Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Nota informativa del PCE: condolencias por la muerte de Dulce Chacón


Palabras de condolencia de Francisco Frutos, Secretario General del PCE, a la familia de Dulce Chacón



Secretaría de Comunicación del Partido Comunista de España / 04 dic 03

Las voces dormidas, silenciosas, resuenan como truenos en la conciencia libre de las gentes de izquierda. Palabras que nos recuerdan -pese a la brutal ofensiva neoliberal- quiénes somos. Voces generosas como la de Dulce Chacón, altavoz presente y combativo, un grito de sincera rebeldía y libertad, nos ayudan -y nos ayudarán gracias a su obra- a ser mejores, a concebir otro punto de vista, a pensar. El tiempo no borra nada. Los hechos pasan, el dolor se extiende por las víctimas como un reguero de sangre con triste genealogía de dolor. Las cicatrices, permanentes cárceles grabadas en la memoria, dejan huellas en la piel, en las entrañas, en las familias destrozadas. Dulce Chacón nos acercó el valor y la determinación de muchas mujeres y aportó su aliento para romper, con testimonios, la conspiración de silencio que la represión del franquismo impuso sobre la sociedad española.

En la tribuna, gritando No a la Guerra, su voz era poderosa y sincera. La voz de una mujer libre que expresó con justas palabras el sentir de un pueblo contra la ciega arbitrariedad de sus gobernantes. El pueblo de izquierdas. Hijas e hijos de aquellas mujeres de voz firme, nunca resignada. Mujeres de amor y hierro con deseos de libertad colectiva. Las sensaciones se entremezclan. Todo aquello -el eco sordo de tantas mujeres encarceladas o exiliadas- era el franquismo. Y ahora es la guerra. El capitalismo marca su territorio con víctimas y represión universal. Parece existir un cruel nexo de conexión. El sufrimiento de las mujeres es el violento testimonio del horror. El desgarro y la pasión por la libertad recorre los recuerdos que la obra de Dulce Chacón nos acercó con limpia maestría. En cualquier lugar, en cualquier penal, en el recuerdo de una fría mañana de diciembre, Dulce, qué emotivo suena tu nombre en estos momentos de tristeza, tu lectura nos une fraternalmente.

Cuando la vida se escapa, cuando un golpe esquivo nos aparta del camino, quedan las palabras. Nos queda la palabra. Un arma, Dulce Chacón, cargada de futuro.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles