Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Resolución - Comisión Permanente del PCE


Sobre el documento aprobado en la Presidencia Federal de Izquierda Unida del pasado 18 de junio



Comisión Permanente PCE / 25 jun 07

La Comisión Permanente tras analizar y debatir, entre otras cuestiones, el documento aprobado en la Presidencia Federal de Izquierda Unida del pasado día 18 de junio, se reafirma en lo ya aprobado por el Comité Ejecutivo del PCE: tras los resultados de las elecciones del 27M y dada la cada vez más preocupante ausencia de democracia interna en el funcionamiento de los órganos de dirección de IU, es preciso y necesario devolver la palabra a la militancia.

La forma democrática que prevén los estatutos es la convocatoria de la Asamblea Federal, que sería ordinaria al cumplirse el mandato estatuario a final de 2007. Esta Asamblea debe ser la de la reconstrucción democrática de IU, que relance su perfil propio, rescatando su naturaleza y su independencia como fuerza transformadora, lejos de la situación actual de seguidísimo del gobierno de Zapatero y como fuerza bisagra sin perfil ni programa propios y sometida a una proyección agudamente personalista, que excluye toda posibilidad de imagen compartida y plural. A este efecto, y con la idea de evitar una asamblea de confrontación, el PCE (Secretario General y Presidente Ejecutivo) había solicitado una nueva entrevista al Coordinador General de IU, que de nuevo ha negado, tal y como hizo en febrero del 2006.

En efecto, el deterioro en el funcionamiento democrático de los órganos de dirección de IU está llevando a un periodo de excepción democrática en el interno de IU, al margen de cualquier garantía jurídica, en función de los últimas decisiones tomadas por el sector más afín a Gaspar llamazares. Así, sigue sin renovarse y completarse la Comisión Federal de Garantías Democráticas, se siguen incumpliendo acuerdos consensuados con el PCE como el Reglamento de funcionamiento de los órganos de IU o el protocolo de acuerdos económicos entre IU y el PCE, se hace la vista gorda ante graves violaciones estatutarias en federaciones a la hora de elegir candidaturas a las elecciones pasadas pero sin embargo se interviene en otras y por último se legitima una expulsión masiva de militantes comunistas en Asturias (unos 200), en la inmensa mayoría de los casos sin ningún tipo de justificación política o jurídica ni prueba alguna que justifique tal acuerdo que se ejecuta en todos los caso de forma sumaria, sin atender para nada los derechos de los afiliados e impidiendo que miembros de los órganos de dirección federales puedan ejercer sus derechos en los mismos contraviniendo el artículo 13.C.c de los Estatutos Federales

De otro lado y de cara a las candidaturas de las próximas elecciones generales se ha propuesto un método antiestatutario, que de hecho supone la intervención en los territorios de mayor implantación organizativa (Andalucía, Madrid, Valencia, etc.) adelantando incluso los nombres de los cabezas de lista, que serían finalmente aprobadas en una Conferencia inconcreta que para nada responde a los criterios estatutarios de IU. Se trata, pues, de una operación política antidemocrática, que más parece un golpe de mano, en función de los intereses del sector más afín a Gaspar llamazares, que ha planteado una refundación cuyos contenidos sólo conoce un circulo muy estrecho de colaboradores del Coordinador General.

De cara al Consejo Político Federal del día 1 de julio, y ante la posibilidad de que no dejen entrar a una serie de dirigentes, a quienes ni siquiera se les reconoce el derecho al recurso, el PCE anuncia que no va a tolerar que se produzca el atropello.

Por último el PCE, ante ciertas previsiones que han empezado a circular, defenderá que IU se presente en todas las circunscripciones, rechazando cualquier coalición que difumine o haga desaparecer las siglas.

La Comisión Permanente del PCE hará los esfuerzos necesarios, de cara al próximo Consejo Político, para intentar consensuar una propuesta en el sentido antes descrito con todos y todas los que estén convencidos de la necesidad de dotarnos de unas reglas de juego democráticas e iguales para todos los afiliados de Izquierda Unida; de un discurso que conecte con la gran mayoría de la izquierda transformadora, con los trabajadores que sufren los efectos de la política económica y social del gobierno, claramente continuista con las políticas del anterior gobierno del PP, defendiendo que otra política económica es posible y necesaria; y de una práctica política alternativa que, desde la confrontación con el modelo bipartidista, llame a la construcción de una república federal mediante el desarrollo de modelos de participación que hagan que la ciudadanía se sienta protagonista de los procesos de cambio.

21 Junio 2007

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles