Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Aportaciones al debate de la Conferencia Política del PCE


Del documento del X Congreso de la UJCE



Unión de Juventudes Comunistas de España / dic 06

Nuestro proyecto estratégico.

2.13.1. La situación de IU es de sobra conocida por la Juventud Comunista y a ella hemos dedicado gran parte de nuestros esfuerzos desde el último Congreso.

La cuestión que esta encima de la mesa no es otra que la viabilidad inmediata del proyecto.

Es obvio que la actual dirección de IU es la primera responsable de la situación del proyecto. Como también es cierto que la profunda crisis de este, que afecta a su propia identidad, una crisis verdaderamente “existencial”, no se circunscribe a la etapa del actual Coordinador sino que nace, lisa y llanamente, de la no-realización del proyecto inicial de IU. El proyecto original de IU es una “irrealidad” en la IU de hoy. Y esta no-realización es una historia en la que no caben héroes ni villanos. Cada dirigente, cada organización o colectivo miembro debería primero analizar su actuación, desde el grado de corresponsabilidad que tenga con el proyecto, a la hora de evaluar la situación actual.

En todo caso, para la Juventud Comunista, IU como proyecto estratégico de los comunistas, como plasmación del proceso de convergencia política y social, como la construcción de un espacio de colaboración de entre la izquierda política y la izquierda social, como instrumento de intervención político-social en las instituciones, seguimos considerándolo válido, viable, absolutamente necesario y de rabiosa actualidad, tal y como ratificó el XVII Congreso del PCE, en cuya línea se enmarca nuestra actuación. Así mismo, consideramos que la validez del contenido esencial del proyecto está al margen de las mayorías coyunturales, la configuración actual o el devenir electoral de unas siglas. El proyecto estratégico, tal como lo hemos definido en multitud de ocasiones, es una línea política acertada.

El elemento político-estratégico aglutinador, el eje vertebrador del proyecto es construir la alternativa al neoliberalismo. No es ni ser una permanente oposición crítica, ni el ala izquierda de la socialdemocracia neoliberal. Entender así el proyecto es lo que nos ha llevado a esta situación.

Un proyecto que se define por su inevitable pluralidad, pero también por la unidad en torno a un programa. Un programa nacido de la elaboración colectiva, del trabajo común con asociaciones, organizaciones y movimientos de la sociedad civil.

Si IU en su configuración actual quiere tener en alguna medida esperanzas de continuidad y viabilidad inmediata, esto pasa por hacer realidad de una vez por todas el cambio general, la propuesta unitaria de relanzamiento, que ponga en marcha el nuevo proceso de convergencia. En definitiva: que se constituya definitivamente como proyecto estratégico de alternativa al neoliberalismo desde la más amplia convergencia política y social.

2.13.2. En cuanto a la propuesta de juventud de IU, se hace necesario llegar a un acuerdo amplio que haga posible que IU tenga política de juventud.

Actualmente, IU carece de un modelo unitario de política de juventud en lo interno. En lo externo se ha limitado a la presencia en campañas y confección de programas coincidiendo con las citas electorales.

Hoy más que nunca, dada la situación de IU, es imprescindible que el conjunto de la militancia joven de IU se doten de un único modelo a nivel federal, que tenga su reflejo en las distintas federaciones.

Actualmente conviven en IU varios modelos: secretarías de juventud, áreas de juventud, jóvenes de IU, etc. En algunos casos, esas estructuras chocan, son inútiles para el trabajo, se utilizan para rencillas estériles o para fines que no le son propios. En este sentido es imprescindible hacer una autocrítica: la UJCE no ha sido capaz de poner en pie el modelo de áreas ni hacerlo útil.

Partimos de una debilidad a priori. Una debilidad histórica que ha marcado el devenir de la cuestión: la UJCE es la única organización juvenil de ámbito estatal adscrita a IU. Esta realidad ha marcado negativamente la cuestión. Por un lado, áreas u otras estructuras se articulaban deliberadamente al margen o abiertamente en contra de la UJCE, por otro, y en reacción pendular, las áreas acababan como un “coto privado” de la UJCE. Esta situación no es útil para nadie y menos para la militancia joven de IU.

Es necesario superar el debate área-secretaría-organización. Ahora bien, ¿cómo? Definiendo un modelo claro entre todos y todas. IU necesita, más que nunca, la presencia activa de jóvenes vinculados al proyecto. Es el momento de defender ese proyecto inicial con el fomento del trabajo en las asambleas y la defensa de las áreas de elaboración colectiva cómo la base democrática y participativa donde se cimienta IU. Es necesario remarcar el sentido de pluralidad, trabajo colectivo y coordinación de las áreas.

La Juventud Comunista defiende un modelo unitario para toda IU, a todos lo niveles, que dé la suficiente autonomía organizativa (que no independencia) y política como para que la militancia joven de IU pueda desarrollar trabajo colectivo dentro de IU como organización y como proyecto. Es decir, un espacio de elaboración y de intervención política colectiva dentro de IU como movimiento unitario organizado pero con dinámicas de trabajo y capacidad de propuesta política propias. ¿Por qué? Porque la situación de IU, la necesidad del cambio general, demandan que la militancia joven de IU dé un paso firme en el sentido del compromiso colectivo con el proyecto, huyendo de prácticas y discursos seguidistas.

Estamos por un modelo que dé el protagonismo a los jóvenes: no caben elección de responsables a dedo ni intromisiones ni instrumentalizaciones de ningún tipo; que garantice la presencia de todas y todos; que asegure el trabajo colectivo.

En este momento, cuando IU más necesita la presencia activa de jóvenes vinculados al proyecto, es el momento de innovar en nuestras fórmulas organizativas. No es momento de sacar del baúl viejos esquemas y debates. La organización juvenil de IU es un debate superado por la práctica: cuando IU tiene que zafarse de la crisis que le esta suponiendo convertirse en un partido al uso no tiene sentido que la juventud se organice en organización juvenil tradicional.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles