Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Comité Federal del PCE 24 enero 2009


Informe político



Comité Federal Partido Comunista de España / 24 ene 09

Ampliación del aprobado en el Comité Ejecutivo del PCE del 20 de diciembre de 2008

Después de la reunión del Comité Ejecutivo del PCE, el estado sionista de Israel continúa el genocidio contra el pueblo palestino y la destrucción de una parte de Palestina. Análisis de urgencia y guía de acción:

1º/ Israel es un estado terrorista, nacido desde el terrorismo y mantenido con éste, que desprecia las leyes internacionales y que vulnera todos los derechos humanos con la complicidad criminal de la mal llamada comunidad Internacional.

Expulsión, agresión, bloqueo, internamiento en guetos, asesinatos y genocidio desde 1948 hasta hoy.

El estado de Israel puede hacer esto por una razón doble: porque está armado y sostenido por Estados Unidos, sea cual sea la administración norteamericana, y porque Europa en su conjunto y la Unión Europea en particular son un conjunto de intereses similares a los norteamericanos y sumisos a su política, sin voluntad política independiente, con complejos de holocausto y fuertes corrientes filosionistas.

Que el actual presidente checo de la UE, pro yanqui y, por supuesto, anticomunista, defienda al agresor porque éste, dice, “tiene derecho a defenderse”, es solo una muestra de la altura moral y política de la actual UE.

2º/ En los años 30-40 se produjo un holocausto contra los judíos residentes en Alemania y en el conjunto de la Europa ocupada por los nazis. Holocausto acompañado de matanzas de comunistas, socialistas, demócratas y componentes de etnias como la gitana, despreciados por los nazis. El nazismo, el fascismo, fueron derrotados con la con la lucha y el sacrificio de los pueblos que perdieron a millones de seres humanos, especialmente la Unión Soviética con 20 millones de muertos y la destrucción de una riqueza material incalculable.

Hoy, acusamos a las autoridades de Israel y a los cómplices necesarios, en primer lugar a la administración norteamericana, de cometer un parecido genocidio al que los judíos fueron sometidos. Con solo poner los datos sobre la mesa sobran explicaciones. En el número de muertos, heridos, hogares destruidos, escuelas, hospitales e infraestructuras arrasadas está la realidad. No valen añagazas ni mentiras. Las diferencias solo están en el pequeño territorio de Palestina, frente a las dimensiones europeas que abarcaron los nazis.

Por cada muerto israelita hay cien palestinos. Un solo muerto exige la condena, cuando la desproporción numérica es abismal se debe saber que no hay, ni puede haber, ni equilibrio ni equidistancia, ya que ello sería, simple y llanamente, apoyar a los agresores que ocupan tierras y cometen crímenes contra la humanidad.

3º/ Denunciamos, por tanto, la actitud de equidistancia de los hipócritas y cómplices. No hay equidistancia posible ya que meter en el mismo saco el poder destructor de Israel y la capacidad bélica de Hamas para inquietar a los judíos asentados en tierras que han usurpado con las armas, es un acto de cinismo político y de vileza moral.

Una sola, solo una mirada al mapa de la vieja Palestina, a la situación que vive el pueblo de Israel frente a la que vive el pueblo palestino basta para llegar a una elemental conclusión: EE.UU con la complicidad europea y de otros países son los responsables con Israel de la miseria, la degradación económica y social y la muerte permanente en la que vive el pueblo palestino.

4º/ Israel no es un estado abstracto al margen de lo que ocurre en el mundo. Es un estado sionista creado en contra de la voluntad de muchos judíos, desde Einstein y Hanna Arendt ya en su nacimiento, a muchos otros que se pronuncian en la actualidad contra el genocidio y que quieren vivir en paz con el pueblo palestino compartiendo la misma tierra.

Israel es un estado capitalista e imperialista creado como una base del capitalismo e imperialismo mundial en la zona. El sionismo no es solo una ideología reaccionaria, racista y fundada en la superchería de la descendencia directa de un dios que les ofreció la tierra prometida, sino que es también una base operacional del capitalismo, por el poder que Israel tiene en el oriente próximo, por su capacidad de matar y, sobre todo, por el poder que detenta en el sistema financiero mundial y en las principales empresas sean éstas de comercio, de comunicación, discográficas, editoriales. Poder que, fundamentado en el lobby sionista de los EE.UU, tiene sus raíces y sedes en cada país, incluida España.

5º/ Aquí, la actitud del gobierno español y de su presidente cae en la línea del equilibrio y la equidistancia poniendo al mismo nivel la capacidad destructora de Israel y de Hamas. Incluso hace todo lo que está en su mano, ante sindicatos, intelectuales y gentes del espectáculo o, simplemente, ciudadanos/as, para paralizar o reducir la importante movilización social que ha habido en España, de forma paralela a la que ha habido en todo el mundo. Movilizaciones, las de aquí y las de fuera, que son prácticamente silenciadas por los gobiernos y medios de comunicación en el momento que el sionismo con victimismo y con chulería criminal, enseña los dientes. Al gobierno le interesa un poco de movilización controlada para salvar la cara y que le permita jugar un papel en las reuniones internacionales de la mal llamada comunidad internacional. Una comunidad internacional que de forma hipócrita, al cabo de tres semanas de muerte y destrucción lanza el mensaje desesperado de paz, pidiendo a las partes un acuerdo. Un acuerdo que como en el de Oslo y posteriores, está el desamparo del pueblo palestino y el intento de evitar o reducir el genocidio y la prepotencia criminal del estado sionista y de sus dirigentes y el de sus avaladores norteamericanos y la continuidad de la política miserable del conjunto de la Unión Europea.

6º/ En España, debemos ver lo hecho en solidaridad con Palestina y la perspectiva de organizar y sumar a más gente en la acción solidaria, diversificando esta acción en función de la realidad de cada momento. Asimismo es el momento de conocer con exactitud los medios de comunicación y personas que, de forma vergonzante, al estilo de Fernando Onega o Enric Juliana y otros, o de forma provocadora a lo Pilar Rahola o Jiménez Losantos. O de TVE o “La Vanguardia” con un lenguaje pretendidamente neutral, que avala las tesis de las responsabilidades compartidas, o, directamente, las sionistas. De los periódicos y emisoras más a la derecha no se puede esperar más que lo que hacen: la defensa del sionismo sin ninguna clase de veleidad política, pidiendo, eso si, que los sionistas tengan algo de piedad y no maten niños, todo muy “cristiano”.

El partido debe continuar impulsando todo tipo de actividades que denuncien la propaganda sionista y a sus avaladores, que organicen todas las formas de movilización solidarias y que no se baje la tensión moral y política que será necesaria ahora y en el futuro para continuar ejerciendo nuestro deber de defensa del pueblo Palestino, hasta que tenga un estado propio con las fronteras de 1967 y capital en Jerusalén, y que pueda vivir dignamente y en paz.

Termino esta parte con un fragmento de un importante discurso de Martin Luther King en 1967: “Esta locura debe terminar de alguna manera. Debe terminar ahora mismo. Hablo como criatura de Dios y hermano de los pobres sufrientes de Vietnam. Hablo por aquellos cuyo país está siendo arrasado, cuyas casas están siendo destruidas, cuya cultura está siendo subvertida. Hablo por los pobres en Estados Unidos que están pagando el doble precio de esperanzas destrozadas en casa y la muerte y destrucción en Vietnam. Hablo como ciudadano del mundo, por un mundo que contempla consternado el rumbo que hemos tomado. Hablo como estadounidense a los dirigentes de mi propia nación, la gran iniciativa de esta guerra es nuestra. La iniciativa de terminarla debe ser nuestra.”

Fue sobre Vietnam. Estados Unidos era el agresor y terrorista directo. Hoy Israel es el agresor directo, movido por los hilos de EE.UU. La misma acción imperialista de guerra. ¿Alguien ha oído a Barak Obama algo parecido, después de subirse al podio de Martin Luther King? Sin prejuzgar el futuro, éste ya lo está escribiendo Barak Obama. Y no se parece al futuro que quería Martin Luther King.

Solidaridad con Cuba.

En los últimos días se ha convocado una manifestación contra Cuba y su revolución por parte del Partido Popular de Madrid y, en especial, por parte de la Presidenta de la Comunidad. El Partido Popular, para que no haya confusión sobre sus actuaciones de partido de extrema derecha política, no ha pedido todavía perdón o disculpas por sus mentiras sobre Iraq y su responsabilidad en la guerra. Tampoco ha condenado la acción terrorista del Estado de Israel contra el pueblo palestino, al contrario, la defiende. Esperanza Aguirre se ha convertido en uno de los personajes más netamente reaccionarios y neoliberales de España.

Ni el PP, ni Esperanza Aguirre, han denunciado el golpe militar de Franco, en nombre de la derecha española, ni tampoco los múltiples golpes y genocidios perpetrados en América Latina contra sus pueblos por parte de las derechas económicas, políticas y militares. No han denunciado, sino que han silenciado, los crímenes de Pinochet, Videla y tantos otros. Sin embargo, eso sí, denuncian reiteradamente a la revolución cubana y se movilizan, de acuerdo y junto con la gusanera de Miami, para contribuir a la liquidación de las conquistas históricas del pueblo cubano, conquistas que, incluso con los problemas que vive Cuba, representan avances sociales históricos en toda América Latina, tanto en la educación como en la salud, entre otros, dos elementos sin los cuales no se puede hablar de derechos humanos.

Ante la grosera intervención de Aguirre y del PP, es necesario mostrar de manera natural que estamos con el pueblo cubano y con su revolución y decir a Esperanza Aguirre y al PP de Madrid que, en vez de movilizarse contra Cuba, se dediquen a limpiar el estercolero de espías en que se ha convertido su organización madrileña, en la pugna por intereses personales y utilicen su tiempo en solucionar los problemas de la sanidad y de la educación públicas, sin ir más lejos.

Se profundiza la crisis económica

Los últimos datos e informes documentados sobre la citación económica y social agravan todas las previsiones anteriores. Solbes desciende más a la realidad y la Comisión Europea desmiente a Solbes endureciendo aún más la perspectiva. Mientras, Zapatero zascandilea con su optimismo enfermizo y su talante ya como rictus. Los hogares y empresas españolas son los más endeudados de la UE y España es, después de EE.UU, el país del mundo con mayor déficit de la cuenta corriente en términos absolutos: el 10% del Producto Interior Bruto. Los ingresos fiscales se reducen drásticamente, con lo cual se agudizan los problemas de inversión social, contra el paro y en infraestructuras, hay una crisis bancaria de dimensiones notables que no puede solucionarse con los mismos mecanismos que la han producido y, vinculado a ello, una degradación del conjunto de la economía con base en el sector de la vivienda, de los servicios y de la industria. En definitiva, hay una crisis estructural, y en muchos aspectos del modelo actual, definitiva. Todo ello pone de relieve que el modelo económico actual, no solo aquí pero especialmente aquí, debe transformarse. No es posible salir de la crisis actual en una perspectiva de futuro, con los mismos mecanismos que la han producido. Se ha acabado el reino del capitalismo salvaje, y la pregunta que debe hacerse la izquierda es: ¿cómo intervenir par un cambio económico y social en el cual pesen las necesidades colectivas y no el interés personal y corporativo de los distintos grupos del capital?

No se nos ocurre otra forma que la de que el movimiento obrero, los movimientos sociales alternativos y la izquierda real, o que quiera intervenir desde políticas giradas a la izquierda, ponga encima de la mesa un programa político concreto con las medidas estructurales, económicas y sociales que son imprescindibles para avanzar en una solución a la crisis actual que no caiga, como siempre, sobre las espaldas de la misma gente. Una estrategia de lucha contra la crisis estrechamente vinculada a un cambio social profundo, que ponga en marcha una nueva generación de derechos y deberes fundamentados en la democracia económica y política real y no retórica. Nuestra idea de la IIIª República está en que ésta sea el marco y el instrumento de referencia para construir nuestra propuesta de cambio social necesario.

Esto exige análisis concreto, acuerdo político y lucha social, en la calle, en los centros de trabajo y en las instituciones. En resumen, debemos impulsar una movilización contra la crisis y por una alternativa. Desde el PCE y desde IU lo hemos dicho y escrito. Sólo falta organizarlo. Esperemos que toas las direcciones y organizaciones del Partido esté a la altura de la realidad actual. Solo así seremos útiles a los hombres y a las mujeres que queremos representar y a los proyectos políticos y morales que nos impulsan.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles