Documentos PCE
Documentos PCE >
 

Resolución del Comité Ejecutivo del PCE


Denuncia a los intentos de injerencia de la UE en la Revolución cubana



Comité Ejecutivo del PCE / 10 feb 07

Madrid - En un nuevo intento de inmiscuirse en los asuntos internos de Cuba, en complicidad con la política anticubana de la Administración norteamericana, la Unión Europea ha decidido elaborar una llamada "estrategia a mediano y largo plazo" sobre Cuba, promovida por la Republica Checa, que sigue los patrones del Plan Busch, incluido un apartado secreto, a usanza y semejanza del elaborado en Washington.

Para lograr sus objetivos los Estados Unidos han venido trabajando en la formación de un denominado "Grupo de Amigos de Cuba Democrática" integrado por La Republica Checa, Polonia, Eslovaquia, Hungría, Lituania y Eslovenia, destacados todos por un odio a la Revolución Cubana, típico de los conversos.

La adopción de esta estrategia tiene un origen injerencista y discriminatorio y solo conducirá a un empeoramiento en las ya complejas relaciones Cuba-UE.
La UE no tiene ninguna autoridad moral para imponerle condicionamientos a la Republica de Cuba en sus relaciones.

En este sentido denunciamos que la política de la Unión Europea hacia Cuba, a través de la llamada Posición Común y la sanciones del 2003, actualmente solamente suspendidas temporalmente tiene un carácter marcadamente ilegal e intervencionista.

En el mismo sentido denunciamos que esta Posición Común impulsada por el Gobierno Aznar, actuando al dictado de los grupos mas extremistas de Miami liderados por Mas Canosa, ha demostrado que actuar al servicio de los EE.UU. solo sirve para perjudicar los intereses de los Países Europeos que podrían desarrollar relaciones culturales, sociales y económicas beneficiosas para ambas partes.

La UE viene demostrando la incapacidad para formular una política propia e independiente hacia Cuba, subordinando sus actuaciones a los intereses de los EE.UU., como se demuestra en la similitud de posiciones con lo planteado en los capítulos uno de los dos informes que configuran el llamado Plan Bush para Cuba.

En este marco, se presenta el nuevo intento de poner en marcha una serie de medidas dirigidas a ingerirse en la situación interna de la Republica de Cuba en claro desprecio a principios consagrados por el derecho internacional y la Carta de Naciones Unidas, y que estas nuevas medidas se realizan ante el fracaso de los intentos de los EE.UU. por acabar con la Revolución Cubana, por lo que ahora necesitan la complicidad de una UE sometida e sus intereses para seguir persiguiendo sus objetivos de dominio sobre Cuba.

Es claro que la llamada Posición Común hacia Cuba evidencia un doble rasero en las relaciones internacionales, con medidas selectivas, hipócritas y claramente intervencionistas dirigidas a cambiar el sistema politico, económico y social de Cuba, mientras que nada se dice de exigir el fin del bloqueo, de la situación claramente ilegal de las personas detenidas en la prisión de la Base naval de Guantánamo, entre los que se encuentran ciudadanos de la propia Union Europea, o los vuelos y cárceles secretas de la CIA que varios gobiernos europeos permitieron.

De adoptarse esta nueva estrategia intervencionista la UE estaría supeditándose a los intereses de los sectores mas ultra de los EE.UU. demostrando falta de respeto a la soberanía del Pueblo Cubano para decidir su propio modelo de desarrollo, y tal y como se ha demostrado a lo largo de los años, frente a la agresividad de los EE.UU. la aplicación de políticas intervencionistas solo ha servido para demostrar la persistencia del Pueblo Cubano en la defensa de su dignidad como pueblo y de su soberanía como País.

El PCE defiende que la continuidad del modelo político, social cubano, con el que nos sentimos solidarios, no depende de la determinaciones y la decisiones de la UE, y mucho menos de aquellas promovidas por gobiernos subordinados a los EE.UU., sino de reiteradamente demostrada voluntad soberana del pueblo cubano.

En consecuencia el Comité Ejecutivo del PCE denuncia cualquier intento de aumentar la ingerencia de la UE en Cuba demandando por el contrario que se anulen cualquier medida que suponga ingerencia en asuntos interno cubanos y que se tenga hacia Cuba el mismo trato que se mantiene hacia otros países, empezando por los propios EE.UU. que no soportarían la mas mínima comparación.

Desde el Comité Ejecutivo se insta a trasladar el debate a todos los foros políticos e institucionales reclamando la necesidad de que la UE mantenga una política hacia Cuba, independiente y dirigida a defender los intereses de la propia UE y sus ciudadanos sin supeditarlos a los propósitos de los EE.UU. de terminar con la independencia de Cuba y volver a la situación de semi-colonialismo anterior a 1959.

El PCE impulsara una campaña explicativa sobre la situación de la Revolución Cubana y sus perspectivas de futuro.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles