cremallera, por primera vez en la historia del PCE.

También es importante que desde el Partido avancemos en la necesidad plantear una definición del modelo de Estado para con toda claridad defender la necesidad de cambiar una constitución que dio de si todo lo que podía dar, nuestra defensa de la Republica tiene que tomar mas cuerpo en los próximos meses en los que debemos defender el inicio de un proceso constituyen en el que el movimiento republicano gane en cohesión y en solidez de sus propuesta de III Republica, a la vez que debemos reclamar la necesidad de establecer un nuevo acuerdo que sólo puede consistir en implantar una Republica Federal, capaz de recuperar los valores clásicos de igualdad y fraternidad, para ello debemos celebrar una reunión que desarrolle los acuerdos que el Partido tiene sobre este asunto, y dejar de estar a la defensiva en la medida que tengamos posturas claras tanto en relación con los referéndum soberanistas como en el momento que sea pública la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto Catalán.

Por ultimo referirme a una tarea que creo puede ser muy importante para la recuperación de un frente que el PCE ha tenido abandonado demasiado tiempo, el frente cultural, para ello la celebración del centenario de Miguel Hernández es una buena ocasión para desde la autocrítica recuperar la relación del Partido con las fuerzas de la Cultura comprometidas con el cambio social, para ello vamos a estar presentes en todas las actividades que se desarrollen en memoria de Miguel Hernández, tratando siempre desde el respeto a su memoria evitar que desnaturalicen a uno de los ejemplos más claros de poesía comprometida, a la vez que vamos a promover actividades desde el propio Partido para lo que hemos impulsado un grupo de trabajo que debe presentar una propuesta antes de que termine el año.

Como vemos tenemos por delante retos apasionantes que debemos afrontar desde la certeza de que la consistencia de nuestras ideas nos hace más fuertes de lo que nosotros y nosotras creemos algunas veces, ahora se trata de que entre todas y todos les demos forma y continuidad.

Madrid, 12 Diciembre 2009

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles